Elecciones
GUILLERMO GUIGOU SUÁREZ CANDIDATO DEL PNC A LA ALCALDÍA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE

"Si Vilaflor no pasa factura a CC, los tinerfeños ignoran la realidad"

Tras un período lejos de la política, Guillermo Guigou regresa convencido de lograr una ambición política que en su día Manuel Hermoso le arrebató.
P. ALEMANY, S/C de Tenerife
27/abr/03 5:33 AM
Edición impresa

Hace unos años, cuando aún pertenecía al Partido Popular, al que lideró poco después a nivel insular, se quedó a sólo 400 votos de Manuel Hermoso para alcanzar la Alcaldía de Santa Cruz. Guillermo Guigou volverá a luchar por ese objetivo el próximo 25 de mayo, esta vez de manos del Partido Nacionalista Canario y con el actual alcalde, Miguel Zerolo, como rival a desbancar.

?¿Qué puede ofrecer usted a Santa Cruz que no hayan hecho Zerolo y su equipo?

?En primer lugar, honradez, ho-nestidad y eficacia en la gestión, pero sobre todo daré la posibilidad a los vecinos de que participen en la planificación, algo que en los últimos veinte años se ha hecho totalmente a sus espaldas. Ninguna de esas cuatro condiciones las ha cumplido CC, que ha estado más preocupada de los intereses personales que por los generales.

?¿Qué le parece que tanto Miguel Zerolo como Cristina Tavío hayan decidido presentarse también al Parlamento regional?

?Un fraude electoral. Me gustaría que los santacruceros estuvieran atentos porque ya pasó lo mismo en su día con José Emilio García Gómez y con Manuel Hermoso. En el caso de Miguel Zerolo creo que pone de manifiesto que sus objetivos son otros distintos a Santa Cruz, pero veo igualmente negativa la presencia de Cristina Tavío en esa lista, porque lo ideal es que la gente participe de la política, y para eso hace falta que no haya quien cope dos puestos.

?¿Cuál es el principal punto negro del actual grupo de Gobierno?

?Hay muchos, pero me parecen especialmente capitales los asuntos sociales, el tráfico, la cultura y la seguridad. De todos modos, yo los englobaría en uno: la necesidad de reorientar el gasto y las inversiones públicas. Las verdaderas prioridades que demanda la ciudadanía no se están concretando en la inversión municipal. Por eso me he comprometido a que la mitad de las inversiones las decidan los propios santacruceros en debates de participación ciudadana y a que las infraestructuras las realicen empresas locales. No acabo de entender por qué se tiene que ir a buscar un chicharro a Nueva York...

?¿Qué haría usted con Las Teresitas?

?Nuestra obligación es que el pueblo de Santa Cruz conserve la playa. Por eso hay un grupo de gente en la candidatura, encabezados por Ángel Isidro Guimerá, que está estudiando la situación jurídica de ese proyecto municipal. Lo que está claro es que bajo ningún concepto se puede permitir que se especule con ella. Estamos perdiendo la oportunidad de conservar una playa pública en la que evidentemente tendremos que crear infraestructuras complementarias y de ocio, pero que debe estar al servicio de los chicharreros y no de otros intereses.

Cabo Llanos, un desastre

?¿Está de acuerdo con recuperar el tranvía para la Capital?

?En absoluto. Es otra de las obras faraónicas de Coalición Canaria que no responde a los intereses reales, ni puede ser en este momento una prioridad presupuestaria, porque esa inversión supone un 75 por ciento del patrimonio de Santa Cruz y porque con ese dinero podrían pagarse mil guaguas durante diez años. Además, no puedo entender que se vuelva a abrir Santa Cruz en canal para generar dificultades a los vecinos por querer resolver lo que todavía no se ha intentado por otros caminos, como con un sistema de transporte público en el que el carril-guagua sea absolutamente prioritario.

?¿El futuro de Santa Cruz pasa necesariamente por desmantelar la refinería?

