Actualidad

"La paz esté contigo, España"

La paz fue la palabra más utilizada en los discursos que se ofrecieron en el aeropuerto de Barajas, y que fueron pronunciados tanto por Juan Pablo II como por el Rey. Tras la celebración de un encuentro con los jóvenes, el Papa canonizará hoy a cinco beatos españoles y dará por concluida su quinta visita.
COLPISA, Madrid
4/may/03 14:12 PM
Edición impresa

La palabra "paz", utilizada en sus discursos por Juan Pablo II y el Rey Juan Carlos en el aeropuerto de Madrid-Barajas, enmarcó ayer la llegada del Papa a España, en esta su quinta visita durante la que canonizará, hoy, a cinco beatos españoles.

Unas dos mil personas entre autoridades y eclesiásticos, y un numeroso grupo de fieles, aguardaban la llegada del avión de Alitalia que traía al Papa desde Roma, y que aterrizaba en el aeropuerto minutos después del mediodía.

Juan Pablo II pisaba el suelo español a las 12:20, en una plataforma rodante por su estado de salud, y era saludado por los Reyes Juan Carlos y Sofía, y el presidente de la Conferencia Episcopal Española y arzobispo de Madrid, Antonio María Rouco Varela.

Tras la interpretación de los himnos del Vaticano y del Estado español, el Rey Juan Carlos dio la bienvenida a España en nombre del pueblo español, recordando la primera visita del Pontífice a España, en 1982, con motivo del IV Centenario de la muerte de Santa Teresa de Jesús, y las tres siguientes, la última hace diez años con motivo de la canonización de Enrique de Ossó.

"Deseo para cada uno -dijo el Papa- la paz que sólo Dios, por medio de Jesucristo nos puede dar, la paz que es obra de la justicia, de la verdad, del amor, de la solidaridad; la paz que los pueblos sólo gozan cuando siguen los dictados de la ley de Dios; la paz que hace sentirse a los hombres y a los pueblos hermanos unos con otros. La paz esté contigo, España!".

En su encuentro privado con el Papa, Don Juan Carlos le agradeció el apoyo que presta a España frente al terrorismo y también por su discurso de llegada.

El Papa recibió por la tarde en la Nunciatura de Madrid al presidente del Gobierno acompañado de su familia, con quien habló de la institución familiar, que es considerada por Juan Pablo II como la célula básica de la sociedad. El Gobierno recibió con satisfacción el primer mensaje del Papa.