Sucesos

Un incendio obliga a desalojar a 1.060 turistas de un hotel de Costa Adeje

Quince personas sufrieron heridas leves, entre ellas tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía, de los cuales uno permanecía ingresado en observación al cierre de esta edición en un centro hospitalario de Playa de las Américas debido a la inhalación de gases tóxicos.
EL DÍA, S/C de Tenerife
20/abr/03 10:06 AM
Edición impresa

 

Un incendio declarado en el hotel Bouganville Playa de Costa Adeje obligó a desalojar a primera hora de la tarde de ayer a los 1.060 clientes que se alojaban en el mismo. En el siniestro resultaron heridos tres agentes del Cuerpo Nacional de Policía, dos de ellos recibieron el alta a última hora de la tarde de ayer, mientras que un tercero permanecía ingresado en observación en un centro hospitalario de Playa de las Américas.

Una vez terminado el operativo de intervención de emergencias y realizadas las correspondientes comprobaciones, tres horas después retornaron los usuarios a las instalaciones hoteleras, según manifestaron a EL DÍA fuentes de los bomberos y de la Policía Local de Adeje.

Desde el Ayuntamiento adejero se señaló que el siniestro comenzó sobre las 12:30 horas, una vez que la embarcación policial que efectúa las tareas de vigilancia costera informara de que se observaba la presencia de humo procedente de dicho complejo. Al parecer, el fuego se produjo en la sala de juegos y por causas que inicialmente se desconocen, aunque todo parece indicar que se originó por un "un despiste o un cortocircuito".

A partir de ese momento, se activó el correspondiente dispositivo e intervinieron bomberos voluntarios de Adeje y Guía de Isora, así como los del Consorcio de San Miguel de Abona. También llegaron al lugar del siniestro efectivos de la Policía Local, patrullas del Cuerpo Nacional de Policía y personal médico del Servicio de Urgencias Canario (SUC).

Intervención en El Fraile

Los efectivos presentes en el lugar consiguieron evacuar el hotel rápidamente, aunque 15 personas sufrieron heridas de carácter leve, de las que cuatro tuvieron que permanecer en observación debido a las intoxicaciones que presentaban por la inhalación de monóxido de carbono, ya que el humo se propagó por todas las plantas. En las tareas de extinción para sofocar las llamas se utilizaron unos 3.000 litros de agua.

Una vez terminada la intervención en el complejo hotelero de Costa Adeje, los bomberos del Consorcio de San Miguel tuvieron que desplazarse hasta la estación de servicio que se encuentra en las cercanías de El Fraile (Arona) para recoger los mil litros de gasoil vertidos en la propia estación y la calzada, lo que provocó el corte temporal de la vía.

Según apuntaron estas mismas fuentes, el motivo de este hecho está en el despiste de alquien cuando, en el momento de llenar el depósito de carburante de un camión, el mecanismo de seguridad de la manguera que empleaba no funcionó una vez alcanzado el nivel de llenado.

Para la absorción del carburante los bomberos emplearon una arena especial.