Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Sube a 2 muertos y 11 heridos la cifra de víctimas por el tiroteo en Estrasburgo leer

Multitudinario baile de magos entre isas, folías y mucha salsa

Más de 25.000 personas participaron anoche en uno de los actos más esperados de las Fiestas de Mayo, que desbordó de tipismo la plaza de España y sus cuadriláteros. Las mil mesas resultaron insuficientes para las numerosas personas que desbordaron todas previsiones.
EL DÍA, S/C de Tenerife
3/may/03 12:15 PM
Edición impresa

Más de 25.000 personas participaron anoche en el ya tradicional baile de magos de la capital tinerfeña, que comenzó con la ofrenda de flores a los pies del monumento a la Virgen de Candelaria, a las 20:00 horas, para dar paso a la comida canaria y a la fiesta del tipismo a ritmo de isas, folías y hasta temas de salsa latina, en una velada a la que asistió Radio El Día , que emitió desde la plaza de España un programa especial, y el periódico EL DÍA .

Desde primeras horas de la tarde comenzaron a llegar los primeros grupos a la plaza de España, que quedó desbordada, cerca de la medianoche, por miles de personas ataviadas por trajes típicos. Los más elegantes y fieles a los patrones tradicionales contrastaron con quienes transformaron el pantalón vaquero oscuro y la camisa blanca, gracias a la magia de un fajín, en un modelo de mago, "como los de toda la vida".

Como si de un día de campo se tratara, poco a poco se fue armando la mesa, que fue sumando viandas conforme se iba incrementando el número de comensales. En una cena tan típica no faltaron las pellas de gofio, el conejo en salmorejo, el cherne, el vino de Ra-velo o el frangollo, que fueron los menús más consumido, aunque tampoco faltaron hasta la ensaladilla rusa, la tortilla española y la Coca-Cola. Si mil mesas se habilitaron, mil puntos de encuentros se establecieron a los pies del monumento a Los Caídos, pues unos pusieron la comida y otros la música, con guitarras, timples y laúdes.

En la plaza de España, tres escenarios bien diferenciados. En la zona que en febrero se habilita para el escenario del Carnaval, anoche estaban las mesas que llegaban hasta la Alameda. A los pies del monumento de La Candelaria, el baile de Taifa; frente al Cabildo, salsa y ritmos latinos que abrieron el abanico para casi todos los gustos musicales. De las mil mesas, una parte importante la ocuparon las asociaciones vinculadas al Carnaval y, en esta época pre electoral, no faltaron políticos de siempre y de nueva andadura. Tras la media noche, centenares de vecinos tomaron el relevo en las esquinas y plazas de sus barrios, en la realización de las cruces de flores que engalarán hoy la capital.