Nacional

Garzón golpea a la asamblea de ediles de Batasuna con 8 miembros detenidos

La operación policial, en la que participaron 150 agentes, se desarrolló en Vizcaya, Guipúzcoa y Navarra y clausuraron cuatro sedes de Udalbiltza. Se les acusa de trabajar a las órdenes de ETA.
COLPISA, Madrid
30/abr/03 5:47 AM
Edición impresa

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y el Cuerpo Nacional de Policía golpearon ayer con fuerza la asamblea de cargos electos de Batasuna (Udalbiltza-Kursaal), a tan sólo 26 días de las elecciones municipales del 25-M. Ocho miembros de la asamblea (entre ellos, seis ediles de la coalición ilegalizada) fueron detenidos en Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra, y los agentes clausuraron cuatro sedes de Udalbiltza.

El Ministerio del Interior acusa a los arrestados de trabajar para ETA en su intento de "destruir la legalidad constitucional y estatutaria" y de diseñar una estructura difusa, AuB, para sustituir a la formación abertzale suspendida, que es también el argumento que impulsa la actuación judicial.

La vasta operación policial, en la que participaron 150 agentes de Policía, se desató de madrugada. En sus domicilios de Bilbao fueron detenidos Lander Echevarría, concejal del ayuntamiento de la capital vizcaína y portavoz de Batasuna; Miriam Campos, secretaria de relaciones exteriores de la plataforma en el ayuntamiento bilbaíno, y Leire Idoyaga, antigua máxima responsable de Jarrai y en la actualidad -según Interior- una de las responsables financieras de Udalbiltza.

También en Vizcaya, en la localidad de Baracaldo, fue arrestada Eider Casanova, edil de ese ayuntamiento y miembro de la última Mesa Nacional de Batasuna.

De manera paralela, los efectivos policiales capturaron en Guipúzcoa a Karmele Urbistondo, concejal de Urnieta, y a Larraitz Sanzberro, edil de Oyarzun. Interior considera a estas dos detenidas "responsables financieras de la plataforma Udalbiltza".

En Villaba (Navarra), los funcionarios arrestaron a José Manuel Jurado, concejal de ese ayuntamiento, y en Vera de Bidasoa fue detenido el edil Óscar Goñi Petrirena y supuesto responsable de campaña de distribución del denominado DNI vasco.

Tras el registro de las viviendas de los detenidos, donde se incautaron de diferente documentación, los agentes también allanaron las sedes de Udalbiltza-Kursaal en Pamplona, Vitoria, Bilbao y Astigarraga (Guipúzcoa).

Según explicó ayer el ministro Ángel Acebes, Udalbiltza-Kursaal se ha convertido en "la columna vertebral del proyecto de desobediencia civil y de construcción nacional" diseñado por la banda terrorista tras la firma del Pacto de Lizarra con un objetivo fundamental: "destruir las instituciones del Estado de Derecho".

En alerta

El Ministerio del Interior ha puesto en los últimos días en alerta a Policía Nacional y Guardia Civil ante la hipótesis de que la banda terrorista ETA, prácticamente inactiva desde el asesinato del policía de Andoain Joseba Pagazaurtundua el pasado 8 de febrero, irrumpa en la campaña electoral con un atentado de gran envergadura. Mandos de la lucha antiterrorista, lejos de apuntar cualquier posibilidad de que ETA declare una tregua, desvelaron ayer que los servicios de Información tienen "indicios" de que la banda podría tratar de atentar cerca de alguna de las dos fechas claves de la campaña electoral: su inicio, el 9 de mayo, o la jornada de reflexión, el 24 del mes próximo, como ya hiciera ETA la noche del 11 al 12 de mayo de 2001, un día antes de las elecciones vascas, cuando un comando etarra hizo explosionar en la calle Goya de Madrid un coche-bomba que provocó 14 heridos. La propia Subdirección General Operativa de la Policía Nacional envió el pasado 23 de abril una circular interna a diferentes unidades del cuerpo ordenando extremar las precauciones.