Tenerife Sur

El Pleno de Candelaria ratifica un contencioso contra el Gobierno canario

El grupo de gobierno y un concejal del PP aprobaron la medida (CC se abstuvo) porque la Viceconsejería de Medio Ambiente autorizó a Unelco a realizar el vertido al mar de aguas industriales tratadas, procedentes de la central térmica de Las Caletillas.

EL DÍA, Candelaria
26/abr/03 19:34 PM
Edición impresa
EL DÍA, Candelaria

El Ayuntamiento de Candelaria aprobó la propuesta del alcalde, José Gumersindo García, de ratificar el decreto 3739/2002, de 22 de noviembre, mediante el que se interpuso recurso contencioso-

administrativo ante el Tribunal Superior de Justicia de Canarias contra la resolución de 16 de septiembre de la Viceconsejería de Política Territorial y Medio Ambiente del Gobierno canario, que autorizó a la empresa eléctrica a realizar el vertido al mar de aguas industriales tratadas procedentes de la central térmica de Las Caletillas.

El acuerdo fue adoptado con ocho votos a favor del PSC-PSOE y del único concejal del PP presente, Rafael Suárez, absteniéndose cinco ediles de CC.

Según explica el alcalde en la propuesta, la ratificación del decreto está motivada por la solicitud hecha en tal sentido por la compañía eléctrica al Juzgado de lo Contencioso "y aunque la secretaria accidental del ayuntamiento ya había remitido el informe jurídico que acreditaba la competencia del alcalde para iniciar el contencioso y la justificación del mismo".

Desde el punto de vista de la asesoría jurídica del ayuntamiento, esta ratificación no era necesaria, "pero se prefirió agilizar el trámite del expediente para evitar demoras y para que Unelco, que se agarra a un clavo ardiendo, no pudiera poner la más mínima pega para continuar el procedimiento", recuerda José Gumersindo García.

El alcalde de la Villa Mariana indica que se interpuso directamente el recurso, sin las alegaciones previas, para "garantizar la defensa de los intereses municipales frente a Unelco, una vez se detectaron irregularidades en el trámite del expediente y dada la falta de disposición de la Viceconsejería de Medio Ambiente para rectificar su resolución".

García Trujillo concluye indicando que "en todos estos años ha habido palabrería y sumisión en esta administración respecto a la central eléctrica, siendo ésta la única acción emprendida en contra de dicha industria".