Elecciones

Empleo, inmigración y sanidad centran el debate televisivo de los candidatos

Adán Martín (CC), Juan Carlos Alemán (PSC-PSOE) y José Manuel Soria (PP) protagonizaron anoche en los estudios de Antena 3 en Tenerife el único debate televisivo de la campaña electoral. Los candidatos rivalizaron a la hora de presentar sus propuestas y dar a conocer los errores del adversario.
EL DÍA, S/C de Tenerife
21/may/03 7:26 AM
Edición impresa

La generación de empleo, la inmigración y la sanidad protagonizaron el debate que mantuvieron anoche, en los estudios de Antena 3 en Tenerife, los candidatos de Coalición Canaria (CC), PSC-PSOE y Partido Popular (PP) a la Presidencia del Gobierno autonómico.

De pie junto a un atril y moderados por el director de la emisora, Gabriel Mesa, el nacionalista Adán Martín, el socialista Juan Carlos Alemán y el popular José Manuel Soria rivalizaron tanto en la difusión de las virtudes propias como en los errores del contrario.

Alemán fue quien se mostró más agresivo desde un primer mo-mento, queriendo dejar claro a los televidentes que CC y PP son, en el fondo, la misma opción política porque llevan muchos años gobernando juntos. Añadió que los últimos ejecutivos autonómicos se han caracterizado por los problemas diarios, unas veces entre nacionalistas y populares y en otras ocasiones dentro de la propia CC.

Sin embargo, el primer golpe de efecto lo protagonizó el líder del PP canario. Soria propuso a sus contertulios que apoyasen sobre la marcha sendos pactos sobre empleo, sanidad, seguridad e im-puestos, a lo que Alemán le respondió que su partido propuso durante la pasada legislatura cinco acuerdos que rechazaron los parlamentarios populares.

En esos momentos, el candidato nacionalista se encontraba ajeno a polémicas, y se limitaba a apuntar los avances que ha experimentado Canarias a lo largo de la última década. Expuso una serie de cifras que avalaban sus palabras y quiso dejar claro desde un primer mo-mento, probablemente porque aventuraba que se convertiría en uno de los asuntos más discutidos, que había llegado la hora de crear empleo con mayor precisión, en las zonas donde realmente se necesita, de forma que disminuya el flujo de inmigrantes y se evite que continúe creciendo la población.

Antes de que llegase la hora del empleo y el crecimiento económico, el moderador propuso hablar de inseguridad ciudadana, un asunto que se convirtió en un plebiscito sobre la conveniencia de crear una policía autonómica. Pero las discrepancias no se limitaron a la necesidad de constituir el cuerpo policial, sino que alcanzaron al fundamento legal de dicho cuerpo y las atribuciones que le reservan el Estatuto de Autonomía y la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

Soria se empeñó en asegurar que una policía autonómica sólo podría dedicarse a guardar los edificios oficiales y a coordinar las policías locales, por lo que propuso un pacto para que el dinero se destinase a la mejora de los cuerpos municipales. Añadió que si se creaba la policía autonómica, la Guardia Civil tendría que marcharse del Archipiélago.

Tanto Martín como Alemán re-chazaron su argumentación, señalaron la necesidad de que Canarias cuente con una policía propia y negaron que la Guardia Civil tenga que marcharse. Aprovecharon para recriminarle a Soria que el Gobierno del PP no haya enviado a Canarias los efectivos que le corresponden, tanto de guardias civiles como de policías nacionales.

Inmigración

La policía llevó al asunto de la inmigración, en el que Martín argumentó que Canarias es un territorio limitado y frágil desde un punto de vista medioambiental, en el que es necesario buscar un desarrollo sostenible. Dijo que esa sostenibilidad pasa por crear empleo sólo para los que viven en las Islas, sean nacidos en ellas o no.

Soria destacó las medidas puestas en marcha por el PP en materia de inmigración y aseguró que si su partido no ha suscrito el pacto regional es porque trata como emigrantes a los peninsulares y a los ciudadanos de la UE. Dirigiéndose a la pantalla, prometió a los peninsulares que viven en las Islas que, mientras él sea presidente, serán tratados como cualquier canario.

Los candidatos nacionalista y socialista rechazaron la actitud de Soria y Alemán llegó a tildarlo de demagogo. Coincidió con Martín en que el fenómeno migratorio se deja sentir sobre todo en puertos y aeropuertos y no en las pateras.

Enseguida llegó el asunto de la limitación del crecimiento, que quedó enlazado desde un primer momento con el control demográfico, y en el que las tesis de Adán Martín tuvieron que soportar las mayores críticas. Al todavía vicepresidente del Gobierno y consejero de Economía no le bastó con presentar unas contundentes cifras, según las cuales la población de las Islas crece en 65 mil habitantes cada año, para convencer a sus adversarios de la idoneidad de controlar tal fenómeno.

Soria, con un recorte de periódico en la mano, recordaba unas declaraciones del consejero de Empleo hablando de limitar los nuevos puestos de trabajo. Afirmó que la propuesta nacionalista no se sostiene y que no se puede crear empleo sin que crezca la economía. Martín le recriminó que simplificase hasta tal extremo un documento de trece páginas donde se hacía mención a esa idea, y Alemán dijo que para limitar el crecimiento de la población, lo ideal es hablar con la UE de forma sosegada. Recordó, asimismo, que CC habla de ley de residencia siempre que llegan unas elecciones, pero nunca llega a aprobarla.

El candidato popular recordó que la normativa europea, sobre todo tras la aprobación del Tratado de Schengen, no permite limitaciones en la circulación y la residencia; y el candidato socialista subrayó que no se le puede decir a los 90 mil parados de las Islas que se va a limitar la creación de empleo.

Algo más tarde, la sanidad se convirtió en la estrella del debate y, curiosamente, La Gomera, una isla que, según se encargó de recordar Soria, carece de hospital, sirvió para fundamentar todos los ejemplos.

Mejoras sanitarias

El candidato de CC insistió en las enormes mejoras experimentadas por la sanidad canaria en la última década. Recordó que se han desarrollado o desarrollan proyectos sanitarios en todas las Islas, que o se han creado nuevos hospitales, o se han remodelado, o están proyectados. Añadió que se ha incrementado el personal sanitario en un 40 por ciento, que se han creado más de cincuenta centros de Primaria y las listas de espera se están reduciendo.

Ni Soria ni Alemán coincidieron con sus tesis. El primero señaló que no se trata de un problema de falta de medios, sino de gestión, y subrayó que los enfermos no saben de estadísticas. Puso en duda los datos sobre las listas de espera de Martín y señaló que la política sanitaria de CC se había basado más en el cemento que en la mejora de la calidad asistencial.

El candidato del PSC-PSOE apuntó a los repartos políticos como uno de los grandes errores de CC, y recordó que ATI e Ican se reparten cargos en la sanidad pública y de esa forma no se puede progresar.