La Palma

Un convenio permitirá los sondeos en el Teneguía para buscar energía geotérmica

El alcalde de Fuencaliente, Pedro Nolasco Pérez, anuncia que durante las próximas semanas el consorcio de empresas hispano-germanas interesadas en la creación de una planta de energía renovable en el municipio propondrán la firma de un acuerdo que permita iniciar los trabajos.

EL DÍA, Fuencaliente
15/may/03 6:58 AM
Edición impresa

El alcalde de Fuencaliente, Pedro Nolasco Pérez, ha adelantado que a lo largo de los próximas semanas los representantes del consorcio de empresas hispano-germanas interesadas en explotar la energía geotérmica del volcán Teneguía se desplazarán al municipio con el objetivo de firmar un convenio para posibilitar el inicio de los trabajos de sondeo que demuestren la viabilidad del proyecto.

De esta manera, mediante los trabajos que se ejecutarán a lo largo de los próximos meses, se intentará avanzar en la propuesta planteada para la creación de una planta de energía renovable en el municipio, si los estudios técnicos previos demuestran la viabilidad de la operación.

Según ha explicado el directo-gerente de la consultora alemana que lidera la operación, Adrien Schmid Kieninger, "lo que se pretende es aprovechar el potencial geotérmico de la localidad, que en base a las previsiones iniciales consideramos que existe, aunque tendrá que ser confirmado por los estudios".

Aunque otros expertos han manifestado que la propuesta no resultará factible, por su complejidad, las empresas interesadas están dispuestas a llevar a cabo una inversión de 18 millones de euros en la actuación.

En ese sentido, señala Schmid, "se quiere llevar a cabo un proyecto integral en todos los sentidos, tanto en el ámbito tecnológico como cultural, incorporando todos los intereses locales y las entidades interesadas en autoabastecerse energéticamente".

Las tesis iniciales de los técnicos germanos apuntan a la posibilidad de elevar hasta la superficie el calor desprendido por el volcán Teneguía, que entró en erupción en 1971. Para ello, siempre y cuando los estudios así lo avalen, se construiría una planta geotérmica que producirá una energía de tres megavatios, en su primera fase, a través de una serie de turbinas de vapor. Esta tecnología ha sido aplicada en diferentes zonas de Europa, especialmente en Alemania, desde hace más de 30 años.

Una vez demostrada la viabilidad del proyecto, los promotores buscarán el potencial de clientes que demanden dicha energía renovable, antes de poner en marcha la construcción de la planta, lo que según Adrien Schmid, "no sería muy complicado, teniendo en cuenta que existe un importante paquete de empresas y futuros proyectos que estarían interesados".