Nacional

Nuevo golpe a ETA al detener a dos reservistas de la banda en Burdeos

El ministro Ángel Acebes manifestó ayer en rueda de prensa que "ambos terroristas estaban integrados, al menos, en los grupos de reserva" y que se encontraban preparados "para recibir las órdenes bien de apoyo en logística e infraestructura, bien operativas.
AGENCIAS, Madrid/París
12/may/03 6:43 AM
Edición impresa

Dos reservistas de ETA, fichados por violencia callejera, fueron detenidos el sábado en Burdeos, menos de 24 horas después del arresto en Saintes (oeste de Francia) de Ainhoa García Montero, "Laia", presunta responsable del aparato militar, y otros tres supuestos "liberados". Abelardo Castillo Alarcón, de 38 años, e Idoia Garmendia Imaz, de 22, fueron interceptados por la policía, que los tenía vigilados, cuando se disponían a cambiar de refugio.

Las dos nuevas detenciones elevan a media docena los arrestos practicados durante el fin de semana en el seno del aparato militar y a 19 los registrados por relación con ETA en Francia este año.

La actuación de Burdeos está relacionada con la operación que había permitido la víspera en Saintes, a un centenar de kilómetros de distancia, descabezar parcialmente el aparato militar gracias a la captura de "Laia" en una investigación conjunta de las policías española y francesa.

Una parte del dispositivo organizado en las últimas semanas consistía en la vigilancia de Castillo y Garmendia en Burdeos. Tras divulgarse los arrestos de Saintes, los agentes movilizados en la capital aquitana constataron que los sospechosos cargaban documentos y enseres en un coche robado con intención de desplazarse a otra base de repliegue.

A media tarde del sábado, los policía decidieron intervenir y detuvieron a la pareja, que estaba armada con dos pistolas y portaba documentos de identidad falsos. Fueron identificados como Abelardo Castillo Alarcón, "Nico" y "Abel", pamplonés de 38 años, e Idoia Garmendia Imaz, nacida hace 22 años en Ordizia (Guipúzcoa).

"Grupos de apoyo"

 

Mientras, en Madrid, el ministro del Interior, Ángel Acebes, señaló que "estaban integrados, al menos, en los grupos de reserva" y se encontraban "listos para recibir las órdenes, bien de apoyo en logística e infraestructura, bien operativas". A su juicio, son un buen ejemplo de la actual reestructuración de ETA al tratarse de nuevas incorporaciones procedentes de "las acciones del terrorismo urbano".

Según las fichas policiales, Castillo huyó a Francia el 30 de marzo de 1999 a raíz de una operación de la Guardia Civil contra los "grupos Y" en Navarra en la fueron detenidos José Manuel Garmendia Lakunza, Fernando Javier Imaz Araña e Irune Ginea Mundiñano. Anteriormente, se le había implicado en desórdenes públicos y en labores de captación entre 1996 y 1998.

Se cree que Garmendia cruzó la frontera a finales de 1998 cuando estaba en libertad provisional por su presunta participación en el lanzamiento de artefactos incendiarios contra la vivienda de un ertzaina en Idiazabal (Guipúzcoa).

En su historial figuran quemas de oficinas bancarias y postales, sedes de partidos políticos y transportes públicos así como un ataque con cócteles molotov al Ayuntamiento de Ordizia.

Por su parte, el vicepresidente del Gobierno Mariano Rajoy consideró ayer que el comunicado de ETA es "un guiño para la constitución de un Lizarra II", mientras el ministro del Interior, Angel Acebes, advirtió de que la banda terrorista intentará "hacerse presente" en las próximas fechas, si puede a través de un atentado.

Más reacciones

Rajoy y Acebes reaccionaban así a un comunicado de ETA, publicado ayer en el diario Gara, en el que la banda terrorista insta a los ciudadanos vascos a votar a las candidaturas anuladas por los tribunales en los comicios locales del próximo 25 de mayo y acusa a PNV, EA e IU-EB de "pensar sólo en el beneficio electoral".

El vicepresidente del Gobierno aseguró tener la "impresión" de que en el comunicado "por más que haya una apuesta por el voto nulo", "hay una apuesta" de ETA "por la reedición, una vez más, del pacto de Lizarra, por un Lizarra II, en la que también está el PNV".

El titular de Interior consideró que ETA "necesita y va a intentar hacerse presente" en las próximas fechas, si puede a través de un atentado, o a través de "estrategias y trampas" al Estado de Derecho y "a la acción de la legalidad y las instituciones", con el fin de "retrasar la acción" contra el terrorismo en un momento "esencial". El comunicado "puede ser un buen ejemplo del camino que van a seguir", según Acebes, quien pidió que "nadie coopere ni colabore", aunque lamentó que "siempre habrá alguno que se preste".