Santa Cruz de Tenerife
LO ÚLTIMO:
foto del aviso
Piden rechazar un protocolo que estigmatiza a personas con trastorno mental leer

Los bomberos acordonan una parte del edificio Parque Boulevar por precaución

Varios vecinos alertaron de los desprendimientos en la cornisa y, después de la pertinente inspección, las autoridades decidieron tirar abajo parte de los ladrillos y precintar la zona ante el riesgo de que alguna baldosa cayera, con el consiguiente peligro, a una de las vías más transitadas de la ciudad.
EL DÍA, S/C de Tenerife
3/jun/03 8:52 AM
Edición impresa

Los Bomberos de Santa Cruz retiraron en la mañana de ayer trozos de la fachada del edificio Parque Boulevar, uno de los lugares más céntricos y transitados de la capital tinerfeña ante el riesgo de que se desprendieran del inmueble que alberga tanto viviendas como un centro comercial.

Los bomberos procedieron a acordonar parte de la calzada, en concreto uno de los pilares de la construcción, después de que los inquilinos alertaran por la mañana del peligro de que pudieran caer pedazos a la calle.

El subdirector del parque de Bomberos de Santa Cruz de Tenerife, además de aparejador, Eladio Álvarez, descartó, en principio, después de una primera inspección sobre el terreno, que el daño pueda afectar a la estructura del edificio, pero afirmó que "se hará una evaluación en el laboratorio" y que, como medida preventiva se acordonará la calzada situada alrededor del pilar.

Daños en el pilar

El daño se debe "a un movimiento estructural que ha roto un añadido que tiene el pilar por motivos estéticos, de diseño", indicó Álvarez, quien señaló, además, que "hasta que se completen los estudios no será posible determinar si hay un problema estructural aunque, en principio, me inclino porque no sea así". Respecto a si habían sido avisados con anterioridad, indicó que "no, en nuestro caso es la primera vez que venimos a este edificio". Los bomberos "picaron" la fachada para tirar al suelo los ladrillos y cascotes que pudieran ser más peligrosos para la integridad física de los viandantes.

Asimismo, el administrador del edificio, Jaime Quintans, denunció que "la fachada ya viene con problemas desde hace tiempo" y recordó que hace aproximadamente un año y medio se produjo un hecho similar en otra parte de la misma. Los problemas, según dijo Quintans, deben ser resueltos por los promotores, arquitectos y aparejadores del edificio, ya que aún no ha finalizado el período de diez años de garantía, pues hace apenas cuatro años que fue construido.

También advirtió el administrador del riesgo de estos defectos, ya que el edificio, donde se sitúa el centro comercial Parque Boulevar, es una zona muy transitada, al haber muchos comercios y ser un área de recreo, en el que muchísimos niños y personas mayores pasan durante el día, lo cual aumenta el peligro caso de que se produjera algún desprendimiento. Quintans apeló a la búsqueda de una solución definitiva, "sin parcheos de ningún tipo".