Actualidad
LO ÚLTIMO:
Hallan el cadáver de una mujer en los alrededores de El Campillo (Huelva) leer
BAGDAD

La infantería releva los marines al frente de la seguridad


DATA, Lugar
20/abr/03 14:12 PM
Edición impresa

Normalizar la situación La infantería estadounidense tomó ayer el relevo de los marines en la capital iraquí, haciéndose así cargo de una situación marcada por la confusión de la población ante la ocupación norteamericana. Esta madrugada los marines habían desaparecido por completo de las calles de Bagdad, donde fueron remplazados por pequeños grupos de soldados de la Tercera División de Infantería. Asimismo, elementos de la Cuarta División entraron en la capital iraquí, mientras que la 101 División Aerotransportada permaneció en el aeropuerto internacional de Bagdad. "Relevamos a los Marines a las 3:00 hora local (1:00 hora española) y estamos intentando hacernos con sus ocupaciones antes de su marcha", declaró el sargento jefe Nicholas King. En las inmediaciones de los hoteles Palestina y Sheraton, donde los Marines instalaron sus cuarteles generales, la Tercera División de Infantería desplegó en cada esquina un Bradley y un tanque de asalto Abrams, mientras que cien civiles iraquíes protestaron contra la ocupación estadounidense. El Ejército estadounidense tendrá como misión prioritaria restablecer los servicios públicos en Irak, sobre todo el suministro eléctrico, el agua, los hospitales y el orden público. Diez días después de la caída del régimen de Sadam Husein, los esfuerzos de los estadounidenses para normalizar la situación tardan en dar resultados en un país devastado por las sucesivas guerras y casi trece años de sanciones de la ONU. La mayoría de las tiendas permanecieron cerradas en Bagdad, ciudad de cinco millones de habitantes, donde carecen de suministro eléctrico desde hace más de dos semanas. Las patrullas de policía se están restableciendo gradualmente, tras una ola de saqueos y vandalismo. Para garantizar la seguridad, policías uniformados regresaron hoy a las calles de la capital para garantizar la circulación, paralizada en algunos barrios. Los iraquíes se sienten frustrados por la falta de autoridad en Bagdad, donde el general Jay Garner, designado para supervisar la reconstrucción, aún no ha hecho acto de presencia.

BAGDAD