Vivir
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
El abogado del 'rey del cachopo' dice que se declara "inocente" leer

El Ejecutivo obligará a las líneas aéreas a dar la lista de su pasaje

La medida, incluida en la nueva reforma de la Ley de Extranjería, tiene como gran objetivo detectar los "vuelos calientes", los usados sistemáticamente por la inmigración ilegal que entra en España. Por otra parte, el presidente del Gobierno regional, Román Rodríguez, se muestra predispuesto al diálogo.
AGENCIAS, Tenerife/Madrid
21/may/03 7:30 AM
Edición impresa

 

El Ministerio del Interior está decidido a que la cuarta reforma de la Ley de Extranjería, que el Consejo de Ministros aprobará este viernes, suponga un paso definitivo para el cierre de la principal vía de entrada de inmigrantes clandestinos en España: los aeropuertos internacionales. El Gobierno, que está dispuesto incluso a enfrentarse con las grandes compañías aéreas con el objetivo de que éstas se conviertan casi en una suerte de policía de fronteras, va a obligar en el nuevo texto a que las aerolíneas extranjeras y nacionales que operan en aeródromos españoles faciliten los listados nominales de los inmigrantes con pasaje de ida y vuelta que, una vez expirado su visado, no hacen uso de su billete para regresar a sus países de origen.

La Delegación del Gobierno para la Extranjería y su titular, Ignacio González, ya han comenzado los contactos con la Asociación de Aerolíneas Españolas y con la Agencia de Protección de Datos para poner en marcha esta delicada iniciativa, que será incluida en la reforma de la Ley de Extranjería 8/2000, que Interior espera que entre en vigor antes de final de año, tras una tramitación parlamentaria de urgencia.

Fuentes de la propia Delegación del Gobierno, que confirmaron que se está estudiando la imposición de fuertes sanciones a las compañías que se nieguen a facilitar los listados de los supuestos turistas que se quedan a vivir ilegalmente en España, desvelaron ayer que el objetivo de esta iniciativa es recabar "información pormenorizada" sobre lo que la Policía denomina "vuelos calientes": trayectos aéreos en los que buena parte del pasaje, con visado de turista de tres meses y la necesaria cantidad de dinero para garantizar su estancia durante este tiempo, nunca regresa.

Medida novedosa

El Ejecutivo español, que será el primero de Europa que introduzca en su legislación una obligación de este tenor a las aerolíneas, propondrá en breve a los Quince que idénticas normas se traspongan a la normativa común. El objetivo ?explicaron portavoces de Interior? es que esta información sirva para alertar a las policías de los países de origen, suscribir convenios de colaboración con esos gobiernos, exigir mayores controles a las compañías y estudiar la imposición de nuevos visados en los "vuelos calientes".

Pero la futura reforma apretará, aún más, a las aerolíneas internacionales. Las compañías deberán además facilitar a las autoridades españolas los listados completos de los pasajes de los vuelos procedentes de fuera de España una vez cerrado el embarque en el aeropuerto de origen.

El paquete de reformas se cierra con otras dos novedades de importancia. La primera, los nuevos procedimientos para excluir de la tramitación a las peticiones fraudulentas, fruto de los bulos sobre nuevas regularizaciones de "gestorías piratas". La segunda es el visado, que sirve de permiso de trabajo, anunciado el lunes por el presidente José María Aznar.

Por otra parte, el presidente del Gobierno de Canarias, Román Rodríguez, mostró ayer la disponibilidad del Ejecutivo y de Coalición Canaria para "una vez conozcamos en detalle los contenidos" de la reforma de la Ley de Extranjería "establecer estrategias de discusión y pacto porque, sobre inmigración, hay que generar pactos estables".

El consejero de Empleo y Asuntos Sociales del Gobierno canario, Marcial Morales, aseguró que el Ejecutivo canario buscará el consenso basado en el respeto a los derechos de los inmigrantes y a la seguridad de las Islas.

El líder socialista José Luis Rodríguez Zapatero también se refirió ayer a esta iniciativa y se mostró predispuesto a dialogar "si la Ley es razonable". El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, puso como condición para apoyar la reforma de la Ley, que el Gobierno ceda competencias al ejecutivo catalán en materia de inmigración dentro de la normativa.

Los siete ejes de la reforma

La nueva reforma de la Ley de Extranjería girará en torno a 7 puntos diferenciados. Los "Transportistas": las compañías aéreas facilitarán desde el país de origen los listados completos de los pasajes a la policía aduanera y delatarán a los inmigrantes que tengan billete de vuelta. "Visado": servirá como permiso de trabajo y residencia. "Expulsiones": el instructor del expediente de expulsión (policía o funcionario) podrá disponer medidas cautelares para evitar que los extranjeros expulsables se den a la fuga. "Internamiento": los directores de los centros de internamiento podrán establecer medidas cautelares para impedir la fuga de los inmigrantes ingresados en estos recintos. "Reagrupación": la reforma prohíbe las reagrupaciones familiares en cascada, limitándolas a los cónyuges e hijos menores. "Padrón": se estudia aunar las legislaciones existentes para obligar a los ayuntamientos a unificar criterios. "Fraude": la ley incluirá un nuevo procedimiento para discriminar las peticiones masivas fraudulentas.