Jornada Deportiva

Alonso, con los mejores

El piloto colombiano Juan Pablo Montoya se hizo con la victoria en el Gran Premio de Mónaco, cita puntuable para el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno. El español finalizó en la quinta plaza.
EFE, Montecarlo
2/jun/03 11:26 AM
Edición impresa

Fernando Alonso (Renault) ha recuperado el tercer puesto en el Campeonato del Mundo de Fórmula Uno gracias a su quinto puesto conseguido ayer en el Gran Premio de Mónaco, que ha ganado el colombiano Juan Pablo Montoya (Williams-BMW), quién enriquece su palmarés al unir esta prestigiosa victoria a la de las 500 Millas de Indianápolis.

El triunfo de Montoya, segundo en Fórmula Uno tras el obtenido en 2001 en el Gran Premio de Italia, se ha producido al final de una carrera en la que el finlandés Kimi Raikkonen (McLaren-Mercedes) no le ha dado respiro en las últimas veinte vueltas, cuando la diferencia entre ambos no ha sido superior a un segundo.

Las cosas no son como empiezan, sino como acaban, y Fernando Alonso después de unos comienzos no muy afortunados ha terminado con un buen resultado, que podía haber sido mejor, seguramente tercero, si hubiera realizado una sola parada para repostar y cambiar neumáticos, como pretendía, pero el equipo no lo ha admitido.

En carrera las cosas se le dieron de cara, porque en la salida el británico David Coulthard (McLaren-Mercedes) que partía delante suyo, se desplazó hacia el lado derecho de la pista para cerrar al brasileño Rubens Barrichello (Ferrari) y eso hizo que quedara una autopista por el lado izquierdo para Alonso.

Gracias al buen sistema de salida y a la maniobra de Coulthard, Fernando Alonso se presentaba en la curva de Santa Devota con dos puestos ganados y representando una seria amenaza para el alemán Michael Schumacher.

El principal problema es que el compañero del Alonso, el italiano Jarno Trulli, estaba haciendo un tapón y eso permitía a los Williams-BMW del alemán Ralf Schumacher y de Montoya y al McLaren-Mercedes de Kimi Raikkonen distanciarse.

Si después de la primera parada para repostar y cambiar neumáticos el ovetense había sido adelantado por Coulthard y Barrichello, gracias al tapón que les hizo Trulli tras su segunda parada, eso le permitió a Alonso tirar a tope durante cinco vueltas y volver a la pista en quinta posición.

Si se tiene en cuenta que detrás suyo ha dejado a su compañero de equipo y a dos coches superiores a su Renault, el McLaren-Mercedes del vencedor del año pasado David Coulthard y el Ferrari de Rubens Barrichello, era muy difícil poder hacerlo mejor.

Montoya se ha visto a obligado a atacar desde la salida a la meta, primero presionó a su compañero de equipo, el alemán Ralf Schumacher, hasta que este se detuvo por primera vez a repostar y cambiar neumáticos, para a continuación, con la pista libre, marcar la vuelta más rápida en carrera hasta ese momento y hacer su primera parada.

Pero, sin duda, la clave de la victoria del colombiano ha estado en su segunda parada, en la que sus mecánicos realizaron la operación en tan solo 6,7 segundos, algo menos de dos segundos que sus rivales, lo que le permitió encabezar la prueba después de que todos se hubieran detenido.

A veinte vueltas del final, cuando volvió al liderato su ventaja sobre Raikkonen era de tan solo un segundo y a partir de ese momento el finlandés no le dio respiro, pero además, por detrás, Michael Schumacher, tercero, era el hombre más rápido en pista y los once segundos de desventaja sobre el colombiano, iban a comenzar a disminuir rápidamente.

Montoya no cometió el más mínimo error y a pesar de llevar pegado a su alerón trasero a Raikkonen y que ya podía ver por los retrovisores a Michael Schumacher, logró cruzar la línea de meta con seis décimas de ventaja sobre el finlandés y casi dos segundos sobre el alemán.

Una vez más, se pudo comprobar que los mejores pilotos, que además cuentan con los mejores monoplazas, son los que están dando espectáculo en la presente campaña. Entre ellos se encuentra el español Fernando Alonso, que se está haciendo un lugar entre los privilegiados. Ayer, una vez más, volvió a demostrar que puede luchar con los mejores, a pesar de que su vehículo es inferior mecánicamente y de potencia a unos cuantos que están, ahora mismo, por detrás del de él.

Después de un comienzo de temporada frustrante, en el que ya se le escapó la victoria en el Gran Premio de Australia a pocas vueltas del final, Montoya lograba unir a su palmarés otra prestigiosa victoria, el Gran Premio de Mónaco.

Raikkonen por cuarta vez en la temporada terminaba segundo después de una carrera impecable y Michael Schumacher terminaba con su racha de tres victorias consecutivas y la esperanza de unir su nombre al del brasileño Ayrton Senna con un sexto triunfo en las calles del Principado.

Raikkonen mantiene su ventaja al frente de la clasificación del Campeonato del Mundo de Fórmula Uno, en la que ahora cuenta con 48 puntos, cuatro más que Michael Schumacher, Fernando Alonso recupera el tercer puesto con 29 puntos y el vencedor de ayer por la tarde, Juan Pablo Montoya, es quinto con 25, a dos puntos de Barrichello, que es cuarto.

Button salió del hospital

El británico Jenson Button (BAR-Honda), que el pasado sábado sufrió un accidente en el transcurso de los entrenamientos libres del Gran Premio de Mónaco, fue dado de alta en el Hospital Princesa Gracia tras estar sometido 24 horas en observación y ayer por la tarde no participó en la carrera.

A pesar de la insistencia del piloto por competir por la tarde no ha sido autorizado por el delegado médico de la Federación Internacional del Automóvil (FIA), Syd Watkins, aun cuando no sufre lesión alguna.

El director del equipo, el británico David Richards, ha comentado que sentía que su piloto no compitiera ayer.

"Creo que es la decisión correcta para una completa y rápida recuperación. La próxima semana probará en el circuito de Monza y dentro de dos semanas estará a punto para participar en el Gran Premio de Canadá".

Jenson Button espera estar en perfectas condiciones en los próximos días, aunque él esperaba estar ayer en la carrera.