Vivir
LO ÚLTIMO:
Dimite la ministra de Trabajo británica leer

Las sillas de coches para niños no son muy seguras

Un estudio realizado por asociaciones europeas de consumidores, como la OCU, ha analizado los 29 asientos infantiles que existen en el mercado, de los que ninguno ha obtenido las cinco estrellas de máximas garantías.
EFE, Madrid
28/may/03 8:11 AM
Edición impresa

Las sillas de coche para niños cumplen la normativa europea pero deben mejorar, según un estudio de la OCU presentado ayer, en el que ninguno de los asientos estudiados cumple los requisitos de máxima seguridad y cinco de ellos sólo tiene el mínimo exigible por homologación.

Realizado por las asociaciones europeas de consumidores integradas en ICRT, entre las que se encuentra la OCU, y los clubes automovilísticos RACE y RACC, el estudio valora tanto la seguridad como la facilidad de uso de 29 asientos infantiles existentes en el mercado español.

Todos ellos, al igual que en el resto de los países de la UE, han recibido la homologación europea tras pasar una prueba de simulación de un choque frontal "no muy fuerte" y ser instalados en un asiento estándar.

Sin embargo, los realizadores del estudio consideraron que las condiciones reales de un accidente están alejadas de estas pruebas y sometieron a las sillas infantiles a un test más severo así como a una prueba de choques laterales, por ser éstos muy frecuentes.

Con estos criterios, de las sillas analizadas ninguna obtuvo las cinco estrellas de máxima seguridad, aunque los mejores resultados aparecen en las destinadas a los bebés de hasta 18 meses y que se colocan en sentido contrario a la marcha del automóvil.

La mayoría (17) se situaron en una media de tres estrellas, mientras cuatro consiguieron otras tantas estrellas.

Por debajo, figuraron cinco que obtuvieron una sola estrella, el mínimo prescrito para la homologación y que, según los criterios manejados en el análisis, resultan insuficientes, y una tuvo dos estrellas. De las sillas estudiadas, dos eran modelos idénticos a otros dos que aparecían en el estudio por lo que computaron como 27.

Respecto a los cierres ?que deben ser lo suficientemente fuertes para que el niño no los abra y lo suficientemente fáciles para desbloquearlos en caso de accidente? los analizados por la OCU resultaron correctos.

La portavoz de OCU, Iliana Izverniceanu, destacó en rueda de prensa que "los fabricantes han mejorado, pero todavía queda mucho camino por recorrer" y manifestó la necesidad de crear un norma universal para regular estos productos.

Añadió que en todo caso "la silla más insegura es mejor que ninguna" y advirtió del riesgo de llevar a los niños en los brazos o sin ninguna sujeción.

En este aspecto, el representante del RACC Pere Sauret señaló que el 50 por ciento de los usuarios españoles no utilizan un sistema de fijación de los niños en los automóviles o lo hacen incorrectamente y citó como ejemplo Madrid, donde 50.000 menores de seis años no están correctamente sujetados al coche.