Internacional
LO ÚLTIMO:
Tres detenidos en Tenerife por la adopción ilegal de una niña de madre colombiana leer

Los cinco grandes de la UE se unen contra el terrorismo islámico

Los ministros de Exteriores de España, Italia, Alemania, Reino Unido y Francia, reunidos en Jerez de la Frontera, acordaron ayer unir sus policías para investigar los atentados de Casablanca.
COLPISA, Jerez (Cádiz)
20/may/03 7:22 AM
Edición impresa

Los atentados islamistas de la pasada semana en Casablanca (Marruecos) podrían ser un punto de inflexión en la lucha antiterrorista común europea, prácticamente bloqueada tras el impulso que supuso el 11-S. Los ministros del Interior de los "cinco grandes" de la Unión -España, Reino Unido, Francia, Italia y Alemania-, reunidos en Jerez de la Frontera, pusieron ayer la primera piedra real de una futura policía común al unir sus esfuerzos y, sobre todo, sus agentes, para investigar los recientes atentados y tratar de conjurar cualquier intento de los grupos radicales de establecerse o atacar en Europa.

Cuando el próximo septiembre los ministros Ángel Acebes, Otto Schily, David Blunkett, Guiseppe Pisanu y Nicolas Sarkozy se vuelvan a encontrar en Francia tendrán sobre su mesa el primer informe conjunto de sus fuerzas de Seguridad sobre los posibles contactos en Europa de las redes de Al Qaeda que atentaron en Marruecos. Las reuniones de los responsables policiales con responsabilidades en la lucha antiterrorista se van a multiplicar: primero serán los directores de las policías de los cinco países y luego los jefes de los servicios de Inteligencia.

Los primeros, según las conclusiones de Jerez, tienen carta blanca para pedir lo que necesiten para hacer frente a la amenaza islamista radical: más medios, más policías, más dinero, más tecnología... Los segundos, los responsables de Información, tendrán que hacer un esbozo común de la situación de las células armadas con contactos dentro de la UE.

"La prioridad en la lucha contra el terrorismo pasa por la información. Se trata de adelantarnos a los movimientos de los activistas con el intercambio inmediato de información", señaló Acebes al término del encuentro informal que ayer concluyó en Cádiz. "Desde actuaciones unilaterales es muy difícil dar una respuesta al terrorismo", remachó el titular de Interior.

Su homólogo germano, Schily, también puso el acento en que la guerra al terrorismo por separado no tiene futuro. "El éxito sólo es posible con un intercambio de informaciones con la suficiente rapidez", señaló el responsable alemán, quien recordó que en atentados como los de la isla de Yerba, en Túnez, se demostró que el grupo autor del ataque tenía ramificaciones en Alemania, Francia y España, donde se produjeron detenciones en Logroño y la Comunidad Valenciana. Sin embargo, los investigadores europeos tardaron meses en poner en común sus datos sobre esta red.

Las directrices de Jerez van más allá y recogen también el intento de los grandes europeos por blindar sus fronteras a posibles terroristas "camuflados" en grupos de inmigrantes irregulares. Alemania, España e Italia no dudaron en poner el acento en la relación de las mafias de tráfico de inmigrantes y el terrorismo islámico.

objetivos

Alerta máxima en países árabes

La ola de atentados suicidas que ha azotado Arabia Saudí y Marruecos en la misma semana y han causado la muerte de más de 75 personas ha puesto en alerta máxima a varios estados árabes, en donde se preguntan ¿quién será el siguiente? Las similitudes entre los atentados de los pasados días 12 y 16 en Riad y Casablanca, respectivamente, llevaron a varios comentaristas y diplomáticos árabes a no descartar que otros países con características parecidas puedan ser los próximos objetivos. Además de Marruecos y Arabia Saudí, diferentes aliados de EEUU como Egipto y Jordania, redoblaron la vigilancia en sus fronteras y reforzaron la protección alrededor de sus instalaciones vitales y, muy en especial, de los intereses occidentales. También se han multiplicado los llamamientos en favor de una cooperación internacional eficaz contra el terrorismo.