Canarias

El Gobierno aprueba un decreto para coordinar las Policías Locales

Los ayuntamientos deberán adaptar los reglamentos de sus cuerpos de seguridad para homogeneizar y mejorar las actuaciones de un total de 2.948 agentes. La nueva norma crea, además, un órgano para aunar los recursos, una base de datos común y recomienda una dotación mínima de plantilla.
EL DÍA, S/C de Tenerife
13/may/03 16:34 PM
Edición impresa

 

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó ayer la norma básica a la que deben adaptarse los distintos reglamentos municipales de las Policías Locales, con el fin de homogeneizar y mejorar la coordinación de sus actuaciones en el archipiélago. El decreto pretende también evitar desequilibrios en los recursos, fijando unos mínimos en la dotación de plantillas.

El portavoz del Ejecutivo autónomo, Pedro Quevedo, manifestó ayer en rueda de prensa que la nueva norma, que desarrolla la Ley Orgánica de Coordinación de Policías Locales de Canarias, es un instrumento de racionalización y de reconocimiento del "sobreesfuerzo" que han tenido que realizar los municipios en la seguridad de las Islas para "compensar el déficit existente de agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado".

Al respecto, Quevedo añadió que faltan en Canarias 772 efectivos entre miembros del Cuerpo Nacional de Policía (635) y de la Guardia Civil (147) y que esta situación ha supuesto para los ayuntamientos un sobrecoste de 15 millones de euros, al tener que ampliar su plantilla en 449 nuevos agentes, y de unos 6 millones de euros en medios, en los últimos tres años.

Asimismo, subrayó que las Policías Locales atendieron 1.427 servicios el año pasado que correspondían a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, por, reiteró, "su déficit evidente en personal y material".

El decreto, aprobado ayer, aporta como novedades la creación del Órgano de Coordinación Operativa de Seguridad (OCOS), con el fin de lograr una mejor eficiencia, optimización y coordinación de los recursos en materia policial, así como la puesta en marcha de una base de datos común.

Establece, también, mínimos recomendables en dotación de plantillas, siguiendo criterios de población, entorno, actividad económica y conflictividad social.

El portavoz del Gobierno canario expuso que la cifra recomendable es el estándar europeo, que se sitúa en los 1.8 agentes por cada mil habitantes y, destacó, que la media del archipiélago está "muy próxima" (1.6 agentes por cada mil habitantes) y un poco menos la de la provincia tinerfeña, donde la ratio es de 1.5 agentes.

Pedro Quevedo especificó que existen 2.948 miembros de las Policías Locales y que harían falta tan sólo 368 más para alcanzar el módulo base europeo. Éste se supera en algunas islas, como Fuerteventura (2.2 por cada mil habitantes) o en Lanzarote (1.9).

El portavoz negó que este decreto suponga un paso en la génesis de la policía autonómica, porque, según agregó, no se pretende que sustituya a la Policía Local.

La nueva norma regula también la movilidad laboral e incluye aspectos relacionados con las políticas de prevención de riesgos laborales.

El Consejo de Gobierno de Canarias aprobó ayer la norma básica a la que deben adaptarse los distintos reglamentos municipales de las Policías Locales, con el fin de homogeneizar y mejorar la coordinación de sus actuaciones en el archipiélago. El decreto pretende también evitar desequilibrios en los recursos, fijando unos mínimos en la dotación de plantillas.

El portavoz del Ejecutivo autónomo, Pedro Quevedo, manifestó ayer en rueda de prensa que la nueva norma, que desarrolla la Ley Orgánica de Coordinación de Policías Locales de Canarias, es un instrumento de racionalización y de reconocimiento del "sobreesfuerzo" que han tenido que realizar los municipios en la seguridad de las Islas para "compensar el déficit existente de agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado".

Al respecto, Quevedo añadió que faltan en Canarias 772 efectivos entre miembros del Cuerpo Nacional de Policía (635) y de la Guardia Civil (147) y que esta situación ha supuesto para los ayuntamientos un sobrecoste de 15 millones de euros, al tener que ampliar su plantilla en 449 nuevos agentes, y de unos 6 millones de euros en medios, en los últimos tres años.

Asimismo, subrayó que las Policías Locales atendieron 1.427 servicios el año pasado que correspondían a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, por, reiteró, "su déficit evidente en personal y material".

El decreto, aprobado ayer, aporta como novedades la creación del Órgano de Coordinación Operativa de Seguridad (OCOS), con el fin de lograr una mejor eficiencia, optimización y coordinación de los recursos en materia policial, así como la puesta en marcha de una base de datos común.

Establece, también, mínimos recomendables en dotación de plantillas, siguiendo criterios de población, entorno, actividad económica y conflictividad social.

Cifras y necesidades

El portavoz del Gobierno canario expuso que la cifra recomendable es el estándar europeo, que se sitúa en los 1.8 agentes por cada mil habitantes y, destacó, que la media del archipiélago está "muy próxima" (1.6 agentes por cada mil habitantes) y un poco menos la de la provincia tinerfeña, donde la ratio es de 1.5 agentes.

Pedro Quevedo especificó que existen 2.948 miembros de las Policías Locales y que harían falta tan sólo 368 más para alcanzar el módulo base europeo. Éste se supera en algunas islas, como Fuerteventura (2.2 por cada mil habitantes) o en Lanzarote (1.9).

El portavoz negó que este decreto suponga un paso en la génesis de la policía autonómica, porque, según agregó, no se pretende que sustituya a la Policía Local.

La nueva norma regula también la movilidad laboral e incluye aspectos relacionados con las políticas de prevención de riesgos laborales.