Dinero y Trabajo
TOMATE

Las Islas estiman que hacen falta 27 millones para superar la crisis


Beatriz Pintado, Madrid
29/abr/03 15:53 PM
Edición impresa

 

Al término de la reunión celebrada ayer en el Ministerio de Agricultura (MAPA) entre su titular, Miguel Arias Cañete, y representantes de las dos patronales provinciales del tomate, el portavoz de los productores isleños, Roberto Góiriz, comentó que "desde hace cuarenta años el sector no había sufrido una campaña tan catastrófica". Góiriz estimó que de entrada las pérdidas podrían ascender, aproximadamente, a unos 27 millones de euros.

Lamentó que a consecuencia de todo ello, y si el MAPA no toma cartas en el asunto, "muchos agricultores se verán obligados al cese de la actividad para próximas campañas, y a una crisis que generará pérdidas de puestos de empleo en las Islas".

Roberto Góiriz, después de recordar que el sector del tomate en las Islas emplea a veinticinco mil trabajadores, calificó de "positiva" la reunión con Arias Cañete, en la que se planteó la situación actual y el devenir del sector si el MAPA no destina las ayudas pertinentes a Canarias.

Compromiso del MAPA

En la reunión, en la que estaban presentes representantes de la Federación de Exportadores Hortofrutícolas de Las Palmas (Fedex) y de la Asociación Provincial de Cosecheros Exportadores de Tomate de Santa Cruz de Tenerife (Aceto), se establecieron las bases para la creación de una comisión de estudio "para establecer a cuanto asciende la cuantía de las pérdidas".

Para Góiriz, la actual crisis obededece a la utilización de abonos no efectivos y a los temporales de los pasados meses de diciembre y enero, que han generado "pérdidas millonarias".

Por otra parte, el alcalde de Las Palmas de Gran Canaria y candidato a la presidencia del Gobierno autónomo por el Partido Popular, Jose Manuel Soria, que acompañó a los tomateros en su encuentro con el ministro Miguel Arias Cañete, subrayó que lo importante que se había desprendido de esta reunión es "el compromiso por parte del Ministerio a buscar una rápida solución y la distribución de esas ayudas entre las distintas cooperativas".

Soria enfatizó que resulta "importante mantener la supervivencia del sector agrícola en el Archipiélago", como única manera de reducir, en lo posible, la alta dependencia que tiene la economía de las actividades productivas ligadas a la industria turística.

TOMATE