Jornada Deportiva

Implantación empresarial

El consejo de administración del CD Tenerife y la CEOE tuvieron ayer su primera toma de contacto con vistas a la tercera fase de la ampliación de capital social. Las conclusiones fueron positivas.
J. RUIZ, S/C de Tenerife
23/may/03 11:24 AM
Edición impresa

La supervivencia del CD Tenerife depende de que se complete a finales de junio la ampliación de capital social. De los 16.384.582,20 euros propuestos, sólo se ha cubierto un mínimo porcentaje, cuando ya se ha cerrado la primera fase, destinada a los accionistas, y se ha alcanzado el ecuador de la segunda, abierta a todas las personas físicas o jurídicas que quieran participar, con un tope de 850 acciones para cada una de ellas.

Para compensar la lentísima evolución de este proceso, los dirigentes del CD Tenerife han centrado sus actuaciones en la tercera vuelta, en la que podrán intervenir instituciones y empresas sin una cantidad máxima de títulos. Precisamente, ayer se llevó a cabo una reunión que podría derivar en la salvación económica del club.

A la cita acudieron, por una parte, la mayor parte del colectivo de presidentes de las diferentes asociaciones que constituyen la CEOE (Confederación de Empresarios) de la provincia y por otra, una representación del consejo de administración del CD Tenerife.

José Fernando Rodríguez de Azero, presidente de la CEOE, aprovechó la apertura del acto para reclamar la máxima colaboración por parte del gremio que encabeza. Luego, tomó la palabra Víctor Pérez de Ascanio, el primer dirigente blanquiazul, para reforzar la alocución anterior y prometer que la entidad se adaptará a la realidad financiera que vive en virtud de un presupuesto ajustado a las circunstancias existentes y a una política marcada por la austeridad.

Tras la exposición, que incluyó un informe del estado de cuentas del Tenerife a cargo del consejero asesor y experto en economía Esteban Mesa, comenzó el intercambio de ideas. Hubo quien equiparó la propuesta con una inversión publicitaria. Otros opinaron que se trata de ayudar a la Isla, más que a un club. Cabe resaltar las facilidades ofrecidas por CajaCanarias a los empresarios a través de la emisión de créditos preferenciales.

Esta toma de contacto tendrá su prolongación en otro encuentro entre los miembros de la CEOE, previsto para la próxima semana, en el que concretarán los términos explicados ayer. Todo apunta a que cada federación empresarial asumirá la compra de un importante paquete de acciones, apoyándose en la financiación de CajaCanarias.

A la salida de la sede de la CEOE, Pérez de Ascanio expresó su optimismo, "porque veo que hay interés en implicarse para sacar esto adelante. Espero que esto suponga un relanzamiento". El dirigente aclaró que el paso dado por los empresarios no implica que los aficionados se olviden de comprar acciones. "Tenemos que intervenir todos y no hay que darle toda la carga al empresariado". No obstante, apuntó que "este sector es fundamental para cubrir una gran parte de la ampliación". Sin ánimo de transmitir pesimismo, señaló que "no podemos dejar que el club desaparezca y desde el consejo de administración estamos haciendo todo tipo de actuaciones para que esto no suceda". Una de ellas, aparte de la reunión con la CEOE, es el giro dado a la promoción publicitaria de la ampliación de capital, ya que el anterior no caló en la sociedad. El nuevo refleja "un mensaje triste, pero realista".

Por otra parte, el presidente volvió a agradecer el apoyo ofrecido por CajaCanarias desde que accedió a la dirección del Tenerife.

Para concluir, Pérez de Ascanio admitió que existe un último recurso legal en caso de que no se recaude el dinero previsto, la aprobación de otra ampliación de capital antes del 31 de julio de este año.

"Es vital para el club"

José Fernando Rodríguez de Azero relató que "tuve una conversación con el presidente del Tenerife hace unos días y, a raíz de ella, me ofrecí a colaborar para que el mundo empresarial se vincule más a la ampliación de capital. Sé que hay empresarios que ya lo están haciendo, pero de lo que se trata es que se una el mayor número posible. Evidentemente, la situación es muy delicada, el tiempo corre y estamos haciendo un esfuerzo para que este asunto culmine felizmente". El presidente de la CEOE opinó que la implicación del sector empresarial "es vital para el Tenerife". Además, afirmó que la supervivencia del club "es un beneficio para la provincia y eso también repercute en las empresas". Al respecto, agregó que "es más viable decirle a los empresarios que colaboren con la imagen de la Isla, que con el fútbol en sí. El hecho de que el empresario que participe tenga a su disposición cierta propaganda, une mucho más este matrimonio".