Tenerife Norte

Las medianías de la Isla Baja se dotarán de red de riego

El proyecto que promueve el Cabildo pretende el establecimiento de una infraestructura hídrica adecuada que posibilite el suministro en situaciones de emergencia y que impida la pérdida de las cosechas.
EL DÍA, El Tanque
2/jun/03 18:39 PM
Edición impresa

El Cabildo de Tenerife ha iniciado las obras de la balsa y red de riego de apoyo de las medianías de Los Silos y El Tanque (Isla Baja). El presupuesto previsto para la realización de estos proyectos supera los 880.000 euros y cuenta con un plazo de ejecución de doce meses. Las obras se centrarán en la construcción de un depósito de 8.400 metros cúbicos de capacidad que será capaz de suministrar riego con total garantía en períodos de sequía a través de una red de distribución que recorrerá las zonas de cultivo

El proyecto comprende la instalación de tuberías para la red de distribución con una longitud total de 23.259 metros.

Toda esta infraestructura irá enterrada en zanjas, por lo que no afectará ni a las zonas de cultivo ni a las parcelas de dominio privado. En este sentido, se han proyectado 16 áreas de riego conectadas a la red principal, según se desprende del informe elaborado por el área insular de Agricultura.

Conservar el paisaje

Esta iniciativa beneficiará a los agricultores de la zona ya que se posibilita la conservación del paisaje agrícola de la comarca y el mantenimiento de una agricultura a tiempo real, de gran interés social para un alto porcentaje de la población. De esta manera, se ayudará a los agricultores a salvar sus cosechas y les animará a seguir cultivando. Los terrenos de las medianías de los términos municipales de El Tanque y Los Silos han venido sufriendo en los últimos años importantes períodos de sequía en el verano y en el in-vierno, lo que ha supuesto la pérdida de cultivos.

Con la ejecución de este proyecto la administración insular pretende paliar la situación, de manera que exista una infraestructura hí-drica adecuada que posibilite el riego en situaciones de emergencia y que impida la pérdida de las cosechas, según se recoge en el informe del área insular de Agricultura y Aguas.

La zona norte de la isla ha constituido el soporte de los sistemas agrícolas de secano orientados hacia los cultivos de subsistencia de la población.

Con el paso a una agricultura de tiempo parcial se ha prescindido de la mayoría de los cultivos y sólo las papas permanecen de forma notoria. Este producto representa un papel importante en el mercado interior por su alto consumo en la dieta.

El Cabildo Insular de Tenerife continúa modernizando las redes de regadíos de la Isla Baja, con especial repercusión en Buenavista del Norte, con la dotación de nuevas balsas para usos agrícolas, como las ubicadas en el Valle de El Palmar.

El suministro de ese recurso ha experimentado un notorio cambio en cuanto a la instalación de contadores conectados a las explotaciones agrarias, que permiten un aprovechamiento más racional.