Vivir

El virus de la neumonía atípica puede vivir horas fuera del cuerpo

Nuevos datos científicos avalan las tesis que aseguran que la infección puede producirse con sólo tocar una mesa contaminada. El Ministerio de Sanidad ha controlado 62 vuelos procedentes de las zonas de riesgo.
AGENCIAS, Washington/Pekín
5/may/03 6:11 AM
Edición impresa

 

El virus del Síndrome Respiratorio Agudo Severo (SRAS), más conocido como neumonía atípica, puede sobrevivir durante horas en las superficies de objetos de uso común y, por tanto, fuera del cuerpo humano, e incluso puede vivir hasta cuatro días en las heces, según un artículo del diario "The Washington Post" publicado ayer.

El virus puede sobrevivir al menos 24 horas en una superficie de plástico a temperatura ambiente, y puede vivir por períodos extendidos en el frío, según nuevos hallazgos científicos detallados en el citado artículo.

Los nuevos descubrimientos de laboratorios de Hong Kong, Japón, Alemania y Pekín, serán incluidos en el sitio web de la Organización Mundial de la Salud (OMS), según el diario.

"Es la primera vez que tenemos datos firmes sobre la supervivencia del virus. Hasta ahora sólo especulábamos", declaró al diario un experto sobre el SRAS de la OMS, Kalus Stohr. "Estos estudios son muy importantes para el diseño de estrategias de limpieza y desinfección", añadió.

El inicio, en un rascacielos

Los nuevos datos sugieren que la infección puede producirse simplemente con tocar una mesa o golpear una puerta contaminada, señala el informe. Asimismo, arrojan luz sobre cómo pudo haberse expandido la enfermedad en un edificio de 33 pisos en Hong Kong, donde cientos de personas resultaron infectadas.

Los científicos encontraron que la enfermedad persiste en las heces adultas por seis horas pero en la diarrea el virus sobrevive hasta cuatro días, y ahora sospechan que el mal se expandió en el complejo de Amoy Gardens por un hombre infectado con el SRAS que tenía diarrea, debido a una rotura de la cañería de drenaje fecal.

También descubrieron que el virus muere a los 36,9 grados Celsius, pero vive indefinidamente a cero grados.

Aún falta un elemento clave en la comprensión de la mortal infección pulmonar: cuánto virus se necesita para provocar la infección. A nivel mundial, hay 6.242 personas infectadas, de las cuales 449 han muerto.

Por otro lado, hasta la noche de ayer, los servicios de sanidad exterior del Ministerio de Sanidad controlaron 62 vuelos y 8.378 pasajeros procedentes de zonas de riesgo. Ayer llegaron a España dos vuelos procedentes de Pekín y de Toronto (Canadá), con más de 300 pasajeros.