La Laguna
LO ÚLTIMO:
Tres detenidos en Tenerife por la adopción ilegal de una niña de madre colombiana leer

Aprobado el plan para convertir la calle Herradores en centro comercial abierto

La Comisión de Gobierno del consistorio lagunero aprobó el inicio de las acciones que impulsarán la principal actividad de esta tradicional vía. Entre otras actuaciones, Ejecutivo canario y Cabildo acometerán el adoquinado y la recuperación de diversos elementos históricos.
EL DÍA, La Laguna
22/abr/03 14:24 PM
Edición impresa

 

La Comisión Municipal de Gobierno del ayuntamiento aprobó ayer el plan director de urbanización para la zona comercial abierta de La Laguna, que incluye el proyecto de reurbanización de la calle de Herradores.

La financiación de esta actuación ha sido solicitada tanto al Cabildo de Tenerife como al Gobierno de Canarias, a través de los diferentes planes de revitalización que desarrollan para potenciar este tipo de zonas comerciales.

La moción analizada ayer por el órgano de gobierno municipal fue presentada por los concejales de Vías y Obras, Manuel Caballero, y por el titular de Comercio y Turismo, Plácido Mejías, respectivamente, quienes explicaron que el plan director pretende dar coherencia a las diferentes intervenciones que se realicen en esta área comercial.

En este sentido, se refieren a las que se incluyen en la de la calle Herradores, "que será la continuación de la realizada en el primer tramo de La Carrera", así como en la calle Viana, que será la próxima donde se acometerá un proyecto de reurbanización.

Como principales medidas en la rehabilitación del paisaje urbano del casco de La Laguna se contempla el soterramiento y la adaptación al entorno de los elementos visuales extraños al carácter histórico del centro de la ciudad.

Asimismo, se persigue la recuperación de los pavimentos tradicionales, la creación de un ambiente idóneo para la vida ciudadana y para el desarrollo de las actividades sociales, comerciales o administrativas.

Solventar problemas

También conforman parte de los objetivos de este plan el adaptar de manera paulatina estos cambios que están previstos en las zonas céntricas de la ciudad para aplicar soluciones a los problemas generados o compatibilizar las soluciones con las tradiciones del municipio. En este sentido, se plantea la necesidad de hacer factible la celebración del Corpus, la Romería de San Benito o la Semana Santa.