Vivir

Erradicar de Canarias la violencia de género, objetivo del III Plan de Igualdad

El consejero de Asuntos Sociales y Empleo, Marcial Morales, y la directora del Instituto Canario de la Mujer, Rosa Dávila, presentaron el III Plan de Igualdad de Oportunidades entre Hombres y Mujeres, que contará con un presupuesto total de 376.500.000 de euros y siete programas a desarrollar.
EL DÍA/EFE, Tenerife/Madrid
13/may/03 6:49 AM
Edición impresa

La Consejería de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias presentó ayer el III Plan de Canario de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, que, entre otras, tendrá como líneas de actuación básicas la prevención y erradicación de la violencia de género, una mejora de las condiciones de vida de las mujeres y la inserción y promoción laboral de este colectivo, según explicaron en Las Palmas el consejero el titular de este departamento, Marcial Morales, y la directora del Instituto Canario de la Mujer, Rosa Dávila.

La responsable del Instituto Canario de la Mujer declaró que este plan contará con un presupuesto total de 376.562.592 euros durante el período comprendido entre 2003 y 2006.

Rosa Dávila resaltó la importancia que tiene el citado programa, ya que "es la primera vez que un proyecto de estas características tiene aparejada con antelación una ficha financiera".

La Consejería de Asuntos Sociales y Empleo ha previsto siete grandes actuaciones para los próximos tres años. Destacan, entre todos ellas, el de "Prevención de la violencia de género", con un presupuesto de 45 millones de euros, que apuesta por la concienciación y la sensibilización social, el establecimiento de sistemas de registro, investigación y documentación y por el desarrollo de estrategias de prevención destinadas a evitar la perpetuación de la violencia de género, entre otras medidas.

Otro bloque importante, en el que se invertirán 139 millones de euros, es el destinado a generar condiciones dignas de vida para las mujeres en situación desfavorecida. "Ahí se incluye a las mujeres responsables de núcleos familiares, en especial situación de exclusión, inmigrantes, toxicómanas, prostitutas, reclusas...", especificó Dávila.

Otro de los programas, el de "Inserción y promoción laboral de las mujeres", cuenta con un presupuesto de 188.000.000 de euros, y se pretende con él la formación y educación de las mujeres para su integración en el mercado laboral y la mejora de las condiciones de trabajo, entre otras acciones.

Otro de los programas previstos para su desarrollo es el de "Construcción no sexista del conocimiento y la cultura, cambio de mentalidades e investigación de género". La directora del Instituto Canario de la Mujer apuesta por la coeducación y orientación no sexista en todos los ciclos educativos, investigación y formación especializada de género en los ciclos universitarios de posgrado.

Otro de los aspectos que se encuentran recogidos por el III Plan Canario de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres es el de "Salud integral de las mujeres". Rosa Dávila señaló que se trata de "una apuesta por la salud diferenciada y no sólo porque las mujeres somos distintas, sino para hacer un seguimiento de cómo vivimos nosotras las enfermedades, cómo nos afecta de forma distinta el estrés, la depresión, etc".

La "Plena ciudadanía de las mujeres" y la "Cooperación al desarrollo" conforman los programas del más importante de los planes del Ejecutivo canario para la lucha contra las desigualdades.

Otro dato destacado por la directora del Instituto Canario de la Mujer fue el referido al aumento de la inserción laboral de la mujer en nuestra comunidad.

En este sentido, y haciendo referencia a los datos de empleo referidos a Canarias, Dávila destacó "la disminución del número de mujeres en las listas del paro, no sólo en la tasa de desempleo, sino en valores absolutos, gracias a que las políticas diferenciadas para lograr el empleo femenino han dado respuesta".

La Consejería de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno de Canarias presentó ayer el III Plan de Canario de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres, que, entre otras, tendrá como líneas de actuación básicas la prevención y erradicación de la violencia de género, una mejora de las condiciones de vida de las mujeres y la inserción y promoción laboral de este colectivo, según explicaron en Las Palmas el consejero el titular de este departamento, Marcial Morales, y la directora del Instituto Canario de la Mujer, Rosa Dávila.

La responsable del Instituto Canario de la Mujer declaró que este plan contará con un presupuesto total de 376.562.592 euros durante el período comprendido entre 2003 y 2006.

Rosa Dávila resaltó la importancia que tiene el citado programa, ya que "es la primera vez que un proyecto de estas características tiene aparejada con antelación una ficha financiera".

La Consejería de Asuntos Sociales y Empleo ha previsto siete grandes actuaciones para los próximos tres años. Destacan, entre todos ellas, el de "Prevención de la violencia de género", con un presupuesto de 45 millones de euros, que apuesta por la concienciación y la sensibilización social, el establecimiento de sistemas de registro, investigación y documentación y por el desarrollo de estrategias de prevención destinadas a evitar la perpetuación de la violencia de género, entre otras medidas.

Otro bloque importante, en el que se invertirán 139 millones de euros, es el destinado a generar condiciones dignas de vida para las mujeres en situación desfavorecida. "Ahí se incluye a las mujeres responsables de núcleos familiares, en especial situación de exclusión, inmigrantes, toxicómanas, prostitutas, reclusas...", especificó Dávila.

Otro de los programas, el de "Inserción y promoción laboral de las mujeres", cuenta con un presupuesto de 188.000.000 de euros, y se pretende con él la formación y educación de las mujeres para su integración en el mercado laboral y la mejora de las condiciones de trabajo, entre otras acciones.

Otro de los programas previstos para su desarrollo es el de "Construcción no sexista del conocimiento y la cultura, cambio de mentalidades e investigación de género". La directora del Instituto Canario de la Mujer apuesta por la coeducación y orientación no sexista en todos los ciclos educativos, investigación y formación especializada de género en los ciclos universitarios de posgrado.

Otro de los aspectos que se encuentran recogidos por el III Plan Canario de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres es el de "Salud integral de las mujeres". Rosa Dávila señaló que se trata de "una apuesta por la salud diferenciada y no sólo porque las mujeres somos distintas, sino para hacer un seguimiento de cómo vivimos nosotras las enfermedades, cómo nos afecta de forma distinta el estrés, la depresión, etc".

La "Plena ciudadanía de las mujeres" y la "Cooperación al desarrollo" conforman los programas del más importante de los planes del Ejecutivo canario para la lucha contra las desigualdades.

Otro dato destacado por la directora del Instituto Canario de la Mujer fue el referido al aumento de la inserción laboral de la mujer en nuestra comunidad.

En este sentido, y haciendo referencia a los datos de empleo referidos a Canarias, Dávila destacó "la disminución del número de mujeres en las listas del paro, no sólo en la tasa de desempleo, sino en valores absolutos, gracias a que las políticas diferenciadas para lograr el empleo femenino han dado respuesta".

inserción

La mujer como núcleo familiar

El número de mujeres que son el principal sustentador del hogar creció en un 77,65% durante el período 1994-2001 en España, según un estudio realizado por Caixa Catalunya. En 2001, unas 771.000 mujeres aparecen como principales aportes de ingresos de sus hogares, frente a las 434.000 que figuraban en las estadísticas de 1994. Según el estudio, "la masiva incorporación de la mujer al mercado laboral y la evolución demográfica española ha provocado cambios en la estructura y la capacidad económica de los hogares españoles". El empleo entre las mujeres aumentó un 38,1% durante el mismo período, mientras que entre los hombres sólo lo hizo un 18,9%. En 2001, las mujeres cabezas de familia pasaron a representar el 16,5% del total de las ocupadas, cuando en 1994 el porcentaje era del 12,9%.