?Sin duda alguna. Hay que hacer lo necesario para llegar a un acuerdo que permita su traslado, pero ese volumen de territorio tiene que aprovecharlo Santa Cruz. En este momento no creo que quede otra opción de crecimiento para la ciudad, pero habrá que hacer un esfuerzo por no repetir el desastre urbanístico y estético de Cabo Llanos, donde han primado otros intereses sobre la estética y funcionalidad de una zona que será el futuro centro de Santa Cruz.

?Hay quien no acaba de entender su integración en las listas del PNC ¿Se considera usted ahora nacionalista?

?Creo que nacionalista es cualquier persona que lucha y tiene sus intereses y objetivos en su tierra, y por eso reto a quien quiera a demostrarme que es más canario que yo. Puede haberlos iguales, pero en mi trayectoria profesional he demostrado la defensa de los intereses de Tenerife. Fui presidente del PP y secretario general del partido. Hubiera podido encabezar entonces cualquier lista y sin embargo me fui de la política. Recibí ofertas en su momento, porque le era molesto al señor Zerolo, para realizar política nacional, y sin embargo jamás en mi vida me planteé dar ese salto.

?¿Y qué hay de su paso por el Partido Popular?

?Para mí, la verdadera facultad del nacionalismo está en Génova 13. El que haya pasado por allí se da cuenta de que tiene que hacerse nacionalista y defender con más interés su tierra, porque en Madrid realmente no saben lo que está pasando en Canarias. Por lo que a mí respecta, me motiva encabezar esta lista, la política pegada al vecino, pero no la otra. Para mí ir a Cuesta de Piedra no ha sido nunca ningún problema, ni cuando no estaba en política ni ahora. Si llego a ser alcalde, no voy a serlo entrando al Ayuntamiento a mediodía después de jugar al golf, sino por la mañana para poder atender a los vecinos. Esa labor no pienso delegarla en ningún concejal.

Sin cobardía

 

?¿Cuándo tomó esta decisión, porque lo cierto es que se ha hecho esperar bastante?

?Es cierto que tardé varios meses en decidirme, pero en ello ha sido determinante que mi mujer me alertara de que sería un acto de cobardía seguir criticando desde mi casa y no dar este paso. Aparte, claro está, de la enorme generosidad del PNC al permitirme confeccionar una lista de acuerdo a unos intereses confluentes.

?En su presentación dijo que se presentaba como independiente porque prefiere una transición tranquila. ¿A qué se refería?

?A que agradezco la oferta generosa del PNC para encabezar su plancha al Ayuntamiento, pero me quiero sentir con la libertad suficiente para que, en el momento que lo entienda conveniente, pueda dar otro paso distinto. Sigo creyendo en el mismo modelo de sociedad que antes, tengo un convencimiento europeo absoluto, pero quiero tener la coherencia de no sentirme obligado a seguir las directrices de un partido político. Deseaba verme inmerso en un movimiento cívico que responda a las expectativas ciudadanas, y en estos momentos, en el panorama político canario, las siglas del PNC son las que mejor responden a esa limpieza y honestidad.

?¿Se ve usted totalmente integrado en las filas del PNC algún día?

?Repito que en este momento representa las siglas más limpias del presente y del futuro político canario. Para dejarlo muy claro: suscribo el manifiesto Siglo XXI del partido. Me parece que la moderación y respeto constitucional han quedado perfectamente patentes y, por lo tanto, creo que puede ser el nacionalismo canario del futuro. Desde luego, el proyecto de CC, ni creo que sea nacionalista, ni que yo pueda tener ninguna vinculación con personas que anteponen sus intereses personales a los generales.

?Sin embargo, no parece que usted haya llegado en el mejor momento, dada la crisis interna padecida últimamente en el partido.

?En primer lugar, el buen momento del PNC está aún por llegar, pero a mí me parece que esa operación ha estado absolutamente teledirigida desde CC por el miedo que le producen las siglas el PNC. Conozco el nivel de manipulación de estos señores y por eso estoy convencido de ello. En el año 2000, PNC y CC acudieron juntos a las generales, pero ahora ha habido una decisión democrática en el partido para que fuera al revés. Lo que pasa es que hay personas que no lo asumen. De que ha habido "reventadores" del PNC por mandato de CC, estoy absolutamente convencido.

Varapalo en las urnas

?Se habla mucho últimamente de que tanto PP como CC sufrirán un varapalo en las urnas por la guerra en Irak y el proyecto de las torres eléctricas por Vilaflor... ¿Se consumará ese "castigo"?

?Si Vilaflor no le pasa factura a CC, es que los tinerfeños no conocen la realidad, porque estoy oyendo a sus dirigentes y poco menos que se erigen ahora en valedores de que en Vilaflor no se hayan puesto las torretas. En cuanto al PP, yo no quiero ningún voto relacionado con la guerra, pero me ha parecido injusta, ilegal y desproporcionada. Me gustaría saber por qué España ha desatendido el mandato del Consejo de Seguridad de la ONU. Es inexplicable.

?¿Cómo ve el panorama en cuanto a las elecciones autonómicas?

?Lo veo con una necesidad de cambio absoluto. La realidad política en Canarias tiene que dar un giro muy importante porque el Parlamento no es que esté de espaldas a los ciudadanos, sino que no discute ni uno de los problemas que realmente tienen los ciudadanos. Espero que haya alternativas para desalojar a un gobierno que se ha llamado nacionalista y que de lo último que se ha preocupado es de los canarios.

?Con el paso del tiempo, quizás es más sencillo aclarar por qué abandonó la política...

?Lo hice porque el clima era imposible de respirar. Primaban los intereses partidistas sobre los ciudadanos. Además, y de ahí mi abandono del Partido Popular, en los últimos tiempos CC y PP han confluido tanto que no se distinguen absolutamente en nada. Ayer, Paulino Rivero tuvo la desfachatez de decir públicamente que mi cese en la Consejería de Agricultura fue ordenada por el presidente Aznar, algo que dice mucho de la defensa que hace un partido estatalista de un tinerfeño que había ganado un congreso insular con el 97 por ciento de los votos de sus afiliados. Yo viví un momento en el que para pactar en Méndez Núñez había que llamar antes a Las Palmas y luego a Madrid, para acabar decidiendo lo contrario de lo que querían los tinerfeños. Me parece aberrante que eso suceda.

Guillermo Guigou adelantó durante el acto de presentación oficial de su candidatura que no está dispuesto a apoyar "bajo ningún concepto" al actual alcalde, Miguel Zerolo, para que continúe en su puesto. Sin embargo, durante esta entrevista añadió que "tampoco quiero su apoyo para ser yo el alcalde". En cuanto a un posible pacto con Cristina Tavío, a la que durante su presidencia del PP tinerfeño "ascendió" hasta la Secretaría Insular de los populares, confesó que "le sigo teniendo el mayor respeto y cariño a Cristina, pero debo advertir al electorado del PP de cómo funcionan las llamadas desde Madrid. Te dicen con quién tienes que pactar, dejándote hipotecado absolutamente. Por eso, votar hoy al PP es hacerlo por CC, como ha venido a reconocer el secretario nacional del PP anunciando que quiere reeditar el pacto". La única opción de acuerdo conduce directamente al candidato socialista, Manuel Santana, con el que Guigou asegura mantener una magnífica relación. De ahí que el cabeza de lista del Partido Nacionalista Canario adelante que, en caso de no obtener la mayoría suficiente para gobernar en Santa Cruz, "personalmente estaría dispuesto a apoyar a Santana para que lo fuera él". Cuando se le pregunta por qué concejalía le gustaría ocupar en ese caso, Guigou tampoco deja lugar a la duda. Su anterior etapa en el Ayuntamiento y "mi vocación profesional a lo largo de 25 años" le hacen decantarse por la Concejalía de Asuntos Sociales, ocupada actualmente por Rosario Pino.

GUILLERMO GUIGOU SUÁREZ CANDIDATO DEL PNC A LA ALCALDÍA DE SANTA CRUZ DE TENERIFE