Tenerife Sur

El poblado GUANCHE de Las Zocas

Dos asociaciones juveniles y culturales del municipio de San Miguel, Berijaje y Raíces de La Gomera, recrearon por segunda ocasión el modo de vivir de los aborígenes canarios, representación que se llevó a cabo en el asentamiento de La Jurada, de especial importancia por los restos encontrados.
EL DÍA, San Miguel de Abona
2/jun/03 19:36 PM
Edición impresa

Con el objetivo de recuperar las tradiciones, las asociaciones juveniles-culturales Berijaje de Las Zocas y Raíces de La Gomera de Guargacho han desarrollado, por segundo año consecutivo en el primero de los barrios sanmigueleros mencionados, una reproducción "viviente" de un poblado aborigen, representación que comenzó el viernes y finalizó en la tarde del domingo.

En este sentido, desde el Ayuntamiento de San Miguel de Abona, que colaboró en el proyecto, al igual que los cabildos de Tenerife y La Gomera, se señaló que la zona elegida para llevarlo a cabo fue "en el espacio conocido como La Jurada, lugar de asentamiento guanche".

Así, explicaron que en este entorno "se han encontrado restos de los antiguos pobladores de esta parte de la comarca, lo que confiere a este emplazamiento una especial importancia".

El poblado estuvo compuesto por una cueva sepulcral, "en la que contamos con momias", un área de sacrificio de animales y una cueva central, "que al ser un espacio más oscuro se utilizaba como dormitorio".

Sin embargo, no son las únicas cosas que pudo ver el visitante que se desplazó hasta La Jurada, "ya que contábamos con dos cabañas construidas con ramas secas aprovechando una pared de piedra, hornillos de tosca enterrados en el suelo, molinos para hacer gofio, vasijas con trigo y cebada, así como otras con leche para hacer quesos y los cuajos colgados", matizaron.

Agricultura y pesca

Organizadores y colaboradores de este proyecto también resaltaron que los pobladores aborígenes "se dedicaban a la ganadería y agricultura, para lo que procedimos a la representación del aprovechamiento del agua, colocando unos bidones en lo alto de un risco y dejando que el líquido corriese por la propia piedra con el objetivo de escenificar cómo se empleaba un bien escaso, o los huesos para hacer herramientas, que serían usadas en las tareas agrícolas. Asimismo, dispusimos de dos ovejas que fueron ordeñadas en este lugar".

Igualmente, "tampoco nos podemos olvidar de que muchos guanches se dedicaban a la pesca, por lo que teníamos las artes que supuestamente se utilizaban en la época prehispánica, incluso anzuelos elaborados con cuernos de baifos y pescado colgado, concretamente jareas".

Participación

En cuanto a la participación, se resaltó que en 2002 el poblado aborigen de Las Zocas contó con una asistencia de unas 1.200 personas, "pero este año se registró una mayor afluencia, con lo que las visitas fueron más elevadas que las conseguidas en el transcurso de la primera edición".

La partida económica que se habilitó para llevar a cabo dicha iniciativa fue superior a los 1.500 euros, dinero que llegó de las distintas administraciones que participaron en el proyecto, al igual que de las dos asociaciones culturales.