Actualidad

España llora a su tercer muerto en Casablanca

El camionero Domingo Mateos, cuyos restos fueron identificados ayer, se convierte en la tercera víctima mortal española a causa del atentado terrorista de la noche del viernes.
EFE, Rabat
19/may/03 14:12 PM
Edición impresa

El cadáver de un camionero español que había sido dado por desaparecido tras el atentado terrorista perpetrado el viernes por la noche en la Casa de España de Casablanca fue identificado ayer, con lo que se eleva a tres el número de víctimas mortales españolas. Se trata de Domingo Mateos, natural de Irún, que en el momento del atentado cenaba en la Casa de España en compañía de otro camionero de paso por Casablanca, José Manuel Díaz Ochoa, uno de los cuatro españoles que resultaron heridos por las explosiones.

El camión que conducía Domingo Mateos, de una empresa con sede en Pamplona, permanecía estacionado desde el viernes por la noche en una calle situada a unos 50 metros de la Casa de España.

Domingo Mateos había sido dado por desaparecido y se temía que su cadáver se hallara entre los de las víctimas de los atentados a los que todavía no se había podido identificar.

Un total de 41 personas, entre ellas 13 de los 14 terroristas suicidas que perpetraron los atentados, fallecieron como consecuencia de las explosiones que se registraron casi simultáneamente el viernes por la noche en cinco lugares distintos de Casablanca, la mayor ciudad de Marruecos con más de tres millones de habitantes y capital económica del país.

En el atentado contra la Casa de España, el más cruento de los cinco, murieron unas 20 personas, entre ellas el camionero identificado hoy y los empresarios Manuel Albiach, que dirigía en Marruecos dos empresas dedicadas a la fabricación de detergentes y bebidas, y el empresario almeriense Francisco Abad, también residente en la ciudad de Casablanca.