Vivir

El SCS medirá mañana en la calle el monóxido de carbono de los fumadores

Los consumidores asiduos de tabaco residentes en Tenerife y Gran Canaria podrán conocer la cantidad de monóxido acumulada en sus pulmones como consecuencia del nocivo hábito, en dos puestos informativos que se instalarán en ambas capitales, con motivo del Día Mundial sin Tabaco.
EFE, Las Palmas
30/may/03 8:26 AM
Edición impresa

Los fumadores de Gran Canaria y Tenerife tendrán oportunidad de medir el monóxido de carbono acumulado en sus pulmones como consecuencia de su hábito en sendos puestos informativos que se instalarán mañana en la calle Castillo esquina plaza de Weyler, en Santa Cruz de Tenerife, y en la calle de Triana, en Las Palmas, con motivo de la conmemoración del Día Mundial sin Tabaco.

Una fecha ante la cual el Servicio Canario de Salud (SCS) animará a los mayores a dejar de fumar y a niños y jóvenes a no empezar a hacerlo con varias actividades enmarcadas en la llamada "Semana sin Humo", que, por cuarto año, se llevará a cabo en el Archipiélago a partir del mismo 31 de mayo, con intención de reducir la incidencia de la que es la primera causa de muerte evitable en la región.

El tabaquismo es un hábito que, pese a que sus nefastas consecuencias son de sobra conocidas, se resiste a abandonar un alto porcentaje de la población que ha caído en él, que en muchos casos sólo deja de fumar "cuando ya es tarde y recibe una mala noticia, como que tiene un cáncer o que el cigarro les ha provocado un infarto", afirmó ayer el director del Servico Canario de Salud (SCS), Alberto Talavera.

El responsable de la asistencia sanitaria subrayó que, de hecho, datos repetidos como que entre 1.400 y 1.500 de las muertes que se producen cada año en Canarias han estado determinadas por ese hábito o que si un 10 por ciento de los fumadores lo dejara el SCS dispondría de 600 millones de euros más de su presupuesto anual para otros fines, no hacen mella en la conciencia de los adictos al humo.

Por ello, junto a las acciones destinadas a informar a quienes ya fuman y a ayudar a quienes quieren dejar de hacerlo pero no se ven capaces solos, las autoridades sanitarias isleñas centrarán buena parte de sus esfuerzos en la prevención, a fin de evitar que niños y jóvenes se incorporen al colectivo de los fumadores.

En esa línea, el Gobierno autónomo ha programado también para la próxima semana la emisión en televisiones y cines de anuncios publicitarios que invitarán a los futuros adultos a llevar una vida libre de humo. Anuncios que llevarán un mensaje positivo, enmarcado en la campaña que con igual fin se ha acordado para toda la Unión Europea: "Feel free to say no", "Sé libre para decir no".

Por su parte, el Ministerio de Sanidad celebró ayer el Día Mundial sin Tabaco, al que la OMS dedica este año el lema "Cine sin tabaco, moda sin tabaco, acción", y en el q ue la ministra Ana Pastor apostó por una regulación que evite la promoción de este hábito en el cine y la moda. El tabaco mata en España a 55.000 personas cada año y la edad de inicio está ahora en los 13,4 años.

Diez mil intervenciones

El consejero de Sanidad en funciones del Gobierno de Canarias, Rafael Díaz, calificó en la misma rueda de prensa de "bueno" el balance de su gestión al frente de dicho departamento en la legislatura que termina, y negó que sean precisas nuevas medidas para acortar las listas de espera, como afirma el PP. Prueba de sus afirmaciones es que, en la actualidad, "las listas de espera se han reducido a la mitad de lo que había en los años 1994 ó 1995", aseguró. Rafael Díaz destacó además que la solución que propuso para recortar las listas de espera durante la reciente campaña electoral el líder del PP en Canarias, José Manuel Soria, que abogó por abrir los hospitales a las intervenciones quirúrgicas también en horario de tarde y no sólo de mañana es algo que ya está llevando a cabo desde hace tiempo y a iniciativa propia el SCS. En ese sentido, el director del Servicio Canario de Salud precisó que en los últimos quince meses se han efectuado 10.000 intervenciones quirúrgicas programadas con antelación, además de las de carácter urgente que se atienden como norma en el momento en que surge la necesidad.