Elecciones
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
La Noche en Blanco se aplaza al 1 de diciembre leer
ADÁN MARTÍN MENIS CANDIDATO DE CC A LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO DE CANARIAS

"El autogobierno nos ha dado una prosperidad que nunca habíamos conocido"


EL DÍA, S/C de Tenerife
23/may/03 7:38 AM
Edición impresa

Fue la inteligencia en la sombra del equipo municipal de Manuel Hermoso. Sus compañeros le llamaban, en privado, "nube gris", una manera cariñosa de referirse a su mentalidad planificadora y técnica. Un día decidió ser el presidente que convirtiera el Cabildo de Tenerife en la perfecta máquina del gobierno insular. Aceptó la Vicepresidencia del Gobierno de Canarias por disciplina con el proyecto de Coalición Canaria. Su enorme capacidad de trabajo sólo es comparable a su férrea voluntad: la misma con la que enfrentó una terrible enfermedad a la que ha terminado venciendo. Es Adán Martín, el político, el ser humano, el candidato a la Presidencia.

?Durante muchos meses corrieron rumores sobre su enfermedad. Incluso se puede pensar que algunos intentaron filtrar que usted no estaría en condiciones de ser presidente. ¿Es un tema tabú para usted? ¿Le molesta hablar de ello?

?La enfermedad es algo que nos afecta a todos y a nuestros seres queridos. Así que no hay nada de malo en hablar de ello. Lo que ocurre es que a mí personalmente me da cierta vergüenza hablar de cuestiones privadas que no tienen por qué interesar a los ciudadanos. Tuve un cáncer. Y como cualquier ser humano primero me asusté, después reflexioné, luché con la ayuda de los médicos y he ganado este asalto. Usted sabe que nadie puede decir que ha ganado la guerra porque al final a cualquiera, incluso a cualquiera que esté sano, le puede sobrevenir lo inesperado. Ahora sólo unas semanas estuvimos conmocionados por la situación de una persona de televisión muy querida de todos, una persona muy joven, que por fortuna superó una situación muy crítica. Lo que tengo claro es que, mientras se pueda, hay que disfrutar de la vida, de nuestra gente, de las cosas maravillosas que nos ofrece la existencia. Eso sí que lo valoras cuando has vencido la enfermedad.

Revolución en las Islas

?Parece que en esta campaña los partidos se presentan en Canarias un poco desfondados programáticamente. No hay una gran idea, un gran proyecto, algo revolucionario...

?No estoy de acuerdo. Lo que ocurre es que Coalición Canaria ya ha hecho una revolución en las islas. El autogobierno nos ha llevado a cotas de prosperidad que esta tierra nunca ha conocido. Nuestros trabajadores son mucho mejores y están mejor preparados. Nuestros empresarios son más fuertes y más capaces de competir. Hemos conseguido inversiones que nunca se habían hecho en estas islas olvidadas de Madrid. Así que ya no se trata de sacar de la nada a un país como era el nuestro, sino de seguir un trabajo de modernización. Canarias está ahora en un momento importante. Hemos creado prosperidad, empleo y desarrollo gracias al trabajo de muchos y sobre todo de la sociedad civil, de nuestro modelo de integración en Europa, del esfuerzo inversor del Gobierno canario? Ahora nos situamos en un escenario donde lo que decimos los nacionalistas es: "Bueno, ya hemos crecido, ya somos un país con impulso. Ahora vamos a empezar a vivir mejor, a mejorar nuestra calidad de vida, nuestro paisaje. Tenemos que trasladar lo bien que está Canarias a los ciudadanos a través de los servicios, de la Educación, de la Sanidad, de la Cultura". Todo eso es vivir mejor. Y ése es el mayor proyecto que uno puede presentar.

?Eso suena a lo de "Santa Cruz para vivir" que lanzaron ustedes en su día...

?Canarias para vivir mejor. Es verdad que eso es lo que pretendemos. Ya no se puede crecer a cualquier precio porque ya no estamos en la misma situación que antes, no tenemos la misma tasa de paro, no estamos infradesarrollados. Es como si usted se dirige a una persona que está ahogándose y le dice que si le gusta la puesta de sol. Lo que le va a gritar es que le tire un salvavidas, que no está para ver atardeceres. Aquí pasaba un poco esto, que Canarias estaba en una situación muy complicada económicamente hablando y tuvo que nadar muy fuerte para salir a flote. Afortunadamente, aunque quedan muchas cosas por hacer, somos un país con la suficiente prosperidad y desarrollo como para que empecemos a cuidar mucho más el impacto de la economía y de la vida sobre nuestra naturaleza y sobre nuestro patrimonio más escaso que es el suelo.

Atentado ecológico

?Algunos grupos ecologistas dicen que el Gobierno solo sabe hablar de cemento y hormigón y que no es creíble que se vaya a preocupar del medio ambiente...

?No creo que digan eso. Los gobiernos, en democracia, representan a los ciudadanos. Y el Gobierno canario que yo presida, si los ciudadanos siguen confiando en los nacionalistas, le aseguro que va a tener en cuenta, por encima de todo, una política de cuidado y de respeto de nuestra tierra. Y también de embellecimiento de las obras públicas, que no se pueden seguir haciendo de cualquier manera en Canarias porque además de que tenemos que cuidar nuestro patrimonio natural es que es un recurso fundamental de nuestra principal actividad económica, que es el turismo. Es decir, que no sólo hay que hacerlo por razones altruistas o de amor a esta tierra, sino desde un punto de vista muy práctico. Por otra parte, hay que ser conscientes de los beneficios de algo para los ciudadanos. La playa de Las Teresitas, por ejemplo, es un atentado ecológico brutal. Es una playa artificial, con arena africana, recreada de manera totalmente arbitraria sobre un sistema que resultó afectado por esa obra humana. Si algunos ecologistas de hoy, no todos, desde luego, hubieran existido en el momento que se hizo tal vez hubieran impedido su construcción. Pero el resultado ha sido bueno para los ciudadanos y para la Isla. Quiero decir que la actividad social humana es una intrusión en el medio ambiente. Lo que hay que determinar es los beneficios y los perjuicios sociales de esas intrusiones. Y estar muy vigilantes para que se aplique siempre el principio de la cautela del respeto al medio ambiente. Porque repito que no estamos hablando sólo de amor a nuestro paisaje, a nuestra naturaleza, sino de calidad de vida y de actividad turística.

Frenar el crecimiento

?Bien, ésa sería una de sus políticas prioritarias. El respeto al medio ambiente en las acciones públicas y privadas. Pero, además, usted defiende la moratoria turística, la creación de la policía autonómica y otros aspectos del programa electoral de Coalición Canaria.

?La moratoria no sólo la defiendo sino que colaboré en su impulso. Había que frenar el crecimiento descontrolado del sector turístico. Algunos, si no muchos empresarios, ya se han dado cuenta de que si no somos rigurosos en el control del crecimiento de las camas hoteleras y extrahoteleras al final podemos cargarnos el sector. Hay que buscar explotaciones de calidad y muchos hoteleros ya han demostrado que en Canarias hay un mercado para otro tipo de turismo, como el turismo rural, el senderismo, el de congresos, el de golf, el de los deportes náuticos... Nosotros estamos en torno a los doce millones de visitantes al año y lo que nos demandan nuestros turistas es seguridad, calidad de vida, paisaje, naturaleza? Bien, todo eso es el objetivo que persigue eso que se ha dado en llamar "moratoria": que se frene el crecimiento incontrolado de la planta turística y que se siga devorando suelo con promociones y más promociones. No se puede seguir vendiendo sólo sol y playa. Hay que imaginar nuevas alternativas de calidad y adecuadas a nuestras Islas, que tienen un potencial natural impresionante. Ahora bien, la moratoria también va a traer consecuencias negativas y hay que ponerse en marcha ya con medidas correctoras.

?¿A qué se refiere con lo de negativas?

?Lo que ha caracterizado a las Islas Canarias no es que su economía haya estado creciendo de forma constante en los últimos años, sino que lo ha hecho por encima de la media del Estado y de la media europea. Es decir, que nos hemos acostumbrado a un ritmo vertiginoso de crecimiento que ha ido tirando de todos los sectores. Con la moratoria se va a producir un "enfriamiento" económico por el que no es que dejemos de crecer, sino que seguramente vamos a normalizar las tasas de crecimiento. Así que desde ahora mismo tendremos que empezar a hacer algo que por otra parte es muy sano para Canarias y habría que haberlo hecho hace mucho tiempo: diversificar. No es saludable una dependencia tan grande como la que tenemos en las islas del sector terciario, del turismo y los servicios. Hay que ir corrigiendo, creando iniciativas en industrias de alto valor tecnológico y no contaminantes, en el terreno de la informática, de la sociedad de la comunicación, de la asistencia sanitaria que podemos prestar a zonas próximas, de la actividad comercial? Por supuesto que siempre tendremos un sector turístico esencial, porque estas islas son un paraíso y un lugar incomparable en el mundo, pero hay que pensar en más cosas, en ser más ambiciosos, porque tenemos el talento y la preparación para hacerlo. Canarias será un país de referencia para todo su entorno geográfico y tiene que cumplir ese papel. Como está empezando a cumplir el de ser plataforma comercial entre los tres continentes, con la mejora de sus instalaciones portuarias.

Canarias, lugar seguro

?Antes le hablaba de la policía autonómica y usted ha hablado de la seguridad que buscan los turistas. Parece que la seguridad empieza a ser menor en Canarias.

?Canarias es uno de los lugares más seguros del mundo. Doce millones de personas que nos visitan lo saben. Precisamente por esa razón el Estado ?que ciertamente tiene problemas mucho más graves en otros sitios? ha hecho dejación de sus tareas en el terreno de la seguridad en nuestras islas. Necesitamos más policías en las zonas turísticas, más control en la inmigración de una pequeña y gran delincuencia que a la larga puede terminar asentándose en las islas y crear problemas. Así que vamos a tener que plantearnos poner en marcha una policía propia para garantizar esa seguridad de la que hablábamos, más que en la actualidad en el futuro; es decir, para garantizar que no se deteriore la seguridad que tenemos hoy. Lo que ocurre es que los gobiernos no crean las cosas de la nada. Cada servicio que se presta cuesta dinero y la policía autonómica es un servicio que en otras comunidades ha supuesto una inversión muy importante, así que vamos a estudiar muy bien cómo se hace de forma tal que tenga el mínimo impacto sobra la hacienda pública, es decir, sobre el bolsillo de los ciudadanos.

?¿Por qué cree usted que los ciudadanos van a votar a Coalición Canaria y no a otro partido? ¿Cuáles son las razones que le diferencian de otros candidatos?

?Yo no creo que sea mejor candidato que cualquier otro de los que se presentan a estas elecciones. Lo que sí tengo a mi favor es que represento a un partido político que ha cambiado la historia de Canarias. Hemos hecho más fuerte a esta tierra, hemos conseguido que tenga voz en Madrid, que tenga grupo propio en el Congreso de los Diputados, que se cuente con Canarias cuando hay que debatir los grandes asuntos del Estado y, por supuesto, los que les afectan. Y lo hemos hecho sin violencia ni intimidación, con absoluto respeto constitucional, con lealtad y solidaridad con el resto de las comunidades autonómicas. Canarias ha sido un ejemplo democrático de un pueblo capaz de darse a sí mismo el autogobierno y de ejercerlo con responsabilidad. Y fruto de esa seriedad es que en estos años hayamos conseguido rubricar un impulso al desarrollo de nuestras islas que no tiene parangón en ningún otro momento de la historia. Por supuesto que, como todo en la vida, estas cosas no se logran en exclusiva por ningún grupo social sino por toda la sociedad. Pero los nacionalistas de Coalición Canaria hemos estado en el timón de la nave de Canarias y hemos sabido llevar un buen rumbo. Y creo que eso la gente lo sabe. Los ciudadanos se dan cuenta de quién trabaja y quién no, de quién lo hace bien y quién no. Así que tengo confianza en ellos.

?Pero hay cierta apatía electoral. ¿No le parece que la abstención ha crecido mucho?

?Si algunos políticos se insultaran menos y trabajaran más, si explicaran mejor sus programas y criticaran menos a las personas que ven como sus adversarios, seguramente los ciudadanos tendrían mejor opinión de nosotros. Pero tenemos que entender que el mejor sistema posible de gobierno es la democracia y que los partidos políticos, con todos sus defectos, son el único sistema plural para representar las opciones ideológicas de los ciudadanos.

?Por último, señor Martín. A usted se le acusa en Gran Canaria de ser un hombre de Tenerife, de representar al "poder" chicharrero. Eso le puede hacer muy difícil un futura presidencia.

?Algún periodista en algún medio de comunicación ha leído así, como dice usted, mi aceptación en Las Palmas. La lectura la respeto, pero no la comparto. Yo tengo una excelente relación con sectores sociales de Gran Canaria, como la tengo con el resto de las islas. Ya decía que no me creo un candidato mejor que los demás. Lo que sí tengo a mi favor es que represento a un partido político que ha cambiado la historia de Canarias; y que cuenta con los mejores equipos. Hemos hecho más fuerte a esta tierra, hemos conseguido que tenga voz en Madrid, mucha gente, mucho que dar y que obtener más allá de las dos capitales de la Comunidad. De todas formas le voy a decir algo: no me ofende en absoluto que se diga que soy de Tenerife y un político de Tenerife, porque es absolutamente cierto. Claro que soy de Tenerife y claro que represento a los chicharreros. Pero es que esta Isla ha influido mucho y muy bien en la historia última de Canarias. Así que no sólo no me parece negativo lo que dice usted que se dice en Las Palmas, si fuera cierto, sino un motivo de orgullo. Y créame que cuando se está en el Gobierno uno tiene que mirar a todas las islas y a todos los canarios por igual. No sólo porque va implícito en el cargo sino porque se tiene claro que aquí o salimos todos para adelante o con que uno sólo se nos quede atrás habremos fracasado.

ADÁN MARTÍN MENIS CANDIDATO DE CC A LA PRESIDENCIA DEL GOBIERNO DE CANARIAS