Internacional
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Dimite el ministro británico para el "brexit", Dominic Raab leer

Se entrega en Bagdad la "Doctora Germen", cerebro del programa de armas biológicas


COLPISA, Washington
13/may/03 6:46 AM
Edición impresa

 

La doctora Rihab Taha, de 46 años, conocida como "Doctora Germen" y fundadora del programa de armas biológicas del régimen de Sadam Husein, se entregó el pasado domingo a las fuerzas estadounidenses en Bagdad tras varios días de negociaciones con los aliados, informó ayer la cadena NBC.

Taha, formada en una universidad británica, no estaba en la baraja de los 55 iraquíes más buscados, pero es considerada por la ONU como una importante responsable del desarrollo de armamento biológico de la era Sadam y sí estaba en la lista de las personas que los inspectores querían interrogar.

Los servicios de inteligencia aliados la consideran incluso más peligrosa que los hijos de Sadam y, debido a su reputada crueldad, es una de las principales candidatas a ser juzgada por crímenes de guerra. Su captura sucede a la de otra doctora, Salih Ammash, "Lady Antrax", detenida la semana pasada.

Informes de la inteligencia británica señalan que Taha experimentó el ántrax con presos iraquíes para cronometrar cuánto tardaban en morir, o que durante varios meses, estando ella embarazada, investigó fórmulas para contagiar una forma virulenta de gastroenteritis a niños occidentales.

El nuevo administrador civil de Irak, el norteamericano Paul Bremer, llegó ayer a la sureña ciudad iraquí de Basora, en su camino hacia Bagdad, desde donde dijo que ayudará "a poner al país en el camino de la democracia".

Bremer, experto en la lucha antiterrorista, viajó ayer a Basora procedente de Kuwait acompañado del jefe del Estado Mayor del Ejército de Estados Unidos, Richard Myers, y del jefe de la Oficina de Reconstrucción y Asistencia Humanitaria (ORAH) en Irak, Jay Garner.

La doctora Rihab Taha, de 46 años, conocida como "Doctora Germen" y fundadora del programa de armas biológicas del régimen de Sadam Husein, se entregó el pasado domingo a las fuerzas estadounidenses en Bagdad tras varios días de negociaciones con los aliados, informó ayer la cadena NBC.

Taha, formada en una universidad británica, no estaba en la baraja de los 55 iraquíes más buscados, pero es considerada por la ONU como una importante responsable del desarrollo de armamento biológico de la era Sadam y sí estaba en la lista de las personas que los inspectores querían interrogar.

Los servicios de inteligencia aliados la consideran incluso más peligrosa que los hijos de Sadam y, debido a su reputada crueldad, es una de las principales candidatas a ser juzgada por crímenes de guerra. Su captura sucede a la de otra doctora, Salih Ammash, "Lady Antrax", detenida la semana pasada.

Informes de la inteligencia británica señalan que Taha experimentó el ántrax con presos iraquíes para cronometrar cuánto tardaban en morir, o que durante varios meses, estando ella embarazada, investigó fórmulas para contagiar una forma virulenta de gastroenteritis a niños occidentales.

El nuevo administrador civil de Irak, el norteamericano Paul Bremer, llegó ayer a la sureña ciudad iraquí de Basora, en su camino hacia Bagdad, desde donde dijo que ayudará "a poner al país en el camino de la democracia".

Bremer, experto en la lucha antiterrorista, viajó ayer a Basora procedente de Kuwait acompañado del jefe del Estado Mayor del Ejército de Estados Unidos, Richard Myers, y del jefe de la Oficina de Reconstrucción y Asistencia Humanitaria (ORAH) en Irak, Jay Garner.

La doctora Rihab Taha, de 46 años, conocida como "Doctora Germen" y fundadora del programa de armas biológicas del régimen de Sadam Husein, se entregó el pasado domingo a las fuerzas estadounidenses en Bagdad tras varios días de negociaciones con los aliados, informó ayer la cadena NBC.

Taha, formada en una universidad británica, no estaba en la baraja de los 55 iraquíes más buscados, pero es considerada por la ONU como una importante responsable del desarrollo de armamento biológico de la era Sadam y sí estaba en la lista de las personas que los inspectores querían interrogar.

Los servicios de inteligencia aliados la consideran incluso más peligrosa que los hijos de Sadam y, debido a su reputada crueldad, es una de las principales candidatas a ser juzgada por crímenes de guerra. Su captura sucede a la de otra doctora, Salih Ammash, "Lady Antrax", detenida la semana pasada.

Informes de la inteligencia británica señalan que Taha experimentó el ántrax con presos iraquíes para cronometrar cuánto tardaban en morir, o que durante varios meses, estando ella embarazada, investigó fórmulas para contagiar una forma virulenta de gastroenteritis a niños occidentales.

Nuevo administrador

El nuevo administrador civil de Irak, el norteamericano Paul Bremer, llegó ayer a la sureña ciudad iraquí de Basora, en su camino hacia Bagdad, desde donde dijo que ayudará "a poner al país en el camino de la democracia".

Bremer, experto en la lucha antiterrorista, viajó ayer a Basora procedente de Kuwait acompañado del jefe del Estado Mayor del Ejército de Estados Unidos, Richard Myers, y del jefe de la Oficina de Reconstrucción y Asistencia Humanitaria (ORAH) en Irak, Jay Garner.