Tenerife Norte
LO ÚLTIMO:
Una mujer grave tras ser rociada con alcohol por su pareja en Los Llanos de Aridane leer

La prostitución extranjera en Canarias tiene su origen en la pobreza y no en las drogas

Se trata del primer análisis que se elabora en Canarias y utiliza una de las mayores muestras empleadas en España (2.030 personas que ejercen la prostitución en calles de Tenerife, Gran Canaria y Lanzarote). El 70% de las mujeres encuestadas proceden de Colombia y Nigeria.

25/abr/03 18:37 PM
Edición impresa

Preservativos y sida

El sociólogo Juan del Río, sin pretensión de causar alarma, sí se muestra muy preocupado con las crecientes peticiones de los clientes de esta prostitución de que no se use preservativos. Incluso, asegura, algunos pagan más si se cumple su deseo, lo que aumenta el riesgo de contagio de enfermedades. En este sentido, y según los datos, que en este caso se deben tomar con cautela, el 27% de los sondeados afirma que siempre usa condones; el 35, a veces, el 36 no contesta y el 2 asegura que nunca los utiliza. El uso es más frecuente entre los hombres (33%), por un 26,5 de las mujeres y un 16,2 de los transexuales. En el caso de las colombianas y las prostitutas de países europeos, el uso también es mayor. En cuanto a las pruebas del sida, el 69% dice que sí se la ha hecho, el 19 no contesta y el 12 afirma que no. De los que se la han efectuado, el 96% asegura que ha resultado negativa y el 3%, positiva. Este último porcentaje supone un total de 42 personas, de las que un 30% son transexuales.

EL DÍA, Puerto de la Cruz

El primer estudio elaborado en Canarias sobre prostitución resulta tajante respecto a la relación entre el consumo de drogas y la procedencia de las personas que ejercen el oficio. Las múltiples nigerianas, colombianas y emigrantes de otros países americanos y africanos no sufren en ningún caso problemas de drogadicción y se prostituyen por una simple cuestión de pobreza, pese a su nivel de formación, ligeramente más alto que el de las canarias, españolas o del resto de Europa.

Sólo un 8% de las 2.030 personas encuestadas confiesa consumir drogas. Un 37% no contesta y el resto (55%) lo niega. Ese 8% corresponde sólo a Canarias, resto de España o Europa y se divide en un 42% de dependientes de la heroína, un 36 del crack y un 7 de la cocaína.

El análisis lo presentó ayer el sociólogo Juan del Río en la clausura de las jornadas sobre este fenómeno que ha acogido Puerto de la Cruz. Se efectuó en Gran Canaria, Tenerife y Lanzarote y se sirvió de las fichas de Médicos del Mundo sobre prostitución callejera entre 1998 y 2002.

De los sondeados, el 86% son mujeres. De éstas, el 70% procede de Nigeria o Colombia. Las colombianas se localizan mayoritariamente en Gran Canaria, mientras que las nigerianas, en Tenerife.

El 9% son hombres y el 5, transexuales. En ambos casos, la inmensa mayoría son canarios o del resto de España, con una mayor presencia de hombres en Lanzarote.

Un 85% del total ejerce la prostitución en áreas metropolitanas y el resto, en zonas turísticas, margen que se ha ido ampliando por alejarse el oficio de la calle y ejercerse en otros lugares. También se ha ido sustituyendo la prostitución nacional por la extranjera en las áreas turísticas.

Por edades, el 41% se sitúa entre los 25 y 44 años, mientras que el 30%, de los 19 a los 24. En esta franja destaca la presencia de nigerianas, algunas incluso menores. La creciente llegada de inmigrantes de este país ha ido rebajando la media hasta los 30 años. Las canarias están sobre los 34; las colombianas, en los 31, y las nigerianas, en los 24.