Santa Cruz de Tenerife

Urbanismo da luz verde al concurso de ideas para el parque marítimo de Añaza

Se pretende reordenar una superficie de más de 109.000 metros cuadrados del litoral capitalino, donde se encuentra una estructura abandonada que podría ser finalmente derribada.
EL DÍA, S/C de Tenerife
9/may/03 6:30 AM
Edición impresa

 

El Consejo de Urbanismo dará hoy el visto bueno a la publicación del concurso de ideas para reordenar una superficie de más de 109.000 metros cuadrados del litoral capitalino, en Añaza, donde se construirán, además de un parque marítimo, edificios sociales y zonas de recreo.

Precisamente, el proyecto afecta al espacio en el que se encuentra una estructura abandonada desde hace años, que podría ser finalmente derribada, si así lo deciden los expertos que elaboren el concurso de ideas, aunque también cabe la posibilidad de que permanezca allí y sea utilizado para cubrir alguno de los fines previstos en el plan de necesidades mínimas en el litoral de Añaza.

Este plan elaborado por el Ayuntamiento de Santa Cruz para ese ámbito, de acuerdo con las demandas vecinales, señala que allí se deben construir diversas áreas, la mayoría deportivo-recreativas, entre las que figuran un refugio pesquero, un balneario, un parque deportivo que ocupe por lo menos una superficie de 16.000 metros cuadrados, un pequeño puerto deportivo de unos 4.000 metros cuadrados, donde se incluya una rampa de varada o un edificio social de varias plantas.

El concurso se abrirá y, una vez elegida la propuesta ganadora, se dará un plazo de tres meses para que se lleve a cabo la elaboración del Plan Director de la zona, que está en expansión.

Además, se prevé la instalación de superficies destinadas a un elevado número de aparcamientos. Una de las soluciones podría desarrollarse bajo tierra o bien en una construcción elevada, pero siempre integrada en el contexto.

Recorridos peatonales

Entre las actuaciones puntuales previstas, aparecen conexiones con la parte superior del acantilado, a base de recorridos peatonales indicados para la práctica del senderismo, precisamente en un espacio que ofrece innumerables vistas al mar.

No obstante, el ayuntamiento está ultimando este plan de necesidades mínimas, en el que incluirá más demandas vecinales, después de que las asociaciones de Añaza hayan aportado sus opiniones.

También se replanteará el tráfico rodado en toda la zona, evitando en lo posible las vías en el entorno de la playa. Asimismo, se construirá un dique sumergido de defensa.

Además de dotar al barrio de estas infraestructuras, el objetivo principal es reordenar todo el litoral de la capital.