Internacional

El hombre de EEUU, Jay Garner, llega a Bagdad para ser el administrador civil

El general retirado, nada más llegar al aeropuerto de la capital, donde está instalado el Mando Militar estadounidense, afirmó que "hoy es un gran día para mí, porque el mejor día para un ser humano es aquel en el que se puede ayudar a otras personas y eso es lo que vamos a intentar" en Irak.
EFE, Bagdad
22/abr/03 5:10 AM
Edición impresa

 

El general retirado estadounidense Jay Garner, primer administrador estadounidense de un país árabe, llegó ayer por vía aérea a Bagdad y tomó plaza en Irak, una vez que las estelas de la guerra van desapareciendo y el régimen anterior ya está completamente derrocado.

Nada más llegar al aeropuerto de Bagdad, donde está instalado el Mando Militar de EEUU, Garner afirmó que "hoy es un gran día para mi, porque el mejor día para un ser humano es aquel en el que se puede ayudar a otras personas y eso es lo que vamos a intentar" en Irak.

Garner dirige la Oficina de Reconstrucción y Asistencia Humanitaria (ORHA) del Departamento de Defensa de EEUU, la agencia encargada por la Casa Blanca de coordinar la administración civil del futuro Irak, un país fuertemente dañado no solo por la guerra, sino por doce años de embargo internacional

Garner ha asegurado que visitará en la capital iraquí -con cerca de 6 millones de habitantes- "plantas de generación eléctrica y agua potable, hospitales y centros sanitarios".

Sin especificar cuánto tiempo permanecerá en Bagdad, Garner afirmó que después de su estancia en la capital iraquí viajará al norte del país.

Fuentes del Congreso Nacional Iraquí (CNI), apoyado por EEUU y liderado por Ahmed Chalabi, dijeron que Garner se reunirá con miembros de esa agrupación para diseñar el futuro político de Irak.

Gobierno provisional

Chalabi anunció hace dos días que tras la administración de EEUU para la reconstrucción de Irak se formará un Gobierno provisional iraquí, luego una Asamblea Constituyente que elaborará una Carta Magna que será sometida a referéndum, para por último convocar elecciones parlamentarias.

"Todo eso proceso durará dos años", dijo Chalabi, considerado el principal candidato de EEUU para encabezar el gobierno provisional, pese a que él ha reiterado que no tiene ambiciones personales.

Chalabi y el CNI, que ha instalado su cuartel general en el Club de Caza del elegante barrio de Al Mansur, ya han colocado a uno de sus hombres, Mohamed Muhsen al Zubeidi, en primera línea, pues éste se ha proclamado gobernador de Bagdad y ha anunciado la creación de 22 comités para dirigir asuntos municipales pero también para reestructurar la justicia y el ejército.

El turbio pasado de Chalabi, conocido en Irak como el "ladrón de Bagdad" por un desfalco de cientos de millones de dólares del banco Petra de Jordania a principios de los noventa, más el apoyo a Israel en el conflicto con los palestinos, no ha pasado desapercibido por la mayoría de los iraquíes, que temen una suerte de colonización a la americana.

"Hace tiempo que sonaron las alarmas, pero la llegada de Garner confirma nuestras sospechas", dijo el analista político iraquí Husein Tokair. "El resentimiento y la oposición política a EEUU y sus cómplices están servidas, especialmente con estos puestos de control militar en Bagdad, que nos hace sentir como los palestinos en Cisjordania", añadió.

Sus palabras parecen cobrar sentido ante la presencia de miles de musulmanes suníes que se manifestaron ayer contra EEUU.