Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
Detenido un hombre por violación en el sur de Tenerife leer

Hacienda no obligará a los afectados por el 31-M a declarar las ayudas

Las subvenciones percibidas por los damnificados estarán exentas de la tributación en el IRPF.
EL DÍA, S/C de Tenerife
22/may/03 7:35 AM
Edición impresa

La Dirección General de Tributos del Ministerio de Hacienda ha comunicado que las ayudas percibidas por los damnificados de la catástrofe del 31 de marzo de 2002 están exentas de tributación en el IRPF.

Así, los afectados por la riada no tendrán que incluir en la declaración de la renta las subvenciones que recibieron para reparar los daños de la catástrofe.

La medida ha sido dictada por el Ministerio de Hacienda después de que los responsables de las administraciones canarias hayan solicitado que el dinero recibido por los damnificados no se considerase como ganancia patrimonial, tal y como exige la ley vigente.

Por lo tanto, estas ayudas, con carácter general, las de enseres, viviendas, vehículos y otros daños, en la medida en que cubren los daños materiales sufridos, no se computarán en la declaración de la renta de los damnificados como ganancia patrimonial.

En cuanto a las ayudas excepcionales por daños personales contempladas en el citado real decreto ley, "el Ministerio de Hacienda se ha comprometido a adoptar las medidas necesarias, con carácter retroactivo si fuera preciso, para que queden exentas de tributación en el IRPF", según señala una nota remitida por el Ministerio de Hacienda.

En la capital existían alrededor de 130 casos de vecinos que mostraban su preocupación porque la Agencia Tributaria les computaba las subvenciones como ganancia patrimonial, precisamente en unas familias que no cuentan con excesivos recursos. Máxime, teniendo en cuenta que las ayudas no son suficientes para cubrir los daños causados por las lluvias torrenciales del 31 de marzo de 2002 en los barrios afectados.