Dinero y Trabajo

CEOE-Tenerife prevé una recuperación rápida del pulso económico de Canarias

Los empresarios basan su pronóstico en la buena marcha de los principales indicadores, pero sobre todo en el hecho de que el índice de producción industrial "ha retomado la senda positiva".
EL DÍA, S/C de Tenerife
1/jun/03 15:54 PM
Edición impresa

La Confederación Provincial de Empresarios de Santa Cruz de Tenerife (CEOE-Tenerife) dibuja un escenario propicio a la recuperación económica en su informe de coyuntura correspondiente al primer trimestre del presente año, que, según destaca, estuvo marcado por "una discreta disminución de la tasa de paro".

Con respecto a la evolución del IPC, la patronal estima que las Islas, salvo imprevistos, seguirán con tasas interanuales (referidas a períodos de doce meses que no se corresponden con el año natural) por debajo de la media nacional, como sucedió entre los meses de enero y marzo pasados. La inflación interanual se situó en marzo en el 2,7% en la provincia Occidental, y en el 3,4% en la Oriental. La media nacional se situó en el 3,7%.

"Otro dato positivo fue la estabilidad en el consumo que no se vio resentida por los indicadores financieros ni resto de acontecimientos que, por el contrario, sí han afectado a las variables de inversión", destaca la CEOE en su informe.

Ahora bien, enfatiza que "el elemento más positivo" fue el índice de producción industrial, que ha vuelto a retomar una senda de crecimiento. Dicho indicador, razona, "permite prever una recuperación de la economía para los próximos meses".

Tras hacer referencia a que el sector turístico es la variable que continúa siendo clave para la economía de Canarias, el informe refleja que el mes de enero registró un buen dato, con un aumento del 5,41% en la entrada de turistas, "sin embargo, tanto en febrero como, especialmente, en marzo, los descensos fueron acusados, con lo que la tasa acumulada (en lo que va de año) descendió hasta un 1,24%. La patronal, que insiste en que el turismo nacional se ha confirmado en las Islas como un eficaz contrapeso frente al retroceso del turismo extranjero, cifra en 33.936 el bajón del número de llegada de visitantes de otros países entre enero y marzo.

Escenario internacional

Acto seguido alude a que pese a que países como Alemania, con un gran peso turístico en Canarias y toda España, pasa por indiscutibles horas bajas, "encontramos previsiones con un marcado acento optimista". Así recuerda que Exceltur prevé que el número de turistas podría volver a incrementarse este año un 2,2 %, llegando a alcanzar a finales del 2003 los 53 millones de personas en España pero, eso sí, apuntando también una caída de un 2,6% del gasto promedio por turista para finales del 2003,"aunque mejorando la tendencia decreciente iniciada en años anteriores".

Seguramente -señala el documento- estaremos ante una nueva disminución o estancamiento de los precios de los paquetes turísticos puesto de manifiesto en la Encuesta de Clima Turístico elaborada por Exceltur.

Dicha encuesta indica que un 80% de los empresarios de Baleares y Canarias manifestaron que realizaron una reducción de las tarifas hoteleras, y en Canarias el Índice de Precios Hoteleros del INE registra un descenso del 1,6% interanual entre enero y marzo.

Es un hecho, sigue el informe, que "para nuestros principales clientes extranjeros, alemanes e ingleses, se presagian tiempos difíciles abiertamente contrastados con los datos del último trimestre". El continúo crecimiento de la oferta turística internacional, la reducción de precios, particularmente en destinos competidores como Turquía, Egipto o el Caribe, favorecido además por la galopante apreciación del euro frente al dólar, y la próxima temporada de verano donde la mejora de las temperaturas dispara de manera natural el incremento de destinos, trasladaran inevitablemente dichos efectos sobre el sector.

En el documento se indica que el final de la guerra en Irak cedió de nuevo el protagonismo a la economía sobre la política en el mundo occidental. El descenso y la posterior estabilización del precio internacional del petróleo, las tasas de inflación relativamente controladas en la Unión Europea y los tipos de interés reducidos tanto en Estados Unidos como la Unión son factores que contribuyen en la actualidad y en los próximos meses a suministrar a los mercados cierta confianza, aunque las bolsas, espejos de la coyuntura económica, continuaran debatiéndose entre discretos avances y retrocesos a medida que las grandes multinacionales y principales países presentan sus resultados.

En Asia siguen sumergidos en su particular crisis económica agravada por la SARS (neumonía atípica) que afecta principalmente a China y Taiwan, así como, el resto de países vecinos y cuyos efectos están todavía por determinar. En Latinoamérica, continua la situación caótica y de recesión de los últimos meses, en particular en Uruguay, Venezuela y Argentina, que estrena presidente, mientras que Brasil, México o Colombia se encuentran con ritmos reducidos de crecimiento típicos de una fase de crisis.

Los principales actores internacionales se agrupan entre aquellos que parecen abandonar situaciones de crisis o presentan mejor comportamiento ante ella, como los Estados Unidos o Irlanda y Grecia en Europa.

Clima turístico

Existe otro grupo que no acaban de definir su situación y donde la sombra de la incertidumbre planea, como sucede en el caso de España, que junto con el Reino Unido, Suecia y Dinamarca "se mueven dentro de una fase de desaceleración previa sin caer por debajo del 1,5% de crecimiento anual".

Por último tenemos aquellos quienes definitivamente manifiestan abiertamente su crítica situación, como sin los casos de Italia, Alemania y Francia. Estos, registran retrocesos en su crecimiento económico, movilizaciones sociales, huelgas y gobiernos que no acaban de atreverse a realizar reformas que propicien mayor dinamismo a sus economías, lastradas por mercados de trabajos rígidos, abuso del gasto público y sistemas sociales con prestaciones sociales por encima de las verdaderamente asumibles.

Esta situación, reitera la Confederación Provincial de Empresarios, incide directamente sobre la principal actividad del Archipiélago: el turismo.

Nuevos retos en Europa

La patronal empresarial tinerfeña hace hincapié en que, desde una perspectiva institucional, el nuevo Gobierno "deberá pilotar con mucho tino", la adaptación de la normativa Canaria a las nuevas realidades de una Unión Europea ampliada. Y poner especial celo en la negociación de los incentivos fiscales, la redacción del futuro "Estatuto" de las Regiones Ultraperiféricas, el mantenimiento de las Islas entre las regiones objetivo 1 y la adaptación de los instrumentos de apoyo al sector agrícola. "En Canarias, el panorama postelectoral se mantiene muy similar al anterior y se prevé una continuidad en todas las instituciones. Aún así, el nuevo Gobierno deberá estar pendiente de ir resolviendo los asuntos que más preocupan a los canarios: vivienda, inmigración, seguridad y empleo", apostilla en su informe la patronal.

Desde el punto de vista macroeconómico, continúa la CEOE-Tenerife, "el principal reto es la capacidad para contener el crecimiento de la oferta turística sin menoscabo de los ingresos". Y advierte de que las dotaciones de grandes infraestructuras como puertos y aeropuertos chocan con los intereses medioambientales y pueden suponer un retraso en la modernización de las Islas".