Venezuela

La firma del acuerdo electoral abre una solución a la crisis política y social

El Gobierno venezolano y la oposición firmaron ayer, tras seis meses y medio de negociaciones, un acuerdo de 19 puntos. Su promotor, el secretario general de la OEA, César Gaviria, dijo que "no resuelve las discrepancias existentes, pero es un aporte para que el proceso siga la normalidad".
EFE, Caracas
30/may/03 8:25 AM
Edición impresa

Tras seis meses y medio de negociaciones dirigidas por el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), César Gaviria, el Gobierno de Venezuela y la oposición firmaron ayer un acuerdo de 19 puntos para superar la crisis política y social en este país.

El acuerdo significa el fin de la gestión en Venezuela de la OEA, el Centro Carter y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en los términos planteados desde que comenzaron su acción "facilitadora", el 8 de noviembre de 2002.

"Después de largos meses de negociaciones hemos llevado a buen término la tarea que se nos encomendó. El acuerdo no resuelve las discrepancias existentes, pero es un aporte para que el proceso se enmarque en la normativa vigente", dijo Gaviria antes del acto de la firma.

También termina, de momento, el apoyo que a las negociaciones brindó el Grupo de Amigos de Venezuela, formado por Brasil, Chile, España, EEUU, México y Portugal, cuyos embajadores en Caracas asistieron a la ceremonia.

Gaviria destacó que el documento consagra que la vía del referéndum revocatorio es el instrumento adecuado para superar la actual crisis.

"Ese es el instrumento constitucional, democrático, pacífico y electoral que nos propusimos buscar cuando iniciamos las negociaciones", señaló Gaviria.

La fórmula del referéndum revocatorio fue en principio planteada por el Gobierno pero rechazada por la oposición, que intentó alcanzar sus objetivos por otros medios, en ocasiones anticonstitucionales.

El referéndum revocatorio permite interrumpir el mandato de cualquier gobernante a la mitad del período para el que fue elegido si los votos en favor de su salida del cargo superan a los que obtuvo en su elección.

La convocatoria de esa clase de referéndum depende de que quienes lo promuevan cumplan con los requisitos exigidos por la ley y de las decisiones que sobre su realización tome el Consejo Nacional Electoral.

Gaviria pidió a los venezolanos que rompan la "polarización" y la intolerancia que todavía se palpan en el ambiente y que trabajen para instaurar un clima de "reconciliación".

El secretario de la Organización de Estados Americanos fue el único orador oficial del acto, que se celebró en un hotel del centro de Caracas.

El oficialismo no presentó fisuras a la hora de firmar el documento, pero hasta minutos antes del acto no era seguro que la oposición lo respaldara en bloque.

Chávez, eufórico

El presidente venezolano, Hugo Chávez, celebró ayer el acuerdo alcanzado y dijo que "no hay ni vencedores ni vencidos". "No es a través de un golpe de Estado, de asesinatos, ni de planes perversos para detener la economía y desestabilizar el país como se debe cambiar un gobierno", señaló Chávez . Nada más terminar el acto de la firma, Chávez apareció en la cadena nacional de radio y televisión para elogiar el acuerdo y calificarlo de "un triunfo de todos los venezolanos". Chávez destacó que su firma, ante representantes de la comunidad internacional, era el reconocimiento de la vigencia de la Constitución por parte de algunos sectores de la Coordinadora. El gobernante se mostró eufórico porque los grupos opositores que organizaron la huelga general entre diciembre y enero pasados con el fin de derrocarlo y que, según el Gobierno, auspiciaron el golpe de Estado de abril de 2002, se hayan comprometido a utilizar un mecanismo constitucional como el "referéndum revocatorio" para alcanzar tal objetivo.