Actualidad
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Osasuna encadena su tercera victoria a costa de un flojo Tenerife leer

EE UU estudia instalar en Irak cuatro grandes bases militares

El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, afirmó ayer que las tropas norteamericanas permanecerán en Irak el tiempo que sea necesario para garantizar la seguridad del país.
AGENCIAS, Washington
21/abr/03 14:12 PM
Edición impresa

Estados Unidos pretende establecer cuatro grandes bases militares en zonas clave de Irak, con la anuencia del gobierno interino que se establezca en ese país, en previsión de futuras crisis, según fuentes del Gobierno de Washington.

La difusión ayer de estas intenciones del Pentágono coincidieron con una sugerencia de Ahmed Chalabi, el líder político iraquí apoyado por EE UU para dirigir un nuevo gobierno, quien señaló que las tropas estadounidenses deben continuar en Irak hasta que su país celebre elecciones, un proceso que calcula que puede durar dos años.

Mientras tanto, el presidente estadounidense, George W. Bush, dijo a los periodistas en Fort Hood (Texas), donde asistió a un acto religioso con ocasión del domingo de Resurrección, que todavía no ha declarado el fin de la guerra, y que hará esta declaración cuando lo aconseje el general Tommy Franks, comandante de la campaña bélica en Irak.

El secretario de Defensa, Donald Rumsfeld, afirmó que las tropas norteamericanas permanecerán en Irak el tiempo que sea necesario para garantizar la seguridad de ese país. "Sólo después de eso se marcharán", precisó.

Ahmed Chalabi cuenta con el respaldo del Pentágono para encabezar a las autoridades que gobernarán Irak tras la guerra, pero al parecer no contaría con el visto bueno de Jay Garner, el general estadounidense retirado designado para la tarea de reconstrucción y el proceso democrático iraquí.

En una entrevista con la cadena estadounidense de televisión "ABC", el político iraquí subrayó ayer la necesidad de que los militares de Estados Unidos permanezcan en Irak, tanto para la consolidación de la democracia como para el restablecimiento del orden y las tareas de reconstrucción y asistencia humanitaria.

Fuentes del Gobierno de EE UU citadas ayer por el diario "The New York Times" resaltaron que el Pentágono está planeando mantener una relación militar prolongada con las nuevas autoridades interinas que se formen en Irak, y que esta cooperación castrense bilateral incluye la instalación de al menos cuatro bases en zonas clave.

Esos centros militares se mantendrían durante años, en previsión de nuevas crisis en Irak, de acuerdo con esas fuentes. Una de estas bases estadounidenses se instalaría en las cercanías del aeropuerto internacional de Bagdad, y otras dos en Tallil, cerca de la ciudad de Nasiriya (Sur del país), y en una aislada pista de aterrizaje llamada H-1, en el desierto del Oeste.

La cuarta estaría en el área de un antiguo oleoducto de petróleo que conecta con Jordania, cerca de la ciudad de Basora.