Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Un hombre hiere a su esposa con una escopeta y se entrega a la Guardia Civil leer

"Si queremos una ciudad mejor, hay que replantear nuestro modelo económico"

El ex alcalde José Emilio García Gómez leyó ayer el pregón de las Fiestas de Mayo, que centró en los 200 años de urbanismo de la ciudad, además de recordar el temporal.
EL DÍA, S/C de Tenerife
25/abr/03 5:27 AM
Edición impresa

El ex alcalde de Santa Cruz José Emilio García Gómez leyó ayer el pregón de las Fiestas de Mayo de 2003, a las que definió como "un compromiso de la ciudad con la vida, que en esta ocasión adquiere un significado mayor aún, tras el paréntesis impuesto el pasado año por el luto y la tragedia".

Recordó el sufrimiento de los vecinos el día 31 de marzo de 2002 y con sentimiento declamó que por una vez, "las montañas que nos protegen de los vientos alisios no pudieron resguardarnos de la tragedia, y sus lágrimas de barro arrasaron todo lo que encontraron a su paso".

Al recordar que también celebramos el bicentenario de la villa, García Gómez hizo hincapié "en la trascendencia de este acontecimiento, decisivo en la vida de Santa Cruz, que provocó el progresivo desplazamiento de la actividad política e institucional hacia nuestra Ciudad, y que culminó con su designación como capital única de la Provincia de Canarias, algo que en Las Palmas y La Laguna jamás se entendió, por ser ambas ciudades de mayores dimensiones que la nuestra".

Uno de los momentos emotivos del discurso se produjo al recordar la fecha en la que fue elegido alcalde de Santa Cruz, en la mañana del 23 de julio de 1991. El mayor énfasis lo puso al hablar de política urbanística e invitó "a viajar con la imaginación a aquella Santa Cruz de comienzos del siglo XIX, donde se trazaban las primeras líneas maestras de su posterior desarrollo urbanístico" y aseguró que si deseamos una ciudad mejor debemos