Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La patronal de VTC, Cabify y Uber darán un servicio gratis el 26 de septiembre leer

Las Islas siempre necesitarán mano de obra inmigrante

El informe de propuestas definitivas del Comité de Expertos sobre Población e Inmigración desmiente la tesis de que el Archipiélago se verá desbordado por la llegada de personas y aboga por afrontar el fenómeno como un proceso de enriquecimiento cultural más que como un problema.
CARLOS VEGA, Tenerife
27/abr/03 16:34 PM
Edición impresa

 

"El cambio en la economía seguirá necesitando de un aporte de fuerza de trabajo externa a Canarias". Ésta es una de las "ideas-fuerza" que lanza el Comité de Expertos sobre Población e Inmigración en su último informe, donde propone al Ejecutivo autónomo una serie de acciones para propiciar la sostenibilidad económica y demográfica en las Islas. En el documento, al que ha tenido acceso EL DÍA , se afirma que "la inmigración ha sido y será necesaria para compensar los vaivenes de la población" y que es, además, la que ha hecho posible el crecimiento económico del Archipiélago.

El Comité de Expertos sobre Población e Inmigración sostiene, en la introducción del informe de propuestas definitivas, que "siempre habrá necesidad de un flujo de inmigrantes" en las Islas, para ocupar las vacantes de los empleos con condiciones inferiores a las habituales, los puestos que exigen una cualificación no disponible en Canarias o los que cuyo coste de selección es superior al que las empresas puedan tener recurriendo a su mercado interno.

Los expertos sobre demografía, inmigración y economía advierten de que la preocupación por el crecimiento de habitantes en un "marco limitado y vulnerable" no debe "ocultar o desvalorizar el hecho inmigratorio", en el sentido de que "los extranjeros no pueden

ver conculcados sus derechos, la necesidad de su inclusión social, la respuesta de los servicios públicos o la convivencia multicultural en las aulas, en los hospitales, en los barrios".

En su análisis subraya que el crecimiento poblacional, aunque ha sido inesperado para los habitantes de las Islas, "no es algo extraño o novedoso". Asimismo, frente al "interés de algún grupo" por "enturbiar" el debate social y "generar un estado de opinión determinado", el comité, creado por el presidente del Gobierno canario, Román Rodríguez, pone sobre la mesa proposiciones usuales en demografía para evitar "demagogias". Indica que el hecho de que "la población crezca a un ritmo determinado durante algunos años no implica que vaya a seguir creciendo a este ritmo eternamente" y recuerda que la población envejece.

Límites a la residencia

El cambio de modelo de desarrollo conllevará una desaceleración económica y repercusiones en la creación de empleo. Ante esa nueva situación, los expertos argumentan que "la evolución de la tasa de paro dependerá del éxito de las políticas que tienden a elevar el binomio formación-experiencia y de la inserción de la mujer en la población activa". Recalca que "el cambio de la economía seguirá necesitando de un aporte de fuerza de trabajo externa a Canarias".

En las propuestas, no obstante, se ofrecen fórmulas para moderar el crecimiento migratorio. Estas se reducen a propiciar políticas de ordenación del territorio y urbanísticas restrictivas, pues concluye que "la eventual limitación de la entrada en el Archipiélago de españoles peninsulares y las limitaciones a la libertad de residencia de estos o de los canarios sería inconstitucional y la de los extranjeros comunitarios, contraria al principio de libre circulación de personas.

Propuestas concretas

Ordenación de flujos. Se establecen las medidas legales posibles para moderar el crecimiento migratorio, atendiendo a las políticas de ordenación del territorio y urbanísticas, las que pudieran inhibir la adquisición de propiedades de segunda residencia por su efecto sobre la presión demográfica. También se propone cambios en la concesión de permisos de trabajo y residencia a extranjeros no comunitarios.

Integración . Para ello se atiende al Plan Canario para la Inmigración, y se propone una Ley de atención social integral. Las acciones de los cabildos y ayuntamientos en esta materia se considera crucial. Por último, se especifican determinados programas de integración, y se propone el estudio de los procesos culturales que están aconteciendo en las Islas como consecuencia de la inmigración.

Emigrados. En tercer lugar figuran las propuestas de política de nacionalidad, dirigidas a los emigrantes retornados y sus descendientes.

Cooperación internacional. Se apuesta por un protagonismo de la Comunidad Autónoma más decidido que el actual. Asimismo se proponen medidas para facilitar la obtención de visados a los empresarios y comerciantes africanos, y, siguiendo las pautas de los organismos internacionales, se propone desarrollar programas de retorno de los emigrantes extranjeros a sus países de origen.

Transformación institucional. Afecta principalmente a la creación de un centro directivo en el seno del Gobierno de Canarias que establezca y coordine las políticas relativas a la inmigración, también la necesidad de actualizar la planificación de la administración pública como consecuencia del fenómeno, y, por último, se esbozan los cauces legales adecuados para entablar negociaciones con el Estado con la finalidad de obtener una ampliación competencia en materia migratoria y de extranjera.