Canarias
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La borrasca deja en Canarias más de 40 litros por metro cuadrado y vientos de 100 km/h leer

El Gobierno retira la gestión de la red eléctrica a Unelco y se la concede a REE

Red Eléctrica de España se encargará, cuando se reglamente, de la distribución y transporte de la energía eléctrica en las Islas.
EFE, Las Palmas
1/may/03 16:34 PM
Edición impresa

 

El Gobierno canario aprobó ayer retirar la gestión de la red eléctrica, de titularidad pública, a Unelco, filial de Endesa en el Archipiélago, y dársela a Red Eléctrica de España (REE), lo que supone un primer paso hacia la liberalización del mercado eléctrico de las Islas.

Así lo afirmó el portavoz del Ejecutivo, Pedro Quevedo, quien agregó que en Canarias existe un monopolio "de hecho" en las fases de producción, distribución y transporte que finaliza de forma oficial al aprobarse el decreto que regula la concesión de la segunda a REE.

El decreto aprobado se justifica, prosiguió, por las peculiaridades de la distribución en el Archipiélago, donde su territorio fragmentado exige "desarrollar procedimientos que garanticen la calidad y la continuidad del servicio y tratar de avanzar en la línea de diversificar a los distintos gestores".

El portavoz explicó que Red Eléctrica de España está en condiciones de aplicar su experiencia acreditada y competencia "y creemos que es una decisión que favorece claramente a Canarias".

En una primera fase, que culminará cuando el Gobierno español apruebe el reglamento de los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares, Red Eléctrica de España analizará y elaborará un estudio con las propuestas que considere necesarias para el desarrollo y ampliación de la red de transporte.

Cuando el reglamento estatal entre en vigor y se complete el proceso de liberalización de la red eléctrica, REE será el operador del sistema encargado de la coordinación del sistema de producción y transporte para garantizar la continuidad y seguridad del suministro eléctrico en Canarias.

El Gobierno autónomo estableció contactos con Red Eléctrica de España después de que en Tenerife se celebrase, en noviembre de 2002, una manifestación masiva en contra de la decisión de Unelco de instalar un tendido aéreo de alta tensión por el Sur de la Isla, y que en su trazado inicial atravesaba espacios protegidos.