Tenerife
LO ÚLTIMO:
Varios civiles y al menos cuatro terroristas muertos en un ataque durante un desfile militar en Irán leer

El comité de Titsa Urbano mantiene el preaviso de huelga indefinida del lunes

Los portavoces de los trabajadores se levantaron ayer de la mesa y dieron por rotas las negociaciones con la empresa de transporte y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife. La patronal sostiene que no es posible asumir en su totalidad la tabla reivindicativa, tal y como exige el sindicato UGT.
EL DÍA, S/C de Tenerife
10/may/03 12:16 PM
Edición impresa

El comité de huelga de Titsa Urbano no se muestra dispuesto a ceder en ningún punto de su plancha reivindicativa. En la reunión mantenida ayer con la empresa y el Ayuntamiento de Santa Cruz de Tenerife, sus representantes optaron por romper la negociación y levantarse de la mesa, manteniendo así el anuncio de preaviso de huelga indefinida que comenzará a las 00:00 horas del lunes.

Así lo confirmaron ayer a EL DÍA tanto el gerente de Titsa, Santiago Pinilla, como el sindicato UGT, organización mayoritaria tras las elecciones celebradas en marzo.

El directivo de la empresa señaló que UGT no reconoce el convenio vigente, "porque alega que está firmado por otros representantes", y cómo entre sus reivindicaciones solicitan una subida salarial superior a la fijada para las administraciones públicas, "pese al aumento de un punto en la nómina del mes de marzo". En el fondo, dice, "es una huelga oportunista", preparada desde marzo.

También subrayó cómo los trabajadores se quejan "de estrés por exceso de trabajo", debido a la frecuencia de las rutas, al tiempo que destacó el absentismo de las líneas urbanas "de un 12 por ciento".

En cuanto a la petición de au-mento de plantilla, el gerente recordó que Titsa es una empresa sujeta a un contrato programa con el ayuntamiento. "El alcalde autorizó incorporar tres conductores y el sindicato prefirió sólo uno, y así derivar la diferencia en pluses".

Por su parte, el comité asegura que la empresa y el ayuntamiento, además de no estar dispuestos a llegar a un acuerdo, "han tenido la desfachatez y el poco respeto de amenazarnos con despedir a los 235 trabajadores que integramos la plantilla", razón por la cual se levantaron de la mesa.

El comité indica que la huelga afectará a 35.000 usuarios al día y que el tiempo de espera rondará de hora a hora y media.