Internacional

Estados Unidos cree que encontrará en Irak el arsenal de armas químicas

El jefe del Pentágono dijo ayer que cree que hallarán el material bélico que los iraquíes se negaron a destruir y que justificó la invasión y aseguró que localizarán a Sadam Husein, si aún permanece con vida. Por otro lado, la ONU abrió una oficina de representación permanente en Basora.
EFE, Washington
5/may/03 6:08 AM
Edición impresa

El jefe del Pentágono, Donald Rumsfeld, dijo ayer que estima que Estados Unidos encontrará en Irak las armas proscritas que justificaron la invasión, y también hallará a Sadam Husein si está vivo.

Rumsfeld, quien esta semana completó una gira por Irak, Afganistán y el Golfo, acudió a los programas de televisión "Late Edition" de la cadena CNN, donde habló sobre "el nuevo Irak", y "Fox News" de la cadena Fox, donde se refirió a los próximos pasos en "la guerra contra el terrorismo".

En marzo el gobierno del presidente George W. Bush, argumentando que el arsenal biológico, químico y radiactivo de Irak era una amenaza inmediata para la seguridad de Estados Unidos, desistió de obtener el aval de las Naciones Unidas e invadió ese país del Golfo.

En los combates de dos semanas las fuerzas iraquíes no usaron el armamento proscrito, y desde el fin de la lucha los invasores anglo- estadounidenses tampoco han hallado las armas, los depósitos ni los laboratorios donde supuestamente se producían.

Rumsfeld, quien el miércoles pasado hizo una visita victoriosa a Bagdad, dijo ayer que Estados Unidos y sus aliados finalmente encontrarán las armas proscritas que los inspectores de la ONU nunca hallaron.

En los debates del Consejo de Seguridad de la ONU que precedieron a la invasión, Estados Unidos sostuvo que tenía pruebas de la existencia de ese armamento, y el secretario de Estado, Collin Powell, exhibió fotografías tomadas por aviones o satélites de espionaje que mostraban sitios donde supuestamente se guardaban esas armas.

"Nunca creí que, simplemente, íbamos a toparnos con las armas de destrucción masiva ocultas en ese país", puso de relieve.

"Encontraremos lo que encontremos como resultado de hablar con la gente, y no simplemente porque vayamos a un sitio y esperemos encontrarlo", añadió el jefe del Pentágono.

"En este momento no tenemos algo sustancial que podamos anunciar", agregó. "Si alguien tiene alguna idea, estaremos muy contentos de escucharla".

En cuanto al derrocado presidente de Irak, Sadam Husein, Rumsfeld dijo que no sabía si estaba vivo.

"Quisiera saberlo, y no lo sé", indicó. "Si tuviera que hacer una suposición, diría que bien puede estar vivo".

"Pero lo importante es que él y sus cómplices ya no están en el poder", dijo Rumsfeld. "Están en un túnel en alguna parte o escondidos en un sótano. Si está vivo, lo encontraremos".

En relación con la "guerra contra el terrorismo" que el presidente George W. Bush proclamó en septiembre de 2001, Rumsfeld dijo que no es cierta la apreciación de algunos expertos según la cual Estados Unidos se ha enzarzado en "un conflicto perpetuo".

Por otro lado, las Naciones Unidas abrieron ayer una oficina de representación permanente en Basora, en el sur de Irak, región que sufre una "crisis crónica y estructural grave", según declaró la coordinadora de operaciones de la ONU en la zona, Kim Bolduc.

"La impresión general es que no nos enfrentamos a una crisis humanitaria pero sí a una crisis crónica y estructural grave", declaró Kim Bolduc tras una primera toma de contacto con representantes de organizaciones no gubernamentales establecidas sobre el terreno y con militares británicos desplegados en el sector.

"Hay que poner de nuevo en marcha los servicios públicos y las diferentes infraestructuras, crear empleos, garantizar los servicios esenciales, ése es el objetivo", añadió la coordinadora.