Internacional

Los notables iraquíes elegirán un gobierno interino en un mes

Cientos de delegados religiosos, políticos y civiles, reunidos en Bagdad con el administrador Jay Garner durante más de diez horas, acordaron celebrar una conferencia nacional por la transición.
EFE, Bagdad
29/abr/03 5:41 AM
Edición impresa

Los cientos de delegados religiosos, políticos y civiles iraquíes reunidos ayer en Bagdad con el general norteamericano retirado Jay Garner, administrador civil de Irak, acordaron celebrar una conferencia nacional en el plazo de un mes para elegir un gobierno interino.

"Haremos todos los esfuerzos posibles para celebrar una conferencia nacional en el plazo de cuatro semanas, para formar un gobierno iraquí de transición", explicaron en un comunicado divulgado tras más de 10 horas de reunión en presencia de Garner.

El gobernador "de facto" de Irak trata de desentrañar el enrevesado futuro político del país, donde todas las opciones políticas, corrientes religiosas y etnias persiguen el principal pedazo en el pastel del poder.

La decisión de convocar la conferencia nacional es la primera noticia positiva sobre el proceso de recomposición política de Irak, bajo un peligroso vacío de poder desde la caída del régimen de Sadam Husein.

Hasta el momento, todas las reuniones de la antigua oposición habían acabado sin acuerdo o sido boicoteadas por algunos de los grupos, en especial por la mayoría chií.

Pese a las positivas sensaciones de ayer, el recelo aún no ha desaparecido: las diferencias afloraron, sobre todo respecto al papel reservado a Estados Unidos.

Muchos de los congregados expresaron, una vez más, su deseo de que el protectorado norteamericano sea lo más corto posible, ya que consideran que deben ser los propios iraquíes quienes levanten el Irak post-Sadam.

"Evidentemente existen diferencias sobre la presencia de EEUU, pero de una manera u otra todos estamos unidos en la conciencia de que queremos un Irak para los iraquíes", explicó Zaab Setha, miembro destacado del Congreso Nacional Iraquí (CNI), partido que acoge grupos de oposición en torno a la figura de Ahmed Chalabi.

Chalabi

Chalabi, sobre el que pesa una orden de búsqueda y captura en Jordania por evasión de fondos, es el candidato preferido de la Casa Blanca para dirigir los designios de Irak tras el gobierno provisional que ejerce Garner.

Sin embargo, el líder del CNI es poco conocido entre la población local, y resulta altamente sospechoso para algunos grupos como los chiíes, que temen quedar relegados del poder.

Los chiíes, que constituyen el 60 por ciento de la población del país, son el grupo que hasta el momento se ha mostrado más crítico con los planes de Estados Unidos, y quienes encabezan la oposición a una protección prolongada de Washington.

La Asamblea Suprema de la Revolución Islámica iraquí (ASRII), con fuertes lazos con Irán, ha boicoteado hasta el momento la mayoría de las reuniones de la oposición, pese a ser uno de los asistentes al encuentro que los principales grupos realizaron bajo el patronazgo de EEUU en Salahadin, en el Kurdistán iraquí, semanas antes de la guerra.

La ASRII, principal partido chií iraquí, se ha quejado de que la Administración norteamericana "ha traicionado" las bases asentadas en la citada reunión.

El tercer grupo religioso de Irak, los cristianos caldeos, prefieren un sistema laico frente a los deseos de un estado islámico promovido por los chiíes.

La lucha del poder la complica aún más la división étnica del país, ya que los kurdos, que controlan la rica zona petrolera del norte iraquí, no quieren ceder en sus ambiciones soberanistas.

Desde la caída de Sadam Husein, patrullaban la ciudad de Mosul y otras ciudades septentrionales pese a la oposición de parte de la población, vigilancia que han tenido que suspender a instancia de Estados Unidos.

decisiÓn

EEUU libera a Al Zubeidi

Las tropas norteamericanas liberaron ayer al iraquí Mohamed Al Zubeidi, autoproclamado gobernador de Bagdad que habían detenido el domingo por atribuirse "responsabilidades que no le corresponden", informaron fuentes militares estadounidenses. Precisaron que la liberación se produjo después de que Al Zubeidi fuera sometido a una serie de interrogatorios que tuvieron lugar en el aeropuerto de la capital iraquí. Al Zubeidi es el principal hombre de confianza de Ahmed Chalabi, líder del opositor Congreso Nacional Iraqui (CNI) y a quien en un principio se consideró el candidato de Washington para dirigir los destinos de Irak tras Sadam Husein. La liberación se produjo de manera simultánea al inicio en Bagdad de una reunión del gobernador de facto de Irak, el general retirado norteamericano Jay Garner, con cientos de representantes religiosos, políticos y sociales iraquíes para perfilar el futuro del país.