Internacional
LO ÚLTIMO:
Un hombre hiere a su esposa con una escopeta y se entrega a la Guardia Civil leer

El Gobierno acuerda aumentar los efectivos militares en Irak

El contingente español pasará de 1.100 a un máximo de 1.500, con una unidad de Infantería del Ejército de Tierra con más de 300 soldados para proteger la distribución de ayuda humanitaria.
AGENCIAS, Madrid
26/abr/03 5:30 AM
Edición impresa

El Consejo de Ministros acordó ayer remodelar el contingente español para Irak, cuyo número de efectivos pasa de 1.100 a un máximo de 1.500, y anunció el envío a la zona de una unidad de Infantería del Ejército de Tierra compuesta por entre 320 y 350 militares. El vicepresidente primero, Mariano Rajoy, informó que la misión de esta unidad será proporcionar "seguridad, escolta y protección para la redistribución de la ayuda humanitaria".

El Ejecutivo, que contempla además el envío a Irak de una unidad de apoyo y comunicaciones, formada por 85 efectivos, acordó también el regreso del buque petrolero "Marqués de la Ensenada" y de la fragata "Reina Sofía", mientras que el buque hospital "Galicia" seguirá en Um Qasar.

La decisión del Consejo de Ministros de remodelar el contingente nacional participante en la crisis de Irak se produce "ante la decisión de la OTAN de suspender las medidas preventivas adoptadas para la defensa de Turquía, que han quedado sin efecto por caducar el mandato, y las nuevas necesidades para la estabilización y reconstrucción de Irak".

La remodelación, por módulos progresivos, se realizará bajo el criterio de "mantener el apoyo humanitario con carácter prioritario y acometer progresivamente misiones de estabilización, seguridad, cooperación en tareas de desminado y eliminación de armas de destrucción masiva".

Altos funcionarios

Cuatro altos funcionarios de la Administración central se integrarán en la autoridad interina de Irak que comanda el ex general norteamericano Jay Garner.

Rajoy señaló que los funcionarios que se sumarán a la autoridad provisional de Irak tendrán "un nivel muy importante", con rangos de subdirector y director general, y estarán destinados en las cuatro áreas en que se han dividido los trabajos de reconstrucción: administración militar, ayuda humanitaria y derechos humanos, planificación económica y restauración del patrimonio cultural. Cada uno irá asignado a cada una de estas divisiones.

Uno de los funcionarios será el teniente general Luis Feliú, quien ya se encuentra en Irak y se incorporará al aparato militar que, entre otras tareas, tendrá que crear unas nuevas Fuerzas Armadas. Mariano Rajoy no precisó en qué momento se incorporarán los otros tres altos funcionarios a la administración interina.

Aznar y el ejemplo de la transición española

El presidente del Gobierno, José María Aznar, advirtió ayer de que la "riqueza étnica y religiosa" de Irak "no debe servir de pretexto a terceros países para ejercer influencias indebidas". En la apertura del Encuentro Internacional por el Futuro de la Democracia en Irak, Aznar pidió al centenar de representantes de todos los grupos políticos iraquíes y de su sociedad civil, que sigan el ejemplo de la transición española y hagan un esfuerzo de consenso. Aznar dijo que "la democracia en la región es una exigencia para las nuevas generaciones de árabes" pero advirtió de que "la democracia, la libertad o la paz no caen del cielo, hay que trabajar por ellas" y será preciso que todos "cedan parcelas de interés propio en favor del interés del pueblo iraquí". El presidente subrayó su convencimiento de que serán los propios iraquíes quienes "decidirán su futuro en paz".