Jornada Deportiva

Manolo: "Nos ofrecieron dinero por perder con el Santa Brígida"

El defensa tinerfeño del CD Victoria asegura que recibió una llamada de una persona cercana al club grancanario que quería "comprar" a algunos jugadores, pero la plantilla estuvo en contra y al final se demostró la honestidad de los jugadores bagañetes al impedir que su rival jugara el "play-off".
VÍCTOR MARTÍN, La Palma
21/may/03 11:23 AM
Edición impresa

 

Manolo no se "esconde". El defensa del CD Victoria fue ayer honesto, como marca su trayectoria deportiva, y reconoció a Jornada que le ofrecieron dinero por perder ante el Villa Santa Brígida, encuentro en el que los grancanarios se jugaban la disputa de la fase de ascenso a Segunda División B.

El jugador tinerfeño asegura que le intentaron utilizar como "mediador" de la compra ante el resto de sus compañeros, pero su orgullo y honradez está por encima del dinero. Merece el reconocimiento unánime.

Manolo relató así lo sucedido: "Recibí la llamada de una persona que no es directivo del Villa Santa Brígida, pero que está muy cercana al club grancanario, y me ofreció dinero para mi y para mis compañeros si nos dejábamos ganar. Llegué al entrenamiento y no sabía cómo explicar lo que me había sucedido. Fue una situación bastante fuerte".

El defensa del CD Victoria no sale de su asombro: "Estuve dos días muy mal porque es la primera vez que me ocurre y sentí que me estaban tratando como a una mercancía que la pueden comprar con dinero. A la persona que llamó le aseguré que yo no estaba por la labor, pero que si algún compañero aceptaba la propuesta era su problema. Lo comenté y todos los jugadores se mostraron en contra, muy mosqueados, aunque el encargado de llamarme a mí no se quedó conforme e intentó que alguno aflojara. Al final se demostró la honestidad de toda la plantilla del Victoria y logramos sumar un punto que impidió al rival disputar la fase de ascenso".

"Nos motivó para ganar"

Manolo considera que el intento por comprar el encuentro fue argumento determinante para que el Santa Brígida no se clasificara para los "play-off", ya que "ofrecernos dinero por perder nos motivó para evitar la derrota. En situaciones normales; es decir, sin habernos intentado comprar el partido, con el tiempo como estaba y con un marcador adverso, (1-2), faltando diez minutos, es muy probable que el Santa Brígida nos hubiera ganado porque ya estábamos muy cansados para realizar un esfuerzo extra. Sin embargo, nos tocaron el orgullo, se equivocaron, y lo dimos todo por evitar la derrota".

Al ser cuestionado por la actitud de los jugadores rivales dentro del terreno de juego, Manolo indicó que "nos preguntaban que para qué estábamos corriendo tanto, que no nos jugábamos nada, que aquello no era una final, pero a uno de sus futbolistas, que lo conozco desde hace tiempo, le expliqué lo que había ocurrido, que nos habían ofrecido dinero por perder y que en juego estaba nuestra honestidad. Él se quedó asombrado, ni se lo creía, y entendió nuestra postura".

El futbolista tinerfeño es consciente de que "lo más normal es que te ofrezcan algo por ganar, una motivación extra aunque ya la obligación del futbolista es salir al campo para tratar de vencer, pero una oferta por perder no tiene nombre. Se equivocaron y al final lo pagaron. La persona que intentó comprarnos no sabe lo que estaba haciendo o bien cree que los jugadores del Victoria somos bobos. El orgullo y la honradez no tienen precio".