Jornada Deportiva
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Archivan la investigación del título de Casado en Administración y Dirección de Empresas leer

David Amaral le prohibió a Iván Ania entrenar ayer por no pagar una multa

El preparador blanquiazul sancionó al jugador con 3.000 euros por protestar su cambio tras la disputa de la primera parte del encuentro ante el Sporting, celebrado el pasado sábado. El centrocampista acudió a la sesión preparatoria de ayer en El Mundialito, pero no intervino junto a sus compañeros.
JORNADA, S/C de Tenerife
29/abr/03 11:16 AM
Edición impresa

Parecía una incidencia sin más importancia propia del primer entrenamiento de la semana. Iván Ania no se unía al grupo de jugadores para iniciar los ejercicios, sino que se introducía desde el primer momento en la zona de vestuarios. Estará "tocado", se pensó.

Efectivamente, esta intuición encontró su confirmación en voz del propio afectado al ser cuestionado sobre su inactividad en la sesión preparatoria. "Decidimos que tenía que estar con los médicos por unas molestias, pero no es nada grave", comentó el centrocampista asturiano antes de abandonar las instalaciones de El Mundialito. Sin embargo, poco después el doctor Roberto Medina no le incluyó en el parte de lesionados.

La solución a este enigma salió anoche a las ondas en el programa "El Convite" de Radio El Día .

Todo tiene su origen en el partido del pasado sábado ante el Sporting, en El Molinón. Ania salió entre los titulares, como relevo para el lesionado Ayoze. Al igual que el resto del "once", rindió por debajo de lo esperado y David Amaral se decidió por él en el momento de hacer un cambio. De hecho, no esperó demasiado. En el intermedio se lo comunicó. Salieron de la alineación Ania y Roberto Carlos y debutaron en el choque Garai y Kiko Torres. La determinación del "míster" pareció no gustarle nada a Iván y así se lo hizo saber a su superior.

Una vez transmitida la protesta se inició una discusión entre deportista y entrenador. A su conclusión, Amaral anunció, delante de todo el grupo, que Ania había sido multado con 3.000 euros, es decir, medio millón de la anterior moneda. Y cuando el técnico abre el libro de disciplina interna es obligado atenerse a él. Luego, si el jugador no cumple, ni siquiera puede participar en los entrenamientos. Ya le pasó en su día al austríaco Stefan Lexa.

Puesta la multa, Iván debía abonar la cifra impuesta antes del siguiente ejercicio, condición que consideró oportuno no hacer al considerarla injusta y excesiva. Por tal motivo, Amaral le prohibió ayertrabajar con sus compañeros.

Al margen de esto, el equipo inició la semana con relativa normalidad. Exceptuando a Aragoneses, que se quedó en la Península tras jugar en Gijón, no faltó nadie a la cita, aunque varios futbolistas no se emplearon a fondo al arrastrar diversas molestias, ninguna grave. Paunovic tuvo que descansar antes de tiempo por culpa de una sobrecarga en los isquiotibiales, Marioni acusó un dolor en su rodilla izquierda y Ayoze continúa con la recuperación del esguince en el toideo izquierdo padecido en el último entrenamiento en la Isla previo al viaje a Asturias.