Sucesos

Unos 70 tripulantes de un submarino murieron por un fallo mecánico

Entre las víctimas hay oficiales y marinos que se encontraban realizando maniobras en aguas territoriales de la costa Oeste del país. El aparato era del tipo convencional y, por lo tanto, no portaba armas nucleares. El ex jefe del Estado chino ya ha enviado notas de condolencia a los familiares.
EFE, Pekín
3/may/03 10:07 AM
Edición impresa

Al menos setenta personas murieron a causa de un accidente en un submarino chino que efectuaba maniobras en aguas territoriales de la costa este del país, ocurrido hace unos días y del que informó ayer la agencia oficial de noticias Xinhua.

Entre los fallecidos había oficiales, marinos y miembros de la tripulación, agregó la fuente tras explicar que el submarino era de tipo convencional. Esta aclaración significa que no llevaba armas nucleares, por lo que el peligro no era considerable, pese a que debido a un fallo perecieron tripulantes.

El ex jefe de Estado chino, Jiang Zamin, quien ocupa el cargo de presidente de la Comisión Militar Central (CMC, máximo órgano castrense chino), ha enviado su pésame a los familiares de las víctimas, agrega la nota informativa.

Lo llevaron a puerto

La fuente explica sin dar detalles que el submarino tuvo "un fallo mecánico" cuando navegaba por el Mar del Este de China, zona que se encuentra entre el Mar Amarillo y el Océano Pacífico.

El submarino pudo ser llevado a un puerto de la costa este para su reparación, lugar que no ha sido especificado por la nota oficial.

Tampoco se ha informado de si hubo heridos en el accidente, ni de cuántos marinos y oficiales iban en el submarino en el momento de la tragedia, que pudo haberse producido esta semana o a finales de abril, según se deduce de los ambiguos comunicados.

Al parecer, el Gobierno chino ha ocultado la tragedia para no añadir un mayor descontento y frustración a la población del país, que sufre desde hace unos meses la mortal epidemia del Síndrome Respiratorio Águdo y Grave (SRAG). En China se vinculan las desgracias a la mala gestión de los gobernantes, idea que se repite en el país desde tiempos de Confucio (siglo V a.d.C.), quien dijo que si el Cielo está con el Emperador, reina la prosperidad, y si el Emperador es mal gobernante el Cielo provoca todo tipo de desastres.

La etapa negativa por la que pasa China estos meses, está convirtiendo al presidente electo, Hu Jintao, en "un gafe" que va a tener muy difícil ganarse las simpatías del pueblo. China suele informar tarde y a cuentagotas de "las malas noticias", por lo que es muy probable que no se sepa con exactitud qué ocurrió exactamente con el submarino accidentado hasta dentro de unas semanas.