Jornada Deportiva

Una victoria para soñar

El Unelco Tenerife, con el respaldo incondicional de alrededor de 3.500 aficionados, estableció el 1-0 en la eliminatoria de semifinales que protagoniza con el León Baloncesto. Los discípulos de Paco García lo bordaron en el segundo cuarto y el comienzo del tercero, llegando a alcanzar los 20 puntos de diferencia. Pero este "play-off" es al mejor de cinco encuentros y se hace trascendental establecer mañana el 2-0.
15/may/03 21:17 PM
Edición impresa

El Unelco Tenerife toma ventaja, en la eliminatoria de semifinales de la LEB, tras derrotar ayer al Baloncesto León, en un completo partido de los tinerfeños, que hicieron un buen trabajo defensivo y un acertado ataque.

El equipo de Paco García supo reaccionar ante un irregular inicio y marcó pronto su estilo de juego, superando a su rival en la pintura y atacando con mucho control.

El agarrotamiento de los blanquiazules y la salida al ataque del León, con Julio González como protagonista, llevó las dudas a las gradas del Insular Santiago Martín, que veía como su equipo no lograba anotar (0-7). La primera canasta llegó en el minuto 4 de partido y a partir de ahí, el Unelco Tenerife comenzó a funcionar.

Paco García decidió dar entrada a Reynés por Gil y, tres minutos después, Miller por Hamilton. El base le dio otro aire al equipo, que empezó a jugar con más soltura, mientras que el pívot se encargó de cerrar a muy bien a Reid.

Funcionó este segundo planteamiento de Paco García y, sin duda, estos dos fueron los grandes protagonistas del partido, junto a Nacho Yáñez. Del 2-7 se pasó a un 17-22 y luego al 22-22 del inicio del segundo cuarto.

El Unelco Tenerife empezó a jugar a baloncesto como ellos saben. Nacho Yáñez, con un triple, puso a su equipo por primera vez por delante (25-24, m.12), lo que obligó al técnico visitante, Quino Salvo, a poner de nuevo una defensa individual, pero el conjunto blanquiazul ya se encontraba muy cómodo en la cancha.

Los insulares estaban muy metidos en el choque. La intensidad defensiva local impedía al León jugar con comodidad. Sólo Brown ,desde el exterior, puso algo de peligro, pero nada más. Controlado el juego interior sólo faltaba afinar en ataque. Yáñez tomó la responsabilidad en esa faceta, ayudado por Iván Rodríguez, que recuperó su estado de forma, y junto a ellos la ayuda que los exteriores recibieron del interior.

El León llegó al descanso "tocado" (46-35) y no supo, en el tercero, darle un giro al choque.

Y es que el Unelco Tenerife estaba metido de lleno en el juego. Tanto fue así que la diferencia se fue hasta los 20 puntos (59-39), lo que llevó al equipo de Quino Salvo a realizar su última intentona, pero ayer no era el momento. El conjunto de Paco García estaba disfrutando en la cancha y jugando con acierto.

Por lo pronto, el primer paso está dado. Ahora falta ganar el segundo, que no será fácil y viajar a tierras leonesas con esta ventaja, pero cuidado con el partido del viernes. No será igual, seguro.

"Hicimos un señor partido"  

"Quiero comenzar felicitando a mi equipo y al público, pues han hecho un trabajo perfecto, cada uno en lo suyo y unidos en el mismo objetivo. Lo presenciado ha sido fenomenal y me gustaría que en el partido del viernes podamos ver un pabellón lleno", indicó Paco García. Consideró que "hicimos un señor partido en todos los aspectos, con un segundo cuarto y comienzo del tercero muy buenos, superando claramente al León. Hemos estado muy fuertes en el rebote y, lo más importante es que fuimos capaces de no tener tantas pérdidas; sólo once en los 40 minutos de juego", indicó. Valoró el buen trabajo de Kenny Miller, "quien nos ayudó de manera importante. Ante el Gijón no era su play-off, por la forma de jugar el rival, pero ante el León sí que lo es", concluyó el técnico del Unelco Tenerife.

Quino Salvo pudo escuchar desde el banquillo uno de los cánticos de la afición tinerfeña. "Les he oído gritar Tenerife a la ACB, pero deben tener en cuenta que esta será una eliminatoria muy larga; en el segundo partido saldremos decididos a lograr el objetivo, que no es otro que irnos de Tenerife con un triunfo", indicó el técnico del León Baloncesto. "Quiero felicitar al Unelco Tenerife porque la victoria ha sido justa", manifestó, para de inmediato señalar las que, a su criterio, fueron las claves de la derrota tan amplia: "Hemos perdido por el mal arbitraje que sufrimos y por el mal segundo cuarto, donde desarrollamos una defensa muy blanda. Este cambio de actitud nos llevó a estar a merced del rival. Intentamos buscar la reacción a base de protestar a los árbitros, pero no quisieron pitarnos nada", dijo. "El viernes la cosa será bien distinta", concluyó.