Cultura y Espectáculos

Las dos Universidades Canarias tienen problemas para cubrir sus plazas de profesorado


EFE, S/C de Tenerife
18/may/03 20:16 PM
Edición impresa

Las dos universidades canarias se encuentran con problemas para cubrir las plazas de profesores debido a la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Universidades (LOU) y al decreto del Gobierno canario sobre régimen del personal docente e investigador contratado.

Tanto la Universidad de La Laguna (ULL) como la de Las Palmas de Gran Canaria (ULPGC) se han visto obligados a recurrir casi exclusivamente a la figura del profesor asociado a tiempo parcial para poder cubrir las plazas que necesitan, a pesar de lo cual muchas de las plazas convocadas han sido declaradas desiertas.

De las cinco figuras de profesores previstas en la LOU, tres de ellas exigen que el candidato a la plaza disponga de una previa valoración emitida por la agencia nacional de evaluación de calidad y acreditación o por la agencia canaria de evaluación de la calidad y acreditación universitaria.

De este modo, para poder contratar a profesores ayudantes doctor, profesor colaborador o contratados doctor, es necesario que el candidato obtenga una evaluación positiva, lo cual no se puede conseguir en la agencia canaria, por estar ésta paralizada, mientras que la nacional acaba de ponerse en funcionamiento.

Los vicerrectores de Ordenación Académica y Profesorado de la ULL y de la ULPGC, Manuel Ledesma y Roberto Sarmiento, respectivamente, afirmaron que, por este motivo, se han limitado a sacar casi todas las plazas en las dos figuras restantes, profesor asociado a tiempo parcial y profesor ayudante, aunque este último sólo se dedica a la investigación y colabora puntualmente en la docencia.

Con la LOU y el decreto autonómico "se ha imposibilitado en muchas ocasiones que se pudiera contratar personal, porque los problemas y los obstáculos que genera la LOU se ven empeorados con los del decreto autonómico", explicó Ledesma.

El problema se agrava porque la contratación de los profesores asociados a tiempo parcial se ve sometida a unos requisitos que el Gobierno autonómico ha establecido, tales como la exigencia de tener dos años de experiencia profesional fuera de la universidad, y la figura de asociado "siete horas".

A esta figura de profesor, que ha sido una novedad vista satisfactoriamente por las universidades, se le ha puesto sin embargo limitaciones que ambos centros no comparten, como la de que los candidatos no hubieran estado vinculados de forma estable en la universidad y que el contrato no supere más de un año.

En la ULL, desde octubre de 2002 hasta marzo 2003 se han quedado sin cubrir cerca de 10 plazas de profesor asociado y se han cubierto 16 plazas de profesor asociado y sólo una de profesor ayudante, explicó Ledesma. La situación en la ULPGC es algo distinta, ya que se han cubierto muchas de las plazas convocadas, dijo Sarmiento, pero puntualizó que no se han convocado tantas plazas de asociado como en la ULL.