Tenerife Norte
MANUEL REYES ALCALDE DE SAN JUAN DE LA RAMBLA

"La división del municipio nunca se me ha pasado por la cabeza"

El mandatario sanjuanero desde hace 16 años y fundador de la AIS repasa su trayectoria vital y política un mes antes de las primeras elecciones locales que se celebran tras el polémico y discutido traslado del ayuntamiento al barrio de San José, en la zona alta de la localidad.

26/abr/03 18:37 PM
Edición impresa
LA CLAVE

Diez proyectos

La AIS se plantea diez proyectos prioritarios: crear una escuela agrícola y ganadera, un recinto ferial en las medianías y un gran centro cultural; acondicionar la playa de Las Aguas; construir una piscina en San José y 150 viviendas protegidas en Los Toscales y otras 85 en La Cooperativa; seguir reformando el casco y Los Quevedos, y terminar los dos nuevos centros de salud.

RAÚL SÁNCHEZ, S. J. de la Rambla

Manuel Reyes nació hace 59 años en el barrio sanjuanero de Los Canarios, en el seno de una familia de agricultores que vivía de la medianería. Recuerda que comenzó a trabajar como ayudante de un herrero a la edad de nueve años, reconoce que en su infancia "no había oportunidades para ir a la escuela" y lamenta que en su barrio no hubiera luz eléctrica ni red de agua potable ni vías de comunicación.Tiene grabada en la memoria su imagen con menos de diez años caminando detrás del mulo que llevaba al cura desde el casco hasta la pequeña ermita de San José.

Hasta que aprendió a leer y escribir "en casa de algunos amigos profesores", ya cumplidos los 16 años, trabajó en empaquetados de plátanos y como peón de albañil. Hizo el servicio militar en la Infantería de Marina y, siendo aún un adolescente, entró en el mundo de la cerrajería, su oficio de toda la vida. Está casado y tiene dos hijas, ambas con carreras universitarias.

- ¿Cómo llegó a la política?

- Cuando ya tenía una pequeña cerrajería en la parte alta del municipio, todo seguía igual que en mi infancia: sin agua, sin luz, sin colegio, sin aceras y con un médico que venía de La Guancha una o dos veces a la semana. Ante estas carencias, a finales de los años 70 nos reunimos un grupo de amigos y creamos la Asociación de Vecinos La Unión, que llegó a tener 3.000 socios. Con este colectivo logramos algunas cosas, pero nos dimos cuenta de que la mejor manera de arreglar la situación era tener uno o dos ediles en el ayuntamiento.

- Entonces se integraron en el CDS.

- Así es. Encabecé la candidatura del Centro Democrático y Social en las elecciones de 1987 y de once ediles conseguimos cinco. Pactamos con el PP y desde entonces soy alcalde de S. J. de la Rambla.

- ¿De qué medidas políticas se siente más orgulloso?

- Por ejemplo, de hacer llegar la red de agua potable y la luz eléctrica a todos los vecinos, de la creación de la red de regadío, de la puesta en marcha de la Cooperativa Agrícola, de la creación de la Universidad Popular o de las mejoras en sanidad.

- ¿Cómo nació la AIS?

- La Agrupación Independiente de San Juan de la Rambla surge tras el derrumbe nacional del CDS. Nos vimos desamparados y creamos un nuevo partido político.

Integración en CC

- Este mismo año se ha confirmado la integración de la AIS en CC, ¿por qué se decidió a dar este paso?

- Seguimos siendo un partido político independiente, aunque federados en CC. La clave reside en que el proyecto nacionalista para el Archipiélago tiene muchas similitudes con nuestras ideas. En estos años, además, hemos recibido mucho apoyo de CC y hemos comprobado que es gente con la que se puede trabajar.

- Cuando se hizo pública la decisión de que el hospital del Norte se construiría en Icod. ¿Se sintió defraudado?

- Sí, me sentí muy mal. El pueblo puso todo en manos del Cabildo y no tuvimos la oportunidad de albergar ese anhelado hospital. Me sentí muy triste. Sobre todo por la forma en que nos trataron. Quizás no lo merecíamos.

- Se habla mucho de la necesidad de un "verdadero" hospital para el Norte. ¿Es suficiente el centro sociosanitario que propone CC?

- Pienso que el Norte necesita un hospital con todos los servicios. Que tengamos un sitio donde nos salven la vida y no tengamos que morir en la carretera. La gente que vive aquí merece una atención y cuidado que sólo ofrece un hospital con todas las de la ley.

- Tras la polémica decisión de trasladar el consistorio a San José y la posterior crisis política y social, ¿cree que el suyo es un pueblo dividido?

- No creo que el pueblo no esté unido. Lo que ocurre es que hay unos señores, no más de 50, que siempre han tenido la voz cantante y tratan de atemorizar al resto.

- Teniendo en cuenta el desarrollo económico, el crecimiento poblacional y la dotación de infraesctructuras de San José, ¿ha pensado que la segregación de la parte alta como municipio independiente sería una solución?

- La división nunca se me ha pasado por la cabeza. Además, el que piense eso tiene ideas atrasadas y sin sentido.

- ¿Cómo ha vivido la situación de crispación continua?

- Me duele. Se ha hecho una campaña contra mi persona porque siempre hemos vivido gobernados por gente del alto señorío. Nosotros éramos sus medianeros. Y ahora les ha salido un alcalde de la parte alta, sin estudios, hijo de unos desgraciados agricultores y que, para colmo, ha traído la libertad y la democracia. No entienden que los vecinos de las medianías puedan vivir con los mismos derechos y servicios que los del casco. Pero somos sanjuaneros todos y no habrá nadie, por mucho que se esfuerce, que pueda romper ni dividir la localidad.

- ¿Cómo cree que pasará a la historia en su faceta de alcalde?

- Yo quisiera pasar por este pueblo como Tierno Galván pasó por Madrid. Sin flores, aplausos, nombramientos ni agradecimientos. Porque creo que un hombre cuando trabaja por su pueblo no lo puede hacer esperando galardones. No tengo afán de protagonismo, me gustaría pasar inadvertido. No quiero méritos: si vivimos en un municipio mejor, es porque entre todos hemos conseguido hacer un pueblo mejor: los de arriba, los del medio y los de abajo.

- ¿Tierno Galván es su modelo ideal de alcalde?

- Un modelo de alcalde y de hombre.

El último mandato

- Si resulta elegido, ¿será su último mandato?

- Hemos hecho una plancha con gente joven y el objetivo es que durante estos cuatro años ellos adquieran experiencia para poder encabezar luego el proyecto de la AIS. Sin embargo, dentro o fuera del consistorio, seguiré trabajando por mi pueblo.

- Por lo que dice, parece que piensa retirarse en 2007.

- Me gustaría tener un relevo en cuatro años. Incluso antes de estas elecciones me planteé la retirada, aunque llegamos a la conclusión de que no era el momento.

- ¿Cuáles son sus expectativas electorales?

- Tengo una gran ilusión por trabajar por mi pueblo y las mismas fuerzas que el primer día. Si los vecinos consideran que nuestro trabajo merece continuidad y confianza, muy bien. Pero no voy a pedir nada, el pueblo debe ser lo suficientemente veterano, culto y libre como para saber quién lo debe representar. No le pediré el voto a nadie, ellos sabrán en su momento si merecemos esa confianza.

MANUEL REYES ALCALDE DE SAN JUAN DE LA RAMBLA