Nacional

Cuatro heridos al explotar un sobre en una oficina de Correos de Valencia

La Delegación del Gobierno en la Comunidad valenciana descarta la autoría de ETA y apunta a un grupo radical o anarquista. Una de las víctimas precisó ser intervenido en una mano, aunque no se teme por su vida, y los otros tres fueron dados de alta tras ser atendidos en un centro hospitalario.
COLPISA, Valencia
25/may/03 7:53 AM
Edición impresa

Seguridad "total"

Cuatro personas resultaron heridas ayer, tres de ellas de carácter leve, como consecuencia de la explosión de un sobre que contenía pólvora enviado a una oficina de Correos de Valencia. El delegado del Gobierno en la Comunidad Valenciana, Juan Cotino, afirmó que las primeras hipótesis apuntan que, "por el tipo de material utilizado, no parece ser de ETA" y apuntó como posible origen del envío "a un grupo anarquista o radical".

Uno de los heridos precisó una intervención quirúrgica por las lesiones sufridas en una mano, aunque no se teme por su vida. El resto de heridos fueron dados de alta tras ser atendidos en un centro hospitalario de lesiones leves.

Cotino explicó, tras visitar la oficina de Correos del número 175 de la calle de San Vicente, de Valencia, que "era una pequeña cantidad de pólvora en un sobre marrón" que alrededor de las 7:35 horas de la mañana explotó cuando unos empleados cambiaban de lugar unas cajas con correo. El delegado del Gobierno comentó que será difícil conocer el origen del envío, "porque el sobre ha quedado hecho pedacitos". El envío iba a ser distribuido por el distrito 5 de Valencia, correspondiente a la Gran Vía Marqués del Turia y alrededores.

Cotino apuntó que este atentado podría tener relación con el envío de un sobre que también explotó el pasado año en las dependencias de la Jefatura Superior de Policía de la Comunidad Valenciana y en varios puntos de Madrid, y que entonces se atribuyó a un grupo radical.

El secretario de Estado de Seguridad, Ignacio Astarloa, precisó ayer que el herido más grave tras la explosión es Eugenio Sebastián Gil, de 51 años de edad, que precisa una intervención quirúrgica en una mano.

Por su parte, el gerente de Oficinas de Correos, Miguel Delicado, insistió ayer en que a la oficina de Correos de la calle San Vicente de Valencia "llegan 5.000 millones de envíos al año y todos son escaneados". "La seguridad es total" añadió. Delicado explicó que los envíos postales con destino a la Comunidad Valenciana llegan al Centro de Tratamiento Postal de Quart de Poblet (Valencia) y que los que se van a repartir en la zona centro de Valencia son enviados al edificio de la calle San Vicente.

Por ello, comentó que "el sobre tiene que haber sido manipulado en Quart" y que la investigación debe aclarar "qué ha pasado". El gerente de Oficinas señaló que la explosión se ha producido en la planta baja del edificio y que inmediatamente se evacuó a los trabajadores. Alrededor de las 11:00 de la mañana entraron a recoger sus vehículos pero no accedieron al interior del edificio a recoger sus objetos personales. Los empleados volverán a su puesto habitual el próximo lunes.

El secretario de UGT de Correos, José Vicente Veintimilla, manifestó que el herido que permanece hospitalizado es "un cartero que iba a realizar el reparto".

Localizado un artefacto en la casa de un ertzaina

El artefacto casero localizado ayer en San Sebastián fue colocado en el rellano de la escalera del domicilio de un agente de la Ertzaintza, informaron fuentes de este cuerpo policial. Los hechos sucedieron en la calle Usandizaga del barrio donostiarra de Gros sobre las 13,15 horas, cuando explotó el artefacto pirotécnico colocado como iniciador de la bomba, cuya carga, compuesta por un bidón de gasolina, no llegó a estallar, según las citadas fuentes.

La detonación del petardo alertó a una mujer que se encontraba en esos momentos en el portal, mientras que minutos después agentes de la Ertzaintza se desplazaron al lugar para retirar el artefacto. Una patrulla de la Ertzaintza mantuvo cerrado el acceso a la calle Usandizaga, mientras que expertos de este cuerpo policial se personaron en el portal para tratar de obtener pruebas que ayuden en la investigación de este sabotaje. Se trata del segundo ataque contra agentes de la Ertzaintza registrado en esta última semana en Guipúzcoa, ya que el pasado jueves el vehículo particular de una agente de Azpeitia fue incendiado por un grupo de desconocidos.