Elecciones
LO ÚLTIMO:
Tres muertos en una reyerta entre dos familias en Cáseda (Navarra) leer

Arenas: "A españoles no nos gana nadie; pero a canarios, tampoco"

El secretario general del Partido Popular (PP) se reunió ayer en La Laguna con los candidatos autonómicos y locales. Dijo que la única aspiración en las Islas es ganar por mayoría suficiente, aunque adelantó que si no lo logran, "actuaremos en beneficio de la estabilidad de Canarias".
EL DÍA, S/C de Tenerife
13/may/03 6:45 AM
Edición impresa

"A españoles no nos gana nadie, pero a canarios tampoco". Con esa contundente frase, el secretario general del Partido Popular (PP) y ministro de Administraciones Públicas, Javier Arenas, arrancó anoche los mayores aplausos en un restaurante de Los Baldíos, en el municipio de La Laguna, donde se reunió con los candidatos del PP al Parlamento de Canarias, el Cabildo de Tenerife y los ayuntamientos.

Arenas, en un encuentro previo con los periodistas, eludió aclarar si existe algún tipo de acuerdo entre su partido y Coalición Canaria (CC) para después de las elecciones, tal y como afirma el PSC-PSOE, y se limitó a subrayar que la única aspiración de los populares es ganar con una mayoría suficiente. Aclaró, no obstante, que si no logran esa mayoría suficiente, el día siguiente "actuaremos en beneficio de la estabilidad de Canarias y en beneficio de los canarios.

El dirigente popular, que antes había realizado una breve visita al casco urbano de La Laguna, añadió que los socialistas de las Islas hablan constantemente de que existe un acuerdo entre el PP y CC cuando son ellos los que llevan muchos años intentando llegar a pactos con populares y nacionalistas "porque son muy conscientes de que no son alternativa de gobierno".

Arenas, cuyo discurso ante los candidatos estuvo precedido por los del cabeza de lista al Parlamento, Pablo Matos, y los aspirantes a las alcaldías de La Laguna y Santa Cruz, Rafael Becerra y Cristina Tavío, dedicó buena parte de su intervención a ensalzar la labor del gobierno de José María Aznar, que puso como ejemplo de lo que haría el PP en el Archipiélago si gobernase, y, sobre todo, a criticar al líder nacional del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y al de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares.

El ministro afirmó que el discurso del PSOE en la campaña electoral se limita a incidir en la tragedia del "Prestige" y la guerra de Irak. Llegó a decir que los socialistas tenían la esperanza "de que Sadam Husein les ganara las próximas elecciones municipales y autonómicas".

Arenas reconoció que su partido ha pasado dos meses malos como consecuencia del hundimiento del petrolero y el apoyo a la intervención militar de Estados Unidos y el Reino Unido, pero aseguró que la situación ha dado un vuelco considerable. Sobre el caso iraquí añadió que al PP se le ha atacado "por defender la paz y la seguridad" y "por decir que lucharemos contra el terrorismo en España y fuera de España".

Añadió que el PP es en la actualidad la única formación política que se dedica a explicar su programa, al contrario de otras que, según apuntó, sólo se interesan por descalificar. Anunció que a cada insulto y descalificación que reciba, se limitarán a presentar sus propuestas a los ciudadanos. Recalcó que, en el caso de Canarias, el partido vive actualmente el mejor momento de toda su historia.

Las alusiones del secretario general popular al PSOE fueron abundantes, sobre todo a la etapa en la que gobernó Felipe González, de la que recordó que el actual líder socialista, Rodríguez Zapatero, era diputado. Se detuvo en comentar algunos de los escándalos de aquella época y la comparó con la actual asegurando que "nosotros en alguna ocasión hemos podido meter la pata, pero lo que nunca hemos hecho es meter la mano en la caja".

"A españoles no nos gana nadie, pero a canarios tampoco". Con esa contundente frase, el secretario general del Partido Popular (PP) y ministro de Administraciones Públicas, Javier Arenas, arrancó anoche los mayores aplausos en un restaurante de Los Baldíos, en el municipio de La Laguna, donde se reunió con los candidatos del PP al Parlamento de Canarias, el Cabildo de Tenerife y los ayuntamientos.

Arenas, en un encuentro previo con los periodistas, eludió aclarar si existe algún tipo de acuerdo entre su partido y Coalición Canaria (CC) para después de las elecciones, tal y como afirma el PSC-PSOE, y se limitó a subrayar que la única aspiración de los populares es ganar con una mayoría suficiente. Aclaró, no obstante, que si no logran esa mayoría suficiente, el día siguiente "actuaremos en beneficio de la estabilidad de Canarias y en beneficio de los canarios.

El dirigente popular, que antes había realizado una breve visita al casco urbano de La Laguna, añadió que los socialistas de las Islas hablan constantemente de que existe un acuerdo entre el PP y CC cuando son ellos los que llevan muchos años intentando llegar a pactos con populares y nacionalistas "porque son muy conscientes de que no son alternativa de gobierno".

Arenas, cuyo discurso ante los candidatos estuvo precedido por los del cabeza de lista al Parlamento, Pablo Matos, y los aspirantes a las alcaldías de La Laguna y Santa Cruz, Rafael Becerra y Cristina Tavío, dedicó buena parte de su intervención a ensalzar la labor del gobierno de José María Aznar, que puso como ejemplo de lo que haría el PP en el Archipiélago si gobernase, y, sobre todo, a criticar al líder nacional del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, y al de Izquierda Unida, Gaspar Llamazares.

El ministro afirmó que el discurso del PSOE en la campaña electoral se limita a incidir en la tragedia del "Prestige" y la guerra de Irak. Llegó a decir que los socialistas tenían la esperanza "de que Sadam Husein les ganara las próximas elecciones municipales y autonómicas".

Arenas reconoció que su partido ha pasado dos meses malos como consecuencia del hundimiento del petrolero y el apoyo a la intervención militar de Estados Unidos y el Reino Unido, pero aseguró que la situación ha dado un vuelco considerable. Sobre el caso iraquí añadió que al PP se le ha atacado "por defender la paz y la seguridad" y "por decir que lucharemos contra el terrorismo en España y fuera de España".

Añadió que el PP es en la actualidad la única formación política que se dedica a explicar su programa, al contrario de otras que, según apuntó, sólo se interesan por descalificar. Anunció que a cada insulto y descalificación que reciba, se limitarán a presentar sus propuestas a los ciudadanos. Recalcó que, en el caso de Canarias, el partido vive actualmente el mejor momento de toda su historia.

Las alusiones del secretario general popular al PSOE fueron abundantes, sobre todo a la etapa en la que gobernó Felipe González, de la que recordó que el actual líder socialista, Rodríguez Zapatero, era diputado. Se detuvo en comentar algunos de los escándalos de aquella época y la comparó con la actual asegurando que "nosotros en alguna ocasión hemos podido meter la pata, pero lo que nunca hemos hecho es meter la mano en la caja".

 

en la palma

Trabajando por la Isla

Arenas, que ayer también realizó una visita relámpago a La Palma, dijo que el Gobierno de José María Aznar lleva siete años trabajando por la Isla y por su desarrollo. Felicitó al PP palmero por presentar candidatos en los catorce municipios y aseguró que aunque en los últimos meses "hemos soportado insultos y calumnias y hemos visto como 290 de nuestras sedes han sido atacadas, volveríamos a tomar la misma decisión (en referencia a la guerra de Irak) para defender la paz mundial y acabar con el terrorismo internacional", añadiendo que "nuestro partido está muy satisfecho porque hemos presentado 7.400 candidaturas en toda España, cosa que no ha hecho ninguna otra formación". De cara a las elecciones del 25 de mayo, pidió a los ciudadanos que comparen a los distintos partidos y a los distintos candidatos y demandó que en la campaña se hable más de sanidad, vivienda o de impuestos y menos del "Prestige" o de la guerra, que son, dijo, los únicos argumentos que tienen el PSC e IU. Recordó que en los últimos siete años el Gobierno español ha creado el 50% de todo el empleo de la Unión Europea y que esa es la mejor política social que se puede hacer. Asimismo, anunció que uno de los retos del PP para la próxima legislatura es acabar con los costes de la doble insularidad y dijo, en relación a los pactos, que el PSC intenta pactar en Canarias con quien sea porque sabe que no constituye una alternativa de gobierno. El secretario general del PP indicó que "nosotros hemos tenido una relación en el pasado con CC que ha sido fructífera para las Islas y para España, y a partir de ahí y hasta el 25 de mayo vamos a intentar un pacto con los ciudadanos en las urnas. Somos un partido con vocación de gobierno y lo que vamos a intentar es conseguir la mayoría suficiente para gobernar y si no es así, ya hablaremos".