Vivir

El obispo presenta las estancias catedralicias ya rehabilitadas

Felipe Fernández se reunió ayer con los directores de los medios informativos para que conocieran las instalaciones del proyecto Hermanos Bencomo, ejecutadas por CajaCanarias, que alojan el museo de iconos, las zonas de investigación y estudio y un espacio para la vida del colegio de canónigos.
EL DÍA, S/C de Tenerife
15/may/03 7:00 AM
Edición impresa

 

El obispo de la Diócesis de Tenerife, Felipe Fernández García, se reunió ayer en la Catedral de La Laguna con los directores de los medios informativos, entre los que se encontraba el de EL DÍA, José Rodríguez Ramírez, para presentarles el estado de las obras de rehabilitación del templo y de los proyectos que se llevan a cabo en el mismo. Al final tuvo lugar un almuerzo en el que el prelado habló a los presentes de las acciones más relevantes a emprender en el futuro.

Entre los asistentes cabe destacar la presencia de Julián de Armas, deán de la Catedral de La Laguna; Teófilo Moldovan, profesor de religiones orientales de la Universidad de San Dámaso de Madrid; José Miguel Jiménez, licenciado en Bellas Artes; Rodolfo Núñez, presidente de CajaCanarias, y Álvaro Arvelo y Alfredo Orán, director general y director general adjunto, respectivamente, de la entidad de ahorro.

El proyecto Hermanos Bencomo está financiado íntegramente por CajaCanarias y se ha centrado en la adecuación de los espacios destinados, por ejemplo, a casas capitulares, biblioteca y archivo. La obra está totalmente concluida.

En el marco de esta iniciativa se contempla el museo de iconos, que recoge 160 auténticas piezas de muy diverso origen. En cuanto a su datación y origen geográfico destacan los iconos de los siglos XVII y XVIII, con procedencia de la escuela rusa, Grecia e Italia.

La Diócesis de Tenerife, que con esta realización ubica en la Isla un museo de referencia para los estudiosos del arte, insiste en la importancia de haberlos recogido e impedir un uso inadecuado de estos objetos sagrados pensados para la devoción y el culto.

Se recupera así su tradicional orientación religiosa, al tiempo que se ponen al servicio de los ciudadanos, favoreciendo su contemplación y evitando un irreverente mercadeo de las piezas.

La Catedral

Las obras que se llevan a cabo en la Catedral van a buen ritmo, habiéndose cumplido hasta el momento las previsiones estimadas.

Las actuaciones se centran, en primer lugar, en la restauración de la fachada, con una actuación especial en la torre norte. En colaboración con los ministerios de Cultura y Patrimonio y el Gobierno canario se encuentra ejecutado el proyecto en un 75 por ciento.

En la actualidad, una comisión de seguimiento se encarga de velar por el adecuado cumplimiento de los diversos planes de obra aprobados y en ejecución.

La misma está formada por el deán de la Catedral; el arquitecto de las obras, Márquez Zárate; un técnico de la Delegación del Gobierno en Canarias y un representante del Ministerio de Fomento, Cabildo de Tenerife y Ayuntamiento de La Laguna.

También cabe destacar el proyecto Deán Palahí, que abarca una zona museística del complejo catedralicio. El objetivo de este proyecto es la adecuación de salas para la puesta en servicio de cuatro museos.

El primero de ellos es el textil. Contará con más de 2.000 piezas, todas ellas vestimentas litúrgicas o relacionadas con la liturgia, pertenecientes a los siglos XVII, XVIII y XIX. Emerge así como uno de los más importantes en su ámbito en el panorama de las Islas Canarias.

El museo belenístico albergará 420 belenes, provenientes de 11 países de los cinco continentes. Se pone en funcionamiento gracias a la donación de la colección privada del sacerdote Julián de Armas Rodríguez.

El museo de la orfebrería tendrá más de 200 piezas procedentes de distintos mercados europeos y latinoamericanos a partir del siglo XVI.

El último museo es el de la escultura y la pintura, con piezas escultóricas originadas a partir del siglo XVI, algunas de ellas de Roque Balduque, uno de los imagineros más notables del momento. En cuanto a la pintura, destacan las obras de Juan de Miranda, Cristóbal Hernández de Quintana y José Rodríguez de la Oliva, entre otros.

En la actualidad están abiertas las negociaciones entre el Obispado de La Laguna, el Ayuntamiento de la ciudad de Aguere y el Cabildo Insular de Tenerife a fin de resolver las dificultades técnicas existentes para poder disponer del solar donde estuvo instalada la antigua casa del campanero de la Catedral, de vital importancia para la ejecución del proyecto actual.

Otra de las actuaciones es la relativa a las cubiertas, que es, sin duda, el más ambicioso de los proyectos, actualmente en ejecución. De hecho, el desarrollo de los diferentes trabajos ha aconsejado el cierre temporal del templo antes del inicio de las obras, a fin de preservar en todo momento la integridad de los usuarios del templo Catedral